River - Banfield. De lateral: el insólito gol del Taladro que complica las ilusiones del Millonario en la Liga Profesional

·3  min de lectura
El lateral de Quiróz terminará en gol de Palacios, ante la pasividad defensiva de River
El lateral de Quiróz terminará en gol de Palacios, ante la pasividad defensiva de River

Se jugaban 28 minutos del segundo tiempo. River jugaba mucho mejor que Banfield y Miguel Borja acababa de empatarlo con un gran cabezazo. Todo era ilusión, en el equipo, en Marcelo Gallardo y en el público que se acercó al Monumental, que se esperanzaba con la chance de dar vuelta el resultado y acercarse a los primeros puestos.

Sin embargo, una grave desatención defensiva del Millonario, y el oportunismo del rival, derivaron en el inesperado segundo gol del Taladro.

Todo comenzó con una pifia de Emanuel Mammana en el medio de la cancha, que aprovechó Agustín Urzi para lanzarse en velocidad hacia el arco defendido por Franco Armani. El zaguero local logró recuperarse y corrigió su error enviando la pelota afuera.

Julián Palacios festeja el segundo gol de Banfield, que derrotó a River en el Más Monumental
Julián Palacios festeja el segundo gol de Banfield, que derrotó a River en el Más Monumental - Créditos: @Alejandro Santa Cruz

Entonces, un lateral que parecía intrascendente fue la daga letal. Desde el costado izquierdo del ataque del equipo del Sur, Aaron Quiroz tomó carrera y convirtió el saque de manos en un centro al corazón del área.

Allí, seis futbolistas de River duplicaban a los tres de Banfield. La pelota picó casi a la altura del punto penal ante la vista de todos. Del otro lado, completamente solo, Julián Palacios se apropió del balón y sacó un fuerte remate cruzado que sorprendió a Franco Armani y se metió en el arco.

El festejo visitante silenció el estadio. La efervescencia que había generado el tanto de Borja y la buena actuación general del equipo, se diluyó en solo 120 segundos.

El golpe es fuerte. En la recta final, el equipo conducido por Marcelo Gallardo sumó apenas 4 puntos de los últimos 12 y encadena dos derrotas seguidas: la de esta noche se enhebra al 0-1 frente a Boca el domingo, en el Superclásico.

A falta de ocho fechas, las chances matemáticas del Millonario siguen intactas. Aunque si quiere pelear el título hasta el final, debe reencontrar la regularidad que cualquier equipo que quiere ser campeón también precisa.

Palacios festeja un gol que enmudeció al Monumental; Banfield se aprovechó de los altibajos de River
Palacios festeja un gol que enmudeció al Monumental; Banfield se aprovechó de los altibajos de River - Créditos: @Alejandro Santa Cruz

Banfield (puesto 17°, 22 puntos) capitalizó cada oportunidad que tuvo. Aunque se repite: en este año River no mostró la misma fortaleza de siempre y al plantel le cuesta interpretar el planteo que identificó desde siempre a Gallardo. La presión alta ya no es tal, y hasta que no encuentra el camino para abrir el marcador, el equipo no se logra adueñar del partido.

El calendario de River tiene su complejidad. Tras la derrota ante el Taladro, visitará a San Lorenzo, a Argentinos (sexto, con una unidad más que el Millonario), Patronato en Paraná y un cierre en Avellaneda frente a Racing, equipo contra el que no le resulta sencillo jugar por la propuesta de Fernando Gago. Después de recibir al Taladro, en el Monumental jugará contra Talleres de Córdoba, Estudiantes, Platense y, en la anteúltima fecha, al Rosario Central conducido por Carlos Tevez.