Robert Guerrero le ganó el duelo de veteranos a Víctor Ortiz

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

El combate coestelar de la cartelera montada en la T-Mobile Arena para el regreso de Manny Pacquiao a los cuadriláteros enfrentando a Yordenis Ugas puso cara a cara a dos veteranos excampeones mundiales que no salían a escena hace tiempo como Robert Guerrero y Víctor Ortiz.

Desde el inicio de la pelea, ambos peleadores tuvieron la misma intención de noquear o ser noqueador y hubo repartija de golpes de poder que ilusionaron a los fanáticos con la posibilidad de ser testigos de otro combate tan espectacular como el que minutos antes habían brindado Mark Magsayo y Julio Ceja.

 

Sin embargo, el pleito no tardó en enredarse. Hubo choques de cabeza, típico en un duelo entre un zurdo y un derecho que proponen castigo cuerpo a cuerpo, e innumerable cantidad de amarres que daba cuenta de que los años no llegan solos sino acompañados de una mayor fátiga por consumo de energía.

Si para la segunda mitad de la pelea ambos boxeadores tenían sus rostros visiblemente lastimados, había sido más producto de esos cabezazos que de golpes limpios. Y el público, anisoso por ver a Manny Pacquiao en acción, hizo saber de su disconformidad con abucheos.

Heridos en su orgullo, Guerrero y Ortiz dieron lo mejor de sí en el décimo y último asalto para cambiar algunos de esos gestos de reprobación por aplausos por el intercambio de golpes con que se cruzaron antes que sonara la campana definitiva. Finalmente, fue Robert Guerrero quien se llevó la victoria por decisión unánime y con tres tarjetas idénticas de 96-94.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.