Rodgers, tras los errores de sus jóvenes receptores: "Hay que tenerles paciencia"

·2  min de lectura

Ya sin Davante Adams entre sus filas, los Green Bay Packers sufrieron un duro golpe en su primer partido de la temporada 2022 de la NFL: sin jugar para nada bien, fueron derrotados por los Minnesota Vikings por un score de 23-7.

El que más extrañó a su ex socio dentro de la cancha fue ningún otro que Aaron Rodgers, quien tuvo una mala presentación en el U.S. Bank Stadium y no pudo producir por aire como lo hizo en las últimas dos temporadas, que le valieron el premio al Jugador Más Valioso de la liga.

Aun así, pese a los repetidos errores de su joven grupo de receptores, el mariscal de campo de Green Bay espera que la ofensiva vaya carburando a medida que avance la temporada y sus compañeros de ofensiva agarren más confianza dentro del terreno.

"Tenemos que tener paciencia con los muchachos, son jóvenes, no han estado todavía en el fuego", dijo Rodgers tras el partido. Y agregó: "Esa paciencia será menor a medida que avance la temporada, pero la expectativa es alta, así que los haremos responsables. Odio ver caídas de balón en la primera jugada, pero es algo que ocurrirá a lo largo de la temporada".

Rodgers hacía referencia a la primera jugada ofensiva del partido para los Packers, en donde el rookie Christian Watson dejó caer un pase de touchdown cuando estaba completamente solo.

"Creo que Christian realizó una gran ruta para comenzar el juego. Hablamos de eso durante la semana. Este niño puede volar dentro del terreno y pensamos que valía la pena darle una oportunidad", explicó.

"Tuvimos muchas oportunidades hoy. Sin quitarle nada a la defensa [de los Vikings], pero nos equivocamos muchas veces, incluido yo mismo. Tuve muchas oportunidades para anotar mucho más de siete puntos", agregó el QB, quien espera ver mejoras en el equipo antes del juego del próximo fin de semana ante los Bears.

"Cometimos muchos errores en el perímetro, fallamos algunos lanzamientos, así que hay mucho que limpiar en todos los sentidos. Sabíamos que iba a haber dolores de crecimiento, este es el fútbol real, donde cada jugada cuenta", cerró.

Foto: Getty Images