River: un blooper defensivo, el “no gol” de Paradela y la polémica del penal de la victoria sobre Platense

·3  min de lectura
No queda claro su Schor arrastra el pie del futbolista de River Elías Gómez, pero el árbitro del partido cobró penal sin ir a ver las imágenes al VAR
Captura TV

La Copa de la Liga concluye la etapa de grupos. Los equipos que disputarán los cuartos de final ya están definidos y algunos partidos ya se juegan para completar el fixture. River y Platense cerraron la jornada del domingo, en uno de los duelos de la fecha 14, con un triunfo del Millonario por 2 a 1 y hubo tres jugadas que fueron claves en el partido. La más llamativa, un penal polémico en favor del equipo ganador que fue la más trascendental porque la supuesta infracción no quedó clara y el árbitro Patricio Loustau ni siquiera fue a verla al VAR. Luego, una desinteligencia defensiva del equipo de Gallardo que terminó en el empate del Calamar. Y además, el insólito gol que se perdió un futbolista del local.

El arranque del conjunto de Núñez había sido muy bueno. Llegadas al arco rival y hasta un tanto con el que abrió el marcador. Lo cierto es que dos minutos después del 1-0 marcado por Paradela, iba a llegar el empate con un gran error en la salida del Millonario. Ezequiel Centurión, arquero que reemplazó a Armani en la noche de este domingo, jugó con Leandro González Pirez. La devolución del defensor, de primera, no fue nada buena. En ese momento, surgió una desinteligencia entre el guardameta y Emanuel Mammana: ninguno de los dos fue a buscar la pelota, quien sí la rescató fue Horacio Tijanovich, que durmió a los dos jugadores de River y tocó con Brian Mansilla que puso el 1 a 1.

González Pirez, uno de los protagonistas de el error en el tanto de Platense, también fue parte de un blooper en el tanto de Boca en el Superclásico jugado en el Monumental por la séptima fecha de la misma competencia que luego significó triunfo del Xeneize por 1 a 0.

Con el partido igualado, y con River yendo al frente a buscar el partido, el local desperdició una chance de gol increíble. Un centro pasado cayó en los pies de Mammana, que le dio a la pelota un remate que fue contra el piso. Ese balón no llevaba dirección al arco, pero en el segundo palo apareció José Paradela, que sólo tenía que empujarla, porque estaba a un metro del arco. El volante llegó con total libertad, pero dudó tanto a la hora de rematar que definió por arriba, y mandó la pelota por encima del travesaño y sin marcar el tanto que le hubiera dado la victoria parcial a River, algo que llegaría, pero más tarde.

Cuando se jugaba media hora del partido, River empujaba a su rival con mucha gente en la ofensiva. Un centro de Pochettino desde la derecha se fue muy pasado. Quien fue a rescatar esa pelota fue Elías Gómez, acompañado por Ignacio Schor. Una vez en el área, el volante de Platense se tiró a barrer para impedir que el lateral envíe el centro. En ese momento, el defensor se cayó y Patricio Loustau no dudó en cobrar penal, más allá de que quedaron dudas sobre si Schor generó la caída de Gómez. La protesta de los jugadores de Platense se hizo notar y las señas del árbitro eran claras: la comunicación con los jueces a cargo del VAR, existían. Lo cierto es que la decisión final fue marcar la infracción que había señalado dese el inicio, sin modificar su fallo.

Julián Álvarez convirtió la pena máxima para establecer el 2 a 1 que luego iba a ser definitivo gracias a una jugada controvertida que seguramente será comentada durante toda la semana. Fue el octavo penal que le dieron a River en la Copa de la Liga, con la particularidad de que los convirtió a todos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.