Ricardo Rodríguez, el entrenador de moda en Japón que aspira a hacer historia

·5  min de lectura

Tokio, 17 dic (EFE).- Ricardo Rodríguez, técnico del Urawa Reds nipón, ha sido elegido mejor entrenador del año en Japón y aspira este domingo a ser el primer técnico español en ganar la Copa del Emperador, lo que culminaría una "temporada espectacular", según dijo en una entrevista a Efe.

En su primera temporada al frente de los Reds, este ovetense de 47 años "cruyffista" y estudioso de Pep Guardiola ha dejado a su club en sexta posición, quedado semifinalista de la Copa Levain y puede además levantar un trofeo, todo ello tras ascender la temporada pasada a su anterior equipo, el Tokushima Vortis, como campeón de la J2.

Pregunta: ¿Esperaba cuajar un primer año tan bueno?

Respuesta: La verdad es que no era un proyecto sencillo. Pero luego poco a poco fuimos dándole forma al equipo, buscando los perfiles de jugadores y la forma de jugar. Si somos capaces de ganar la Copa emperador e ir a Champions (Liga de Campeones Asiática), la temporada sería espectacular.

El equipo había sido décimo la temporada pasada, así que nuestra primera idea al llegar era recuperar un estilo, volver a ser un equipo de ataque, que la gente volviera a vibrar con el equipo.

P: ¿Quiénes han sido sus referentes en los banquillos, y qué equipos actuales estudia más?

R: Me gusta mucho Guardiola. Y me impactó mucho la línea de Cruyff. Recuerdo un partido que le ganó el Barça al Athletic por 6-0 cuando yo tenía 14 años, y yo me preguntaba cómo era eso posible... Guardiola en el Barça también me impactó, y todo lo que hace con el City. Me gustaba también la Chile de Sampaoli, el Ajax de Van Gaal, el Milán de Sacchi... Todos ellos equipos de fútbol de ataque.

P: En los últimos años ha aumentado la presencia de entrenadores españoles en Japón. ¿Cómo cree que se percibe la "marca España" en los clubes nipones?

R: Es un estilo de fútbol que les gusta. La gente quiere ver a su equipo atacar y marcar goles, disfrutar. Están viendo que los técnicos españoles están bien formados, y muchos entrenadores en fase de formación nipones van a España a completar sus estudios. Estoy contento de que cada vez seamos más entrenadores españoles, eso significa que estamos haciendo bien las cosas, y ojalá que en el futuro haya aún más.

P: Este domingo puede convertirse en el primer entrenador español en ganar la Copa del Emperador de Japón.

R: Sí, ya fui el año pasado el primer técnico español en ganar un trofeo aquí (el de campeón de la segunda categoría, la J2, con el Tokushima Vortis) y esperemos poder ganar ahora este torneo, lo que sería un enorme logro.

P: Lleva desde 2017 entrenando en Japón. ¿Qué le sorprendió de forma más positiva del fútbol nipón, y qué le resultó más difícil?

R: Los jugadores captan rápido la idea de lo que queremos. Son jugadores disciplinados, con voluntad de trabajar. La idea que queremos aplicar les seduce, atacar siempre gusta más que otros modelos.

Lo más complicado es que los jugadores que menos juegan, que entren en el equipo y no se note. También cuando un equipo contrario se te mete atrás, esos planteamientos son difíciles. Espero que sepamos abrir ese tipo de defensa, que creo que nos encontraremos este domingo (El Oita Trinita es el rival de los Reds en la final).

P: En una liga tan igualada como la nipona, donde hay un nivel muy parejo entre los equipos y priman el físico y la disciplina táctica, ¿Es una ventaja diferencial practicar un fútbol de ataque?

R: Yo siempre intento hacer un equipo, buscar jugadores que se adapten bien a cada posición. También confío mucho en los jugadores con potencial. Ese jugador que crees que va a explotar en unos años, y el club también comparte esa idea.

P: Cada vez hay más futbolistas japoneses jugando en Europa, y cada vez desde más jóvenes. ¿Cree que está subiendo el potencial del fútbol base nipón?

R: Sí, se nota mucho. Muchas veces intentas firmar a jugadores jóvenes y el problema es que quieren irse a Europa (...) Cada vez son más lo que tienen esa ambición de mejorar y progresar, futbolistas que se marchan muy jóvenes y explotan en clubes europeos como Ritsu Doan o Kaoru Mitoma... De hecho en la selección la mayoría de los jugadores están ya en Europa.

P: Pese a ello la selección japonesa no termina de meterse en la élite mundial. ¿Qué cree que les falta?

R: Es una pregunta que me hace mucho la gente del fútbol nipón. Yo creo que cada vez se compite mejor, veo progresión, pero también ellos tienen la sensación de estar un poco lejos de selecciones como España, Francia o Alemania. Quizás no falte solo una cosa, sino un cúmulo de factores para poder dar ese salto.

P: El grueso de su trayectoria profesional es fuera de España. ¿Le gustaría entrenar allí en un futuro?

R: Estoy muy a gusto ahora donde estoy, y centrado en conseguir los objetivos de mi club, que son ahora volver a Champions. Y luego tenemos a medio plazo la meta de ganar el título liguero, pero la vida de los entrenadores es muy a corto plazo, así que el futuro ya se verá.

P: ¿Ve aún margen de mejora con los Reds para la temporada próxima?

R: Siempre hay que buscar mejorar cosas. A nivel competitivo hemos estado bien, al ser capaces de generar ocasiones, hacer más goles... Buscaremos también jugadores que nos puedan ayudar a ser un equipo mejor y a complementar el estilo.

Antonio Hermosín Gandul

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.