Roger Federer, a horas del retiro: el momento de la decisión, cómo está su rodilla y los precios en la reventa para verlo en Londres

·5  min de lectura
Roger Federer ya está en el O2 Arena de Londres, donde disputará su último certamen como jugador
Roger Federer ya está en el O2 Arena de Londres, donde disputará su último certamen como jugador - Créditos: @Julian Finney

LONDRES.- Roger Federer ya está en la capital británica. Este fin de semana, el O2 Arena londinense, sede de la Laver Cup, torneo que lleva su sello personal, será el escenario de los últimos pasos del suizo como tenista profesional. Tras casi 24 años en la elite, una dolencia crónica en la rodilla lo empuja hacia el adiós.

Todos quieren estar allí. Para empezar, sus más grandes rivales, aquellos que marcaron su carrera: Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray, entre otros. Ellos lo acompañarán en el equipo de Europa que se enfrentará con el Resto del Mundo, un adversario que tendrá en sus filas al argentino Diego Schwartzman.

Con 41 años cumplidos hace algunas semanas, Federer no juega desde junio de de 2021, cuando perdió en los cuartos de final de Wimbledon ante el polaco Hubert Hurkacz. Poco después, se operó la rodilla derecha por tercera vez en un año y medio. Luego expresó su deseo de jugar en su Basilea natal y también dio a entender que podría participar una vez más en Wimbledon, el año próximo. Pero la recuperación y la rehabilitación en su rodilla no trajeron los resultados esperados. Federer calificó su retiro como “una decisión agridulce”, en el anuncio en sus redes sociales.

Roger Federer habla con otra leyenda, John McEnroe, capitán del Resto del Mundo, durante las prácticas previas a la Laver Cup
Roger Federer habla con otra leyenda, John McEnroe, capitán del Resto del Mundo, durante las prácticas previas a la Laver Cup - Créditos: @Clive Brunskill

El exnúmero 1 del mundo expresó que seguirá ligado al mundo del tenis tras su retiro. “No sé exactamente cómo será mi futuro, pero no quiero alejarme por completo de un deporte que me lo dio todo”, declaró en una entrevista a la Radio Televisión Suiza (RTS).

Respecto de la decisión del retiro, contó: “Sentí, al comienzo del verano [del hemisferio norte] que el progreso no era bueno, que la rodilla no me dejaba en paz. En Wimbledon todavía creía que aún podría. Entonces me hice una tomografía, que no fue muy satisfactoria, y ya no hubo más progresos. Me pregunté: ¿Cuál es el punto? A los pocos días, me dije que todo se había terminado. Honestamente, ya no quería. Sé que es la decisión correcta”. Reconoció después que dejó escapar “una lágrima o dos”, pero al mismo tiempo se declaró “feliz de haber dado el paso, y estoy aliviado y feliz por la carrera que tuve”.

Sobre la intimidad de su adiós a las raquetas, reconoció: “Dos o tres semanas antes, me dolía el estómago. Era porque lo venía postergando todo. A Tony [Godsick, su manager] casi lo enloquecí, porque me tomé demasiado tiempo. Pero, ahora que estoy afuera, me siento mejor. Escribir la carta de despedida me tomó mucho, pero también fue muy movilizador para mis padres y para Mirka [su mujer]. Mientras tanto, puedo hablar fácilmente sobre mi retiro, y es algo que no lo esperaba”.

Encuentro de rivales y leyendas: Roger Federer saluda a Novak Djokovic, recién llegado a Londres
Encuentro de rivales y leyendas: Roger Federer saluda a Novak Djokovic, recién llegado a Londres - Créditos: @Julian Finney

El ganador de 20 torneos de Grand Slam destacó que ahora se dedicará a su familia: “Mirka será ahora el centro de atención, sí. Los últimos años fueron duros para mí, pero creo que lo fueron todavía más para ella. Realmente ella no disfrutaba mirándome, con todas las lesiones. Sentí un poco de pena por ella”. Y reveló: “El retiro también fue muy emotivo para mis hijos. Tres de los cuatro lloraron. Y preguntaron: ¿Ya no iremos a Halle, a Wimbledon, a Indian Wells? Les dije: ‘No, realmente. Pero si lo quieren, podemos ir de nuevo’”.

En cuanto a los próximos proyectos que tiene, anticipó: “Me gustaría organizar una exhibición con jugadores de mi elección, y espero hacerlo en los próximos seis meses. Ahora mismo no sé exactamente cómo será mi futuro, pero me gustaría no enloquecer por completo, ni estar lejos de este deporte que me lo ha dado todo “.

Federer conmovió al mundo del tenis el jueves pasado, cuando anunció en un comunicado su retiro tras la Laver Cup, competición que se disputará en Londres entre este viernes y el domingo, con entradas agotadas desde hace semanas.

¿Cómo es su estado físico para este último torneo? “Espero estar lo suficientemente bien para el dobles. En julio, comencé a reducir cada vez más las prácticas, pero aún quería mantenerme en forma. Igual estoy bastante sorprendido de lo bien que estoy jugando en los entrenamientos aquí. Pero ya estaba claro de antemano que solo jugaría dobles, probablemente el viernes por la noche. Por eso, jugar el torneo de Basilea [dentro de unas semanas] ya no era una opción”. Todo parece indicar que en su despedida tendrá como compañero a su amigo y archirrival: Rafael Nadal.

La derecha, la estética del golpe... Federer, la estampa de siempre, durante los ensayos de la Laver Cup
La derecha, la estética del golpe... Federer, la estampa de siempre, durante los ensayos de la Laver Cup - Créditos: @Clive Brunskill

Con la certeza de que la Laver Cup será la última chance de ver a Federer como jugador, la reventa estalló en Londres. Los últimos boletos disponibles para ver a “King Roger” se venden a precios exorbitantes, que parten de los 28.000 euros y llegan hasta los 50.000 de la moneda europea, según la agencia italiana ANSA. Los tickets, originalmente, tenían un costo que iba de las 18 a las 385 libras esterlinas para el primer día de juego, y de 40 a 510 libras para el sábado o el domingo.

En una Londres que retomó sus actividades habituales luego de los funerales de la reina Isabel II, la atención se centra ahora en la presencia de Federer, de cara al torneo que se jugará desde el viernes en el O2 Arena, un escenario multiuso que hasta hace poco era sede del Masters de fin de año, ubicado a metros de la estación North Greenwich.

La Laver Cup es un certamen creado por el propio Federer a través de su agencia de representación Team8, que se disputó por primera vez en Praga, en 2017, y que lleva el nombre de su uno de sus ídolos, el australiano Rod Laver, único ganador de los cuatro Grand Slams en la misma temporada en dos ocasiones (1962 y 1969). Para esta ocasión, Federer estará rodeado por un Dream Team: lo acompañarán Rafael Nadal, Novak Djokovic, Andy Murray, Casper Ruud y Stefanos Tsitsipas, todos como integrantes del Team Europa.