Roland Garros: Gabriela Sabatini, Gisela Dulko y el final de una semana inolvidable en París

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Muchas sonrisas en pleno partido; Gabriela Sabatini y Gisela Dulko, en un descanso de la final del torneo de Leyendas
Jean-Francois Badias

PARÍS.- En el court Suzanne Lenglen, Gabriela Sabatini y Gisela Dulko se dieron un gran gusto. Vinieron a la Ciudad Luz a pasarla bien, y a disfrutar de una invitación especial para jugar después de mucho tiempo, en una semana que seguramente no olvidarán. Y estuvieron muy cerca de quedarse con el Legends Trophy de Roland Garros, el certamen que reúne a grandes figuras de todos los tiempos de la raqueta. No era un título oficial, y seguramente el resultado no sea lo más trascendente. Pero este sábado jugaban una final…. Y aquí había exjugadoras muy destacadas. ¿Cómo no iban a querer ganar? Entonces, esta vez se vio un partido más en serio que los anteriores. Con puntos lucidos, toques de lujo, y cómo no, ansiedades y dudas de otros tiempos.

Del otro lado estaban las italianas Francesca Schiavone y Flavia Pennetta. Aquí, había un cruce especial: Dulko y Pennetta conformaron hace poco más de una década una enorme pareja de dobles, que llegó a ser la número 1 del tour femenino. La argentina se retiró a fines de 2012; la italiana continuó un poco más y luego se casó y tuvo familia con su compatriota y colega de los courts, Flavio Fognini, que jugó varias veces en nuestro país.

Flavia Pennetta y Francesca Schiavone señalan a Gabriela Sabatini tras el encuentro; fue el momento en el que las italianas mostraron su reconocimiento hacia la mejor tenista argentina de la historia
Jean-Francois Badias


Flavia Pennetta y Francesca Schiavone señalan a Gabriela Sabatini tras el encuentro; fue el momento en el que las italianas mostraron su reconocimiento hacia la mejor tenista argentina de la historia (Jean-Francois Badias/)

En París, Dulko también se dio el gusto de jugar junto a Sabatini, su ídola, por primera vez. En el encuentro decisivo, fue Gaby la que se encargó de llevar el peso del partido. En la red se vio lo mejor de la exnúmero 3 del mundo, con varias subidas para volear y dejar en claro su jerarquía con toques de excelencia en la definición, en lo que probablemente haya sido su mejor actuación de la semana. Y estuvieron muy cerca de quedarse con la victoria las argentinas, que contaron con dos puntos para partido. El primero, con el score 5-4 en el segundo set, pero Dulko devolvió largo un segundo saque, y otro en el 6-5, cuando Gisela falló un smash que dejó en la red. En el match tie-break, que reemplaza al tercer set tradicional, nuevamente Sabatini y Dulko estuvieron 5-2 arriba en la cuenta, pero Schiavone, la figura de la final, fue decisiva para revertir el resultado y darle el título a la pareja azzurra por 1-6, 7-6 (7-4) y 10-6.

Lo mejor del encuentro

Hubo, claro, abrazo en la red y mucha emoción. Casi de inmediato llegó la tradicional ceremonia de premiación. Luego de recibir el plato de trofeo como finalistas, Sabatini ensayó un breve discurso. Agradeció en francés y continuó luego en inglés. “Gracias por hacernos sentir muy bien. Esto nos genera muchas emociones, cada pequeño momento que vivimos aquí ha sido un instante de felicidad. Quiero felicitar a Francesca y a Flavia, siempre las he seguido a lo largo de su carrera. Siempre me habían dicho que eran dos personas espléndidas dentro y fuera de la cancha, y estoy feliz de haber compartido este partido con ustedes”, contó Gaby. Algo emocionada, soltó: “No quiero llorar, y no sé qué más decir. La pasamos muy bien aquí. Hacía mucho que no jugaba, así que cada momento de esta semana fue especial para mí”.

El aplauso de Gisela Dulko para Sabatini durante la ceremonia de entrega de premios
ap


El aplauso de Gisela Dulko para Sabatini durante la ceremonia de entrega de premios (ap /)

“Fue increíble todo. ¿Ya está, no? ¿No hay más partidos? Desde el primer día aparecieron las emociones, y compartir esto con Gisela fue especial, dentro y fuera de la cancha”, destacó Sabatini, siempre radiente. “Se formó un grupo muy lindo”, coincidieron ambas. Dulko remarcó: “Gaby está impecable, conserva todos los golpes muy bien”. ¿Podría haber más capítulos de la pareja Sabatini-Dulko? Ninguna de las dos lo dio por seguro, pero tampoco se descartó la posibilidad de que puedan volver a lucirse en otras exhibiciones o encuentros.

Siempre con la mejor onda: la reacción de Dulko y Sabatini después de un punto en la final de Leyendas
ap


Siempre con la mejor onda: la reacción de Dulko y Sabatini después de un punto en la final de Leyendas (ap /)

A continuación, por la pareja ganadora, Schiavone también habló de los grandes recuerdos que le traía Roland Garros, donde fue campeona en 2010 y finalista en 2011, en singles. “Jugar de nuevo enfrente del público ha sido asombroso”, expresó la ex número 4 del mundo. Y al referirse a Gaby, señaló específicamente: “Cuando era chica tenía tu poster en la habitación”. Se entiende: Schiavone nació en junio de 1980, y su niñez coincidió con los grandes momentos de Sabatini en el circuito mayor, en especial en el Abierto de Italia, en Roma, donde la argentina atraía multitudes.

Y es que, a pesar de que hace 26 años del instante en el que se retiró de los courts, la gran Gaby dejó una huella en el circuito y a cientos de chicas aficionadas al mundo de las raquetas. Por eso, esta semana en París no fue como cualquier otra. Sabatini volvió a Roland Garros, se reencontró con el mundo del tenis, con amigas, excompañeras y rivales. Y dejó París como llegó, con una sonrisa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.