Rodrigo De Paul, un todo terreno de la selección: la anécdota con Mostaza Merlo, el respaldo de Luis Zubeldía y el elogio a Lionel Scaloni

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Año 2014: Rodrigo De Paul, un juvenil dando sus primeros pasos en Racing, con Mostaza Merlo
Año 2014: Rodrigo De Paul, un juvenil dando sus primeros pasos en Racing, con Mostaza Merlo - Créditos: @Prensa Racing

Rodrigo De Paul, a base de sacrificio, se ganó su lugar en la selección argentina. Es uno de los que tiene el boleto asegurado al Mundial 2022, uno de los pilares que no sólo suma en el campo de juego sino que también le aporta su chispa al grupo que lidera Lionel Messi. Lo confirmó con el título de la Copa América en 2021, en los partidos por las eliminatorias sudamericanas rumbo a Qatar y también ante Italia, en la goleada de la selección 3-0 que le dio la Finalíssima. “Con los años cambié mucho la forma de jugar”, dijo a modo de disparador de anécdotas con entrenadores que tuvo.

El mediocampista vive un gran momento futbolístico y personal. De Paul vuelve a estar en la mira de Juventus, de Italia, que ya había emitido sondeos por él meses atrás. Se dice que la irregularidad del jugador surgido en Racing lo dejó en un segundo plano en el Atlético de Madrid que dirige Diego Simeone y eso reavivó el interés de algunos equipos de la Serie A, donde ya jugó en Udinese. No obstante, en su caso la negociación no sería sencilla porque el club madrileño confía en que De Paul, al que compró en 40 millones de euros, recupere el nivel en la próxima temporada, sin que eso implique que atienda un traspaso si aparece una oferta lo suficientemente buena. En Roma, que acaba de ganar la Conference League y sumar su primer título internacional, también están interesados en contar con el futbolista.

Rodrigo De Paul jugando ante Estonia, en el último amistoso de la selección Argentina
Rodrigo De Paul jugando ante Estonia, en el último amistoso de la selección Argentina - Créditos: @ANDER GILLENEA


Rodrigo De Paul jugando ante Estonia, en el último amistoso de la selección Argentina (ANDER GILLENEA/)

En la cancha, De Paul es uno de los mediocampistas que aporta un sacrificio colectivo para marcar y jugar. Lionel Scaloni casi siempre arma el equipo titular de la selección con futbolistas de buen pie pero que también se esfuerzan por recuperar el balón cuando la selección no tiene la posesión. Ahí se los puede mencionar a él, Gio Lo Celso, Papu Gómez y Leandro Paredes: todos nacieron como enganches pero se reinventaron en beneficio de la selección.

De vacaciones en la Argentina, este viernes estuvo en el programa “Nunca es tarde”, por Telefe, y contó una anécdota graciosa que vivió hace ocho años con Reinaldo Merlo, cuando tuvo a Mostaza como DT en Racing, en 2014. En un tramo de la charla con Germán Paoloski, le preguntaron sobre si verdaderamente se definía como jugador como un “luchador de la mitad de la cancha, que da una mano” . Y ahí el exenganche, surgido de las inferiores de la Academia, sorprendió con un encuentro que tuvo con Mostaza Merlo.

“Me lo encontré casualmente ayer (por jueves) en Palermo”, empezó a contar De Paul. ‘Hola Rodri... Qué hacés’, me dice”. Y yo le digo: “Hola Mostaza, ¿¡tanto tiempo!? ¿Cómo va? ¿Todo bien? -porque él me dirigió en Racing-. Y Merlo me empieza a elogiar: ‘¡Qué jugador! ¡Qué volante! todas buenas... La estás rompiendo’ Todo así, que pin que pan.... Y de repente arrancó: ‘Hijo de puta... hijo de puta... Conmigo ni corrías...’ jajaja”. Y De Paul contó que se defendió explicándole: “Lo que pasa que en ese momento era la época del enganche Mostaza. Era enganche... jajaja”.

Merlo hace tiempo que venía elogiando públicamente la evolución del volante que él tuvo cuando era un juvenil: “A De Paul lo tuve de chico en Racing, siempre mostró buen despliegue, habilidad y en Europa terminó de consolidarse. Evolucionó mucho en lo físico, corre los 90 minutos. Cuando entró, no tenía ninguna duda de que nos iba rendir para bien”. Y a fines de 2021 llegó a compararlo con Diego Simeone: “De Paul es un líder, es el Cholo Simeone de esta selección de Scaloni”.

Rodrigo De Paul con Scaloni, en un entrenamiento de la selección
Rodrigo De Paul con Scaloni, en un entrenamiento de la selección - Créditos: @Prensa AFA


Rodrigo De Paul con Scaloni, en un entrenamiento de la selección (Prensa AFA /)

En la misma entrevista por Telefe, De Paul recordó a Luis Zubeldía, otro entrenador que tuvo en la Academia. En un video grabado desde Quito, el exentrenador de Lanús recordó cuando puso en primera a De Paul y recibió el llamado de uno de sus hermanos porque había puesto en la cancha a un jugador flaquito: ‘Esto es Racing, cómo vas a poner a un jugador así', me dijo y no sé cuántas cosas más, contó Zubeldía. Eso le dio pie al mediocampista de la selección para opinar: “Es verdad que hoy soy un jugador completamente distinto a cuando arranqué”.

Y siguió: “En ese momento lo habían vendido a Centu (Ricardo Centurión) a Rusia, aunque después se cayó la operación. Y Centu se ponía la camiseta de Racing y la rompía. Entonces Racing lo había vendido bien y querían salir a buscar a un jugador que venga a reemplazar al futbolista que habían vendido. Y Zubeldía les dijo a los dirigentes que no... que iba a jugar yo. Asumió una gran responsabilidad, pero qué placer que un técnico te banque así. Yo tenía 17... 18 años. Y él dijo: ´No, va a jugar este’. No es además que me puso diez minutos; 50 partidos seguidos jugué. Y casi se pelea con la familia por mí, jajaja. Pero es verdad que con los años cambié mucho la forma de jugar”.

La entrevista completa

Sobre la transformación que generó en Europa, De Paul explicó: “Cambié en físico. Europa te ayuda un montón. Te da mucho desde ese lado. Te hace ser mucho más profesional. Y vas entendiendo un poco más del juego en general”.

En la charla también volvió a elogiar a Lionel Scaloni, actual DT de la selección campeona de América: “El venía sin experiencia como entrenador, pero te convence de las cosas. Logró mucho convencimiento. Esa es la palabra. Obviamente que el jugador se convence cuando pasan. Cómo prepara los partidos, lo que hacemos el día anterior a jugar, es muy detallista con los trabajos tácticos, lo que se planifica para cada rival. Y después termina pasando. Entonces consiguió una gran credibilidad con nosotros. Son las diez de la mañana y él viene y dice: ‘Buenas noches’ y para nosotros pasa a ser de noche. Desde ese lado le dio mucho a la selección”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.