River se debate entre confiar en sus arqueros criados en el club o buscar para Armani un suplente de experiencia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Los arqueros Franco Armani y Franco Petroli, guardavallas titular de la reserva y uno de los suplentes del casildense
Los arqueros Franco Armani y Franco Petroli, guardavallas titular de la reserva y uno de los suplentes del casildense

La próxima temporada marcará el comienzo de una nueva era en el River de Marcelo Gallardo. El actual mercado de pases promete muchos cambios, algunos de los cuales ya están en marcha: el club ya confirmó las contrataciones de Tomás Pochettino, Leandro González Pírez y Emmanuel Mammana, mientras que Leonardo Ponzio, quizás el futbolista más representativo de la regularidad del equipo del Muñeco, dejó el fútbol profesional al término del curso pasado.

Sin embargo, las pérdidas que más impacto directo podrían tener en el equipo son las de los arqueros que suplantaban a Franco Armani: Enrique Bologna regresó a Banfield para iniciar su cuarta etapa en el Sur, mientras que Germán Lux anunció su retiro. En este contexto, el DT Millonario está contemplando no buscar otro jugador veterano que cubra esas bajas por el momento, y en su lugar confiar en Franco Petroli y Ezequiel Centurión, surgidos de las inferiores del equipo, como los relevos del titular indiscutido en el arco del equipo desde principios de 2018. Sus rendimientos en la pretemporada serían fundamentales para su decisión.

Esta postura presenta un desafío latente para el puesto. No hay ninguna duda con respecto al lugar de Armani en el equipo, ni tampoco acerca de sus cualidades y seguridad que ofrece entre los tres palos, pero fueron Bologna y Lux a los que se les confió el arco en las ocasiones que el exAtlético Nacional estuvo ausente, ya sea por lesiones o sus convocatorias a la selección argentina. La lógica indicaría que el siguiente paso sería salir al mercado a buscar un arquero de experiencia.

De hecho, el antecedente más reciente de River inclinándose por un arquero formado en sus filas fue el caso de Augusto Batalla, al que le fue confiado el puesto a sus 20 años en 2016, pero una serie de performances por debajo de lo esperado (con la derrota por 4-2 contra Boca en el Monumental como punto de quiebre) hicieron que perdiera el puesto con Lux primero y Bologna después a mediados de 2017, y con la llegada de Armani sus posibilidades de seguir en el club de Núñez fueron reducidas drásticamente. Hoy Batalla continúa bajo contrato en el club, aunque milita en San Lorenzo, en su quinto préstamo fuera del equipo.

Batalla perdió lugar en la consideración del cuerpo técnico
Batalla perdió lugar en la consideración del cuerpo técnico


Augusto Batalla fue el último arquero surgido de las inferiores de River en ser titular con el club, pero hoy no está en los planes de Gallardo.

De los arqueros que hoy por hoy serán los suplentes de Armani, Centurión, de 24 años, es el que tiene más posibilidades de ser el primer suplente del casildense. El nacido en Cipolletti, Río Negro llegó a River en 2014 y firmó su primer contrato cuatro años después, aunque su actual vínculo finaliza en junio, por lo que dentro de poco tendrá que decidir su futuro a largo plazo en el club. Lo que lo posiciona como el candidato para ser el segundo arquero es que cuenta con mucho rodaje de fútbol profesional; pasó el año pasado a préstamo en Estudiantes de Buenos Aires, donde atajó en todos los partidos de la campaña en la Primera Nacional y sumó 14 vallas invictas en 32 encuentros. De buen posicionamiento y reflejos, aunque suela ser más conservador con la pelota en los pies, el conjunto de Caseros le había ofrecido continuar, pero eligió volver a River para pelear por su puesto.

Por otra parte, Petroli, que tiene 23 años y está en River desde los 10, ha sido el arquero titular en la reserva de la Banda y tiene experiencia en la selección argentina juvenil: disputó los mundiales sub 17 y sub 20, pero no suma minutos en Primera. El santafesino también correría con desventaja al momento de ser evaluado por Gallardo, debido a que no pudo incorporarse aún a la pretemporada del equipo por contraer Covid-19. De todos modos, mantiene inalterable su confianza para quedarse con el puesto: “Mis sueños siguen intactos: poder debutar y jugar”, afirmó al medio digital Reconquista Hoy en diciembre, donde también expresó su admiración por Armani: “Es una gran persona y cuando ataja esta siempre concentrado, siempre responde”.

El arquero Ezequiel Centurión fue el único positivo en los 25 hisopados de coronavirus realizados al plantel de River.
@riverplate


Ezequiel Centurión corre con ventaja para ser el primer suplente de Franco Armani en el arco de River, tras las salidas de Enrique Bologna y Germán Lux (@riverplate/)

Si por algo se lo conoce a Gallardo es por tomar decisiones que parecen ir en contra de lo que se espera de él. Existe aún la posibilidad de que River termine cerrando un nuevo arquero para ocupar el rol de Lux y Bologna. Si ese no es el caso, el Muñeco estaría dispuesto a acudir a un arquero formado en el club por primera vez en seis años en el caso de que su líder en la valla no esté disponible y si considera que están a la altura del arco de la institución.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.