River - Boca: el Intendente de Calchín le “cantó” la justa a Álvarez antes del partido y, en el pueblo, hasta los hinchas xeneizes festejaron sus goles

·3  min de lectura
Viernes a la noche, una charla anticipatoria.
Viernes a la noche, una charla anticipatoria.

CORDOBA.- “Háblale al árbitro y decile que recuerde la forma en que te pegó Marcos Rojo en el último partido…porque te va a volver a ir fuerte”. “Sé una vez egoísta y en la primera que tengas a los pocos minutos pégale al arco, apuntale a la cabeza de Rossi…que va a ser gol”. Aunque parecen de alguien que vio el clásico River-Boca con anticipación, las frases son del intendente de Calchín, Claudio Gorgerino, a Julián Álvarez y son del viernes.

Calchín es un pueblo de 3000 habitantes, a 110 kilómetros de la ciudad de Córdoba y allí vivió y jugó hasta los 16 años Álvarez. Integraba y era el goleador del Club Atlético Calchín -del que sigue siendo hincha-, institución que tiene la misma camiseta que River Plate.

En diálogo con LA NACION, Gorgerino cuenta que el viernes le escribió al jugador -a quien conoce desde chico, como todos en el pueblo del que es ídolo- para desearle “suerte” porque el clásico es siempre una fecha “muy especial”.

De hecho, en el arranque del mensaje el Intendente le dice “sé que debés estar lleno de pensamientos” y, además de desearle “suerte” a él y “a todo el equipo”, se decidió a darle dos “consejos” . Gorgerino se ríe cuando cuenta que resolvió marcarle esos aspectos a Álvarez porque es “lo que uno viene viendo desde siempre”.

Álvarez y Gorgerino, el intendente de su pueblo.
Álvarez y Gorgerino, el intendente de su pueblo.


Álvarez y Gorgerino, el intendente de su pueblo.

“Lo de apurarse a patear al arco apenas pudiera es porque uno pretendía que mucho antes hiciera este tipo de cosas, pero en River fue despacio, paso a paso -describe-. Me parecía que eran un buen momento de darle algo de aliento, de impulsarlo a que hiciera lo que todos sabemos que puede dar”.

En el caso de su advertencia respecto a Rojo, el Intendente se basó en lo que “ya pasó” en la Copa Argentina: “Rojo le pegó en la espalda y, después, conversando con su papá nos contó que estaba dolorido. Marcos va siempre fuerte a todas las jugadas, tiene esa característica. Así que por eso le insistí en que le pidiera al árbitro que lo observara”.

El domingo a la noche, después del triunfo por 2 a 1 de River en el Monumental, Gorgerino volvió a contactarlo a Álvarez para felicitarlo. “En el pueblo fue increíble ver que hasta los hinchas de Boca festejaron sus goles… es así porque es un gran chico, todos lo conocemos y es un ídolo”.

Álvarez celebra tras anotar el segundo gol de River en la victoria de ayer.
Álvarez celebra tras anotar el segundo gol de River en la victoria de ayer.


Álvarez celebra tras anotar el segundo gol de River en la victoria de ayer.

Asegura que la jugada del primer gol “hizo delirar” a los fanáticos de River en el pueblo de la misma manera que a los que estaban en el estadio. En lo que va de la temporada, Álvarez suma 13 goles y 13 asistencias en 39 partidos.

Desde Calchín Álvarez tuvo la oportunidad, a los 11 años, de probarse por un mes en el Real Madrid pero, como recién podían ficharlo a los 13, prefirió no alejarse de su familia. Siguió con el fútbol, tuvo pruebas en Boca, Talleres y Belgrano, lo pretendió Newell’s y hasta vivió en la pensión de Argentinos Juniors, pero siempre le costó dejar a sus seres queridos. Hasta que a fines de 2015 apareció River en el camino de la “Araña”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.