Roberto Ayala se quebró en plena entrevista en la previa del debut de la Argentina en el Mudial

Roberto Ayala se emociona al dar una entrevista
Roberto Ayala se emociona al dar una entrevista - Créditos: @captura de TV

En un clima de gran emoción en la previa del partido debut entre la Argentina y Arabia Saudita, que en el segundo día del Mundial Qatar 2022 terminó con una sorpresiva victoria del conjunto asiático, Roberto Ayala, el entrenador asistente de la Selección nacional, se quebró en plena entrevista al saludar a Oscar Garré, el campeón del mundo que sufrió un paro cardíaco a horas del comienzo del torneo.

“También dejame, por favor, mandarle un mensaje a Oscar Garré...”, alcanzó a decir “El Ratón” en declaraciones televisivas antes de que un nudo en la garganta le impidiera seguir hablando.

Tras ello, desde el estudio celebraron el saludo del exsímbolo de Ferro Carril Oeste al campeón del mundo e intentaron darle tiempo para que se repusiera. Sin embargo, Ayala no pudo continuar y abandonó la nota con los ojos llenos de lágrimas.

Cabe recordar que Garré y el actual entrenador asistente de la Argentina mantienen un vínculo estrecho desde 1992, cuando este último debutó en Ferrocarril Oeste. Años más tarde los uniría además la camiseta del seleccionado nacional, con el que “El Mago” se consagró campeón del mundo en México 1986.

La salud de Oscar Garré

Garré, el exlateral de 65 años, sufrió un paro cardíaco cuando estaba a punto de viajar a Qatar junto con otros consagrados exjugadores argentinos. A raíz del cuadro, fue internado en terapia intensiva y debieron colocarle dos stents. No obstante, el último parte médico indicó que se encuentra estable.

Además de integrar aquel equipo que ganó la segunda Copa del Mundo del país, dirigido por Carlos Bilardo, “El Mago” también fue una parte fundamental del histórico equipo de Ferro de la década del 1980 que ganó los Torneos Nacionales de 1982 y 1984, bajo la dirección técnica de Carlos Timoteo Griguol. Después de su retiro, fue entrenador de Lanús y Atlético de Rafaela, como así también del seleccionado sub 17, cuando Bilardo era el director de selecciones nacionales.

Garré estaba ilusionado con el Mundial. Apenas una semana atrás, había dicho en diálogo con TyC Sports: “Tengo las mejores expectativas con respecto al equipo argentino. Cuando aparecen esta clase de competencias tenemos la esperanza, el deseo y la ilusión de que nos vaya bien. En ese sentido, la Argentina llega en un muy buen momento. Demostró el seleccionado que encontró un equilibrio futbolístico bueno y esperemos que lo siga desarrollando durante la competencia. Me entusiasma el nivel futbolístico y el equilibrio que encontró el equipo en el último tiempo. Porque cuenta con jugadores de muy buena técnica y tiene al mejor jugador del mundo que es Messi, que es un plus extra. En ese sentido, llegamos muy bien a Qatar con un juego en equipo, compacto y con jugadores que pueden marcar diferencias”.

En la actualidad, Garré estaba trabajando en un country como coordinador del fútbol infantil y también en la parte técnica. Seguía ligado al fútbol, pero de otra manera. Y reconocía: “La estoy pasando bien, sin tantas presiones. Les enseño los conceptos básicos de jugar a la pelota. Tienen muchas ganas de jugar pero a medida que van pasando los años se va intensificando un poco más. Son chicos de distintas edades por eso hay que ir llevándolos de a poco. Primero, se les enseña las cosas básicas de este deporte, pero sobre todo se les inculca que se diviertan y que la pasen bien. Hay una edad para la recreación, otra para la enseñanza y otra para competir. Son procesos que deben atravesar de acuerdo con sus años de vida”.