Al ring, tras estar en coma

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- A poco más de una semana de sufrir un accidente vial que lo puso al borde de la muerte, y solo unas horas después de abandonar el hospital, el pugilista capitalino Antonio "Diablo" López, volvió al ring de boxeo.

López, quien tras ser embestido por un auto mientras conducía su motocicleta, padeció un edema y hematoma subdural, fractura de cráneo a nivel temporal, perforación de pulmón y fractura de costilla, está de vuelta.

Después de varios días en el hospital, libró esa batalla y despertó del coma inducido, con la mente puesta en el combate para el que estaba programado este 18 de noviembre.

Y si llegó a la cita pactada en Ecatepec, pero solo para desearle suerte a sus colegas de aventura, en la velada estelarizada por Francisco "Bandido" Vargas, con quien suele compartir los entrenamientos en su gimnasio.

La hazaña del "Diablo" fue reconocida por los organizadores de la función, y el reto de volver a la batalla reinició en busca de ser campeón.