River volvió a sonreír con una victoria en la Paternal

River  dejó atrás una semana para el olvido y se reencontró con la victoria en la Paternal. Luego de la derrota ante Talleres en el Monumental y la eliminación en la Copa Argentina, el conjunto millonario superó por 3-0 a Argentinos y sacó tres puntos importantes con vistas al tramo final de lla Liga Profesional de Fútbol .

Es que, mientras las chances de pelear el campeonato local son muy pocas, el equipo de Marcelo Gallardo venció a un rival directo por la clasificación a la Copa Libertadores del año que viene. Con cinco fechas por disputar, el conjunto de Núñez se afirma entre los clasificados a la máxima competencia continental.

Además, el Millonario pudo reencontrarse con las buenas sensaciones en medio de uno de los peores años de Gallardo como técnico de la Banda. Cabe recordar que River terminará sin un título por segunda vez desde que el Muñeco se hizo cargo del equipo (la otra fue en el 2020 de la pandemia).

River fue de menor a mayor en el Estadio Diego Armando Maradona, y necesitó de la entrada de Juan Fernando Quintero en el complemento para destrabar las acciones ante un aguerrido Argentinos Juniors.

Después de que se conociera la baja de Nicolás De la Cruz por una molestia en la rodilla, Gallardo se decidió por un equipo bastante defensivo para tratar de compensar el mal momento de la última línea riverplatense.

Así entonces, el Millonario casi que no generó chances de gol en la primera parte, con un equipo muy partido y una delantera compuesta por Barco, Solari y Borja que generó mínimas preocupaciones. Bruno Zuculini contó con la mejor de la Banda en los primeros 45 minutos, pero Lanzillota la sacó al córner.

River no encontraba respuestas en el inicio de la segunda parte, pero todo cambió cuando Juanfer Quintero ingresó al campo de juego. El Millonario inmediatamente mejoró, y luego llegaron los goles.

El propio Quintero abrió la cuenta con un tremendo tiro libre que se clavó en el ángulo, antes de que Lucas Beltrán, también ingresado en la segunda parte, extendiera la ventaja luego de recuperar la pelota bien arriba.

Argentinos intentó descontar a través de la pelota parada y el buen juego aéreo de sus cabeceadores, pero en cambio fue River el que terminó sentenciando las acciones cuando Agustín Palavecino sacó un bombazo desde la puerta del área que se clavó bien arriba.

Así, con un gran segundo tiempo y una efectividad frente al arco que no había encontrado en otros partidos, River recuperó la sonrisa y enfrentará el próximo partido, ante Estudiantes en el Monumental, con mucho mejor ánimo.

Foto: @afa