Roland Garros: Gabriela Sabatini y Gisela Dulko, en otra jornada de sol y mucho público en París

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Gabriela Sabatini; deportes; tenis
Thibault Camus

PARÍS.- Mucho sol, más espectadores, y otras sensaciones en el segundo capítulo de la incursión de Gabriela Sabatini y Gisela Dulko en el Legends Trophy, el certamen que reúne a grandes figuras de otros tiempos, en Roland Garros. Las dos argentinas volvieron nuevamente al coqueto Court Suzanne Lenglen, esta vez para enfrentarse, por la segunda fecha del Grupo A del certamen de grandes figuras, con las francesas Tatiana Golovin y Nathalie Tauziat. Sabatini y Dulko habían tenido un muy buen debut frente a Lindsay Davenport y Mary-Joe Fernandez, a las que derrotaron por 6-3 y 6-3, pero en esta ocasión se inclinaron ante la pareja gala por 6-4 y 6-4.

A diferencia de la primera jornada, esta vez el encuentro tuvo un mejor marco de público, con más de 2000 espectadores en el segundo estadio en importancia de Roland Garros, con la presencia de muchos chicos, a partir de una promoción de la organización para que los más jóvenes puedan acercarse y conocer el torneo desde pequeños. Con muchos compatriotas en las tribunas, en un par de veces se escuchó el “vamos vamos, Argentina…”, y también el cántico de “cada día te quiero más…”, pero todo dentro de una tarde apacible y calurosa, la de mayor temperatura desde el comienzo del segundo Grand Slam de la temporada.

En esta oportunidad, Sabatini y Dulko se enfrentaban con una pareja similar en cuanto a edades; Tauziat, de 54 años, compartió muchas temporadas del circuito con Gaby y se enfrentó en varias ocasiones con la jugadora porteña; Golovin, nacida en Rusia, pero radicada desde muy chica en París, tiene 34 y era la más joven del cuarteto, aunque se retiró muy joven por una lesión en la espalda. Aun cuando visualmente parecía que no estaba en su mejor forma física, Tauziat, con excelentes toques en la red, voleas precisas y solidez desde el fondo, pronto dejó en claro por qué llegó a ser la número 3 del mundo y alcanzó la final de Wimbledon en 1998, cuando perdió con la recordada Jana Novotna; además, obtuvo 8 títulos en singles y 25 en dobles. Golovin, que hace varias temporadas es presentadora y comentarista de tenis para la televisión francesa, fue campeona de dobles mixtos del abierto francés junto a Richard Gasquet en 2004; ganó 2 títulos en singles y disputó otras cinco finales, y llegó a ser las 12ª del ranking en febrero de 2008.

Gabriela Sabatini; Gisela Dulko; tenis; deportes; Paris; Francia, Abierto de Francia
Thibault Camus


La volea de Gaby Sabatini; Dulko, junto a ella en busca de la definición del punto (Thibault Camus/)

Lo mejor de Gaby en la jornada fue un ace que anotó para igualar 2-2 en el primer set, un saque angulado que sorprendió a Tauziat. Pero las argentinas fallaron bastante con el servicio (10 dobles faltas entre ambas). Y, de hecho, los dos sets terminaron de idéntica manera: doble falta de Gisela para ceder el primer parcial, el mismo error no forzado de Gabriela en el segundo capítulo. El partido fue parejo en cuanto al desarrollo, pero muchos games se definieron por muy poco, sin ventaja, tal como se utiliza en los dobles en la mayoría de los torneos: al llegar a deuce, el game se define en el punto siguiente, y el que devuelve decide de qué lado quiere recibir para jugar ese punto a todo o nada. Es posible que hayan influido los nervios, las ganas de competir, esas mariposas en el estómago que no se sentían hace tiempo. Mucho no importó: como en el primer día, volvieron a mostrarse sonrientes y contentas de volver a ser parte de este Roland Garros.

¿Cómo sigue esto? A la participación de Sabatini y Dulko les falta todavía un encuentro, que disputarán frente a la francesa Mary Pierce y la croata Iva Majoli, ambas recordadas campeonas en singles en París, que el martes perdieron en su debut frente a Davenport y Fernandez por 6-4, 0-6 y 10-8. Si Golovin y Tauziat ganan sus tres partidos, serán las francesas las que jugarán la final del sábado; si llegan a ceder en algún partido, podría haber un doble o triple empate. Será cuestión de esperar el próximo encuentro. Y disfrutar de otro partido de Sabatini y Dulko en París, en una semana que ambas recordarán para siempre; días en los que volvieron a ser protagonistas del glamour de Roland Garros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.