River - Boca: el clásico de barrio que se convirtió en uno de los más grandes del mundo

·3  min de lectura

El fútbol argentino esta plagado de curiosidades y desde los protagonistas hasta las instituciones, todo tiene su historia y su porqué. Lo que pasó con el Superclásico entre Boca y River tranquilamente podría estar en esta categoría: dos equipos que nacieron para ser rivales pese a las consecuencias del tiempo. De ser un clásico local a ser un suceso Mundial.

Para entender esto hay que retornar al siglo pasado, más precisamente a 1901. Durante el mes de mayo, en el barrio de La Boca, había dos clubes que no la estaban pasando bien: Santa Rosa y La Rosales. Las complicaciones económicas de la época y la falta de jugadores llevaron a que estos 24 muchachos decidan unirse para crear algo nuevo. Después de varios nombres y propuestas, entre ellas Juventud Boquense, el 25 de ese mismo mes nacía el Club Atlético River Plate.

Foto: cariverplate.com.ar
Foto: cariverplate.com.ar

Ubicado en la dársena sud del Puerto de Buenos Aires, River comenzó a liderar el barrio rápidamente ganando varios amistosos. Pese a que algunos meses debió mudarse a Sarandí por problemas con el alquiler, volvió a su lugar de origen para seguir arrasando. Esta modalidad de jugar solo por diversión duró hasta 1905.

Curiosamente, unos días antes que River pierda su primer partido oficial de AFA en manos de la Facultad de Medicina por 1-3, nacía su principal competidor a solo unas cuadras de su sede. Un grupito de chicos, hijos de inmigrantes Genoveses (de ahí el apodo Xeneize), se juntaba en la plaza Solís y decidía comenzar una aventura que llegaría a niveles nunca imaginados. Ese 3 de abril nacía Boca Juniors.

Con realidades diferentes, River disputaba partidos oficiales mientras que Boca comenzaba a jugar algunos amistosos. Podríamos decir que el primer Superclásico, en formato amistoso, se jugó el 2 de agosto de 1908 con victoria 2-1 para los de azul y oro. Ese mismo año el Millo llegaría a Primera División y Boca se afiliaba a AFA.

Foto: bocajuniors.com.ar
Foto: bocajuniors.com.ar

Recién en 1913 se dió el primer Superclásico oficial. Un año antes Boca llegaría a la Primera División tras una división en AFA, la cual debió subir a todos los equipos de la Segunda por decreto para completar el torneo. Este partido fue 2-1 para los de la banda Roja.

Ambos crecían y se desarrollaban de buena manera, pero... ¿cuándo se separaron los caminos en este clásico barrial? Bueno, para eso hay que viajar a mediados de la década del 20. Mientras River sufría algunos problemas para renovar el alquiler del predio donde jugaba, Boca era el seleccionado por AFA para realizar un viaje a Europa ya que allí habían quedado fascinados con el juego criollo demostrado en la Olimpiadas de 1924.

Foto: Cienradios
Foto: Cienradios

De esta manera, River construyó su primer estadio en la zona de Palermo y el Xeneize se fue al viejo continente para realizar una gira históricamente ejemplar que puso al fútbol argentino en lo más alto. El destino quiso separarlos, pero el mismo destino es quien se encargó de unirlos años después.

El próximo domingo se volverá a disputar el Superclásico. Un partido que paraliza al país, que se mira en todo el mundo y que increíblemente nació a unas pocas cuadras de distancia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.