Roland Garros: Coco Gauff avanzó a la final femenina y dejó un fuerte mensaje contra la violencia en los Estados Unidos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Coco Gauff, radiante después de vencer a Martina Trevisan en el Philippe Chatrier y clasificarse a la final femenina de Roland Garros
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT

PARIS.- Apenas unos segundos antes, había conseguido el pase a su primera final de Grand Slam y derribado varios récords. Pero Coco Gauff, una chica estadounidense de apenas 18 años, y considerada desde hace bastante como una de las próximas grandes estrellas del tour, eligió dar un mensaje poderoso en lugar de dejarse llevar por la euforia. Tomó el fibrón y en la cámara de televisión, escribió: “Paz. acaben ya con la violencia armada”. Una referencia directa a la controversia por la libre circulación de armas en los Estados Unidos, y los tiroteos masivos que se han sucedido en ese país en los últimos tiempos.

Y de inmediato, en la charla con Alex Corretja, el entrevistador oficial del certamen, en medio del court, Gauff amplió: “Estoy en una final de Grand Slam, pero hay tantas cosas sucediendo en el mundo en este momento, especialmente en los Estados Unidos, que no voy a estresarme por un partido de tenis”. Fue una declaración concreta, que va más allá de la alegría lógica por llegar a una final grande, y que se vincula con el poder de concientización y pronunciarse por causas sociales. Un pronunciamiento cercano al que hizo hace un par de años Naomi Osaka, cuando entraba a jugar con barbijos con los nombres de víctimas de violencia racial. Y una manera de seguir los pasos de una pionera del tenis profesional y de la lucha en favor de las minorías: Billie Jean King, la mujer que le dio su nombre al complejo en el que se juega el US Open, que fue homenajeada este jueves en el estadio Chatrier, antes del partido de Gauff, y que el viernes será recibida en el Elíseo por el presidente Emmanuel Macron.

Coco Gauff, deslizándose sobre el polvo de ladrillo del Chatrier para devolver un tiro de la italiana Martina Trevisan
Coco Gauff, deslizándose sobre el polvo de ladrillo del Chatrier para devolver un tiro de la italiana Martina Trevisan


Coco Gauff, deslizándose sobre el polvo de ladrillo del Chatrier para devolver un tiro de la italiana Martina Trevisan

Luego amplió las razones de porqué escribió eso: “Este es un problema que pasa quizá en otras partes del mundo, pero sucede especialmente en los Estados Unidos, y es un problema que, francamente, ahora está recibiendo más atención. Y en especial cerca de casa (ella vive en Delray Beach). Tenía algunos amigos involucrados en el tiroteo de Parkland (una masacre en la escuela secundaria Stoneman Douglas, en Miami, en 2018). Recuerdo haber vivido esa experiencia casi de primera mano. Creo que fue todo una locura, yo tenía 14 o 13 años cuando eso sucedió, y nada ha cambiado. La gente que me rodea es consciente de que, si quiero decir algo, lo voy a decir. Pero pienso mucho en lo que voy a decir y cómo lo voy a decir. Desde que era más joven, mi papá me dijo que podía cambiar el mundo con mi raqueta. Y no se refería a eso simplemente como jugadora de tenis, sino de temas como este”.

Atrás había quedado un triunfo sólido por 6-3 y 6-1 sobre la italiana Martina Trevisan, la 59ª del ranking, que en las semifinales despertó de su sueño de Cenicienta. Gauff afrontará el duelo decisivo del sábado frente a Iga Swiatek, la número 1 del mundo, que llegó a su segunda final en Roland Garros y extendió su racha ganadora a 34 partidos al derrotar por 6-2 y 6-1 a la rusa Daria Kasatkina. Es, en cierto modo, una final con aroma a nueva generación. Swiatek cumplió 21 años el martes pasado, y busca su segundo trofeo en Roland Garros, y ahora está a un partido de igualar el invicto de 35 partidos que Venus Williams marcó en 2000, la racha positiva más larga para el tour femenino en lo que va de este siglo.

Lo mejor del partido

Gauff, que cumplió 18 años en marzo, es la finalista más joven en el Bois de Boulogne desde 2001, cuando Kim Clijsters fue subcampeona un día después de cumplir los 18. También es la tenista más joven en una final de Grand Slam desde que Maria Sharapova, con 17, lo hizo en Wimbledon 2004. Y es también una buena marca para los Estados Unidos, una potencia del tenis que espera con ansias a la sucesora de las Williams: Coco es la norteamericana más joven en un final de Grans Slam desde Serena, en el US Open 1999. Y su llegada ha sido a todo vapor, ganando los 12 sets que disputó en estas dos semanas.

Aquí llegó como la 23ª del ranking, con dos títulos en su carrera. No le había ido del todo bien en esta temporada, algo estancada en su juego. A partir del torneo de Miami, en el cuerpo técnico que la asiste ingresó el argentino Diego Moyano, que trabajó varias temporadas en la federación estadounidense (USTA). La joven norteamericana ya había protagonizado buenos resultados en los torneos grandes, como cuando llegó a los cuartos de final el año pasado en París, y más aún cuando accedió a los octavos de final en Wimbledon en 2019, cuando apenas tenía 15 años.

Todo sonrisas para Coco Gauff, la joven estadounidense que llegó a la final de Roland Garros
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT


Todo sonrisas para Coco Gauff, la joven estadounidense que llegó a la final de Roland Garros (ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/)

Pero ahora llega el turno de disputar su primera final en un Grand Slam, y en la que no tendrá prácticamente presión alguna, ya que Swiatek asoma como la gran favorita para todos. Para Roland Garros, es una buena final, a cargo de una campeona reconocida y número 1 del mundo, y una nueva figura que busca consolidarse en la elite; nada mal, después de que nueve de las diez mejores del ranking se despidieron en la primera semana de acción.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.