River. Julián Álvarez no tiene techo: un jugador de selección que rompe las estadísticas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Julián Álvarez tuvo una noche perfecta ante Newell's, con dos goles y dos asistencias
LA NACION/Marcelo Manera

Mientras en todos los mercados de pases llueven nombres, ofertas, cotizaciones, préstamos y ofrecimientos en búsqueda de goles, asistencias y desequilibrio, River encontró en sus bases a una joya que no para de pulirse. Desde Calchín, Córdoba, en 2015 llegó Julián Álvarez a las inferiores millonarias y comenzó un proceso de crecimiento exponencial hasta transformarse hoy en el jugador más determinante del año en el equipo de Marcelo Gallardo, el técnico que lo hizo trabajar lentamente hasta darle el vuelo actual. A casi tres años de su debut como profesional, hoy es un delantero completo que convierte goles, asiste, hace jugar, presiona, marca y, fundamentalmente, disfruta de la libertad para moverse con naturalidad. No tiene techo.

La noche en Rosario, con dos goles y dos asistencias en el 4-1 frente a Newell’s fue la confirmación de por qué Álvarez es un jugador de selección nacional y quizá la figura con más proyección del fútbol argentino, que ya rechazó una oferta de 10 millones de dólares por su pase de Orlando City de la MLS y también estuvo en carpeta de Ajax y Aston Villa. Después de debutar en 2018, sumar sus primeros goles y ganarse un lugar como recambio en 2019 y explotar en 2020 tras el regreso del fútbol en plena pandemia, el atacante de 21 años aprovechó al máximo cada oportunidad del 2021 para consolidarse en el equipo titular y ser el arma más incisiva del ataque millonario.

Grito de gol: Álvarez, un delantero que puede cumplir varias funciones
LA NACION/Marcelo Manera


Grito de gol: Álvarez, un delantero que puede cumplir varias funciones (LA NACION/Marcelo Manera/)

A lo largo de toda la temporada que se inició en febrero, Álvarez suma 10 tantos y 12 asistencias en 36 partidos, de los cuales en 27 fue titular y en los que acumula 2417 minutos. Ningún otro integrante del plantel suma más goles y asistencias en conjunto. Cada menos de 110 minutos, el cordobés aparece en la foto de un gol. Por eso, no es para nada casual que Lionel Scaloni haya puesto los ojos en él para citarlo y hacerlo jugar y entrenar con la selección en las últimas dos citas de eliminatorias sudamericanas y durante toda la Copa América 2021 que ganó la Argentina.

“Julián jugó un partidazo, muy completo. Es un chico que siempre nos llamó la atención. Viene trabajando con nosotros hace muchos años, tuvo algunos altibajos por su edad y hoy está en una etapa de madurez. Es un jugador de selección y eso le da una posición de privilegio. Tiene que mostrar sus cualidades y el potencial enorme que tiene, que se pudo ver en este partido”, dijo Gallardo en declaraciones televisivas tras el éxito en Rosario.

De acuerdo a los números de Opta, Álvarez es el jugador con más asistencias (12), remates (74) y remates al arco (29) entre todo el plantel de River en 2021 en todas las competiciones. Además, está segundo en goles (10), segundo en toques dentro del área (136) y quinto en cantidad de minutos disputados (2417). En tanto, entre ambos torneos de la Liga Profesional en la temporada, lidera entre todos los futbolistas en asistencias (8) y está tercero en chances creadas (42), tercero en pases en el último tercio (14 promedio por juego) y sexto en recuperaciones en tercio de ataque (18).

Aunque su rol hoy parece ser el de segunda punta, puesto en el que se siente muy cómodo para jugar por todo el frente de ataque, Gallardo y Scaloni tienen en sus filas un clásico jugador de equipo. Un delantero libre y polifuncional que se adapta a lo que el DT necesite: puede jugar de número nueve, de extremo, de mediapunta y hasta de volante por afuera. Con potencia física, inteligencia, técnica, buena definición y pase y controles en los que siempre ganan tiempo y espacio, también aporta ese necesario sacrificio defensivo que tanto pide el Muñeco. Incomodar a los defensores rivales es parte de su función.

Incontenible: Álvarez escapa a la marca de Lema
LA NACION/Marcelo Manera


Incontenible: Álvarez escapa a la marca de Lema (LA NACION/Marcelo Manera/)

Álvarez siempre miró a Luis Suárez. No solo lo admira, sino que también se instruye buscando copiar movimientos y jugadas del delantero uruguayo. Y lo mismo hace con el Kun Agüero desde pequeño, aunque hoy es mucho más fácil seguirlo de cerca: son compañeros en la selección y se entrenan a la par. Ahí también se explica su presente. “Es todo un aprendizaje, todo me suma porque es experiencia. Estoy muy contento de formar parte de la selección y de seguir en River aportándole al equipo. Ya a los 18 años me tocó entrenar con jugadores de mucha experiencia y se aprende, también en la selección se aprende mucho con jugadores que están en Europa”, contó el delantero en la noche rosarina.

En sus declaraciones, hizo alusión a su presencia como sparring en el Mundial de Rusia. Porque su vínculo con la selección no empezó este año: además de aquel 2018, jugó el Sudamericano y el Mundial Sub 20 en 2019 y también fue campeón del Preolímpico en 2020 con la Sub 23. Tiempo atrás, su carrera pudo haber tenido un giro total: a los 11 años se probó en Real Madrid durante un mes, pero, como recién podían ficharlo a los 13, optó por no alejarse de su familia. Luego tuvo pruebas en Boca, Talleres y Belgrano, lo pretendió Newell’s y hasta vivió en la pensión de Argentinos, pero siempre le costó dejar a sus seres queridos. Hasta que a fines de 2015 aterrizó en Núñez.

Julián Álvarez y una noche para el recuerdo en el Coloso Bielsa
LA NACION/Marcelo Manera


Julián Álvarez y una noche para el recuerdo en el Coloso Bielsa (LA NACION/Marcelo Manera/)

Hoy, Álvarez brilla y disfruta de su explosión. Pero nunca quita los pies de la tierra: internamente todos destacan el profesionalismo ejemplar a su corta edad y sus ganas de escuchar a los referentes y al cuerpo técnico. Es un jugador que se divierte en la cancha y que siempre está dispuesto a entregar un poco más. Gallardo lo moldea, River lo disfruta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.