Riquelme contraataca: “Lo fui a ver para felicitarlos”, contó sobre el episodio del micro en la Bombonera

·4  min de lectura
Riquelme, en charla con TNT: "Fui al vestuario a felicitar a los jugadores", dijo sobre el polémico episodio tras el partido con Gimnasia
Riquelme, en charla con TNT: "Fui al vestuario a felicitar a los jugadores", dijo sobre el polémico episodio tras el partido con Gimnasia

Son días difíciles en Boca. Resultados negativos, lejos en el torneo, con la presión comercial y deportiva de conseguir la clasificación para la Copa Libertadores. Y en medio, pequeños desarreglos que desatan grandes escándalos, como la decisión de Juan Román Riquelme, presidente del Consejo de Fútbol, de bajar a los jugadores del ómnibus para pedirles una reunión en el vestuario de la Bombonera después de la derrota con Gimnasia LP.

Riquelme, que suele escaparle a las cámaras y a las entrevistas, se encontró acorralado. Sintió, entre tanto ruido, que era necesario explicar las cosas. Lo hizo en una entrevista con el programa Halcones y Palomas, de TNT Sports, y dejó algunas frases muy sorprendentes sobre el momento deportivo de Boca.

Sobre el “episodio del micro”, fue contundente: “ Los fui a felicitar porque hacía mucho tiempo que no jugábamos tan bien como contra Gimnasia en el segundo tiempo . Me salió ir a felicitarlos. Lo hice saber. Que se arme una novela, después… Bueno, es mi país. Sabemos que es así”, dijo respecto a la charla que tuvo con los jugadores luego de la tercera derrota en seis partidos.

Y ante la repregunta sobre si fue un error hacer bajar a los jugadores del micro, dobló la apuesta y acusó a los medios de comunicación: “No hay ningún lío. Los veo todos los días, hablo con ellos. Algunos de los chicos ya habían subido al micro y con todo el cariño que me tienen, volvieron. Tengo una relación buena con ellos. Amé ser futbolista y amo a los futbolistas. No sabía que estaba mal felicitar a los jugadores. Para mí no hubo lío. Fue una novela armada por las mismas personas y los mismos programas. Todo divertido. El hincha de Boca entendió cómo es esto. Desde el día que ganamos las elecciones sabemos cómo es. Es casi siempre el mismo programa el que le quiere armar problemas al club. No tengo por qué sentirme mal por visitar a mis jugadores. Creen que cuando uno va al vestuario es para echar al técnico o a retar a los jugadores”.

-¿Si a vos en tu época de jugador un dirigente te habría pedido que bajes del micro para hablar después de una derrota no te hubieras enojado?

-A un dirigente no se le hubiera ocurrido ir a felicitarme después de una derrota.

También se guardó palabras para Oscar Ruggeri, exjugador de la selección nacional y actual panelista en ESPN. “Cada uno es libre de decir lo que quiere… A mí me cuentan todo. Miro poca tele, pero me cuentan todo. Me enseñaron a vivir de una sola manera. Si un amigo mío me dice en la cara que lo defraudé, me pondría mal. Si un familiar me lo dice, me pongo mal. Si lo dice alguien con el que no tengo relación, no me causa nada. No puedo defraudar a alguien con el que no tengo relación”, sentenció.

También fue muy positiva su evaluación sobre el año futbolístico de Boca. Volvió a repetir que le ganó los dos partidos a Atlético Mineiro en los octavos de final de la Copa Libertadores (en realidad empató ambos sin goles y perdió por penales). Y dijo que el equipo rindió por encima de lo imaginado.

“Fue un semestre largo. Después de lo que pasó corrimos desde atrás desde comienzo en el torneo y quedamos lejos enseguida. Hace seis fechas atrás yo veía complicado que lleguemos a la Libertadores por la general. Teníamos encima nuestro a Vélez, River, Talleres, Racing, Independiente, San Lorenzo y Lanús. Hoy, estamos por encima de varios de ellos. Eso es mérito del esfuerzo que hacen los muchachos. Cuando nos toca jugar tres partidos en una semana los chicos se están lesionando. Están más cansados de la cabeza que de las piernas. La impotencia que te da que te obliguen a jugar con la reserva hizo que los muchachos tengan que hacer un esfuerzo doble, estamos muy agradecidos”, se quejó (N. de la R.: por los escándalos protagonizados por el plantel en Belo Horizonte, los jugadores rompieron la burbuja sanitaria y tuvieron que hacer cuarentena al llegar a la Argentina).

Sobre la conformación del plantel volvió a la carga contra la gestión anterior y volvió a arremeter contra la Conmebol. “Hablar de millones es fácil. Llegamos y en vez de plata teníamos deuda. No pudimos ir a comprar a Roger Martínez. Tenemos que manejar un club y armar un equipo competitivo. Igual, nosotros ganamos los dos partidos con Atlético Mineiro y no nos cobraron los goles. Nos sacaron de la Copa. Lo que pasó en Boca y en Brasil es imposible que se repita”, repitió.

Sobre cuál es el mejor camino para llegar a la Copa, opinó: “Vamos a pelear estos seis partidos y ojalá que podamos clasificarnos a la Libertadores por la tabla general. Después, la Copa Argentina es un campeonato, un título y queremos ganarlo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.