El rey del tenis, en Buenos Aires. Rafael Nadal, muy cerca de jugar una exhibición en la Argentina antes de fin de ano y frente a Del Potro

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Rafael Nadal, flamante campeón de Roland Garros, podría jugar una exhibición en Buenos Aires en noviembre próximo.
Thibault Camus

La visita sacudirá el espíritu de los amantes del tenis (y del deporte en general) en la Argentina. El español Rafael Nadal, leyenda del deporte de las raquetas que acaba de conquistar Roland Garros por 14ª vez (éxito con el que amplió su récord y alcanzó los 22 trofeos individuales de Grand Slam, dos más que Roger Federer y Novak Djokovic), regresaría a nuestro país en noviembre para disputar una exhibición que será parte de una exclusiva gira americana.

Por el momento no hay anuncio oficial, ya que deben cerrarse algunos detalles contractuales, pero, según tuvo acceso LA NACION, todo está muy avanzado y el anuncio es inminente. ¿Cuándo sería el partido? El miércoles 23 de noviembre. ¿Dónde? En el Parque Roca de la Ciudad de Buenos Aires, escenario donde se disputaron numerosas series de Copa Davis y en el que Federer y Alexander Zverev jugaron una exhibición a fines de 2019. ¿Contra qué rival se mediría Nadal? Ante Juan Martín del Potro: la presencia del tandilense no está confirmada y, si bien es la prioridad, los organizadores también evalúan otras opciones locales e internacionales.

Nadal Del Potro 2018
Nadal Del Potro 2018


Nadal y Del Potro podrían volver a medirse: en noviembre, en una exhibición en el Parque Roca de Buenos Aires.

No será la primera visita de Nadal a la Argentina, claro. Pero esta vez, probablemente, el impacto puede ser todavía mayor, porque llegaría sobre el final de una temporada notable y que ya es histórica, en la que conquistó dos títulos majors (además del Abierto de Francia, el Australian Open; también obtuvo los ATP de Melbourne y Acapulco), rompiendo con todos los pronósticos si se tiene en cuenta que el año pasado tuvo que dejar de jugar en agosto por el empeoramiento de la enfermedad congénita que padece en el pie izquierdo, llamada Müller-Weiss.

El exnúmero 1 del mundo y actual 4°, ya actuó en el ATP 250 de Buenos Aires en tres oportunidades. La primera, en 2005, antes de lograr su primer Abierto francés. Con 18 años y siendo 48° del ranking, perdió en los cuartos de final con Gastón Gaudio. Volvió al torneo porteño en 2015, siendo el 4° del mundo y ganó el título (venciendo a Juan Mónaco en la final). Mientras que en 2016, siendo el 5° del ranking, se despidió en las semifinales, ante el austriaco Dominic Thiem (finalmente ganaría el trofeo).

Nadal debutó en el torneo de Buenos Aires en 2005
Nadal debutó en el torneo de Buenos Aires en 2005


Con 18 años, Nadal debutó en el torneo de Buenos Aires en 2005: cayó en los cuartos de final ante Gastón Gaudio.

Nadal, además, visitó la Argentina en noviembre de 2013 para cumplir con varios compromisos deportivos y comerciales. Participó de una doble despedida de David Nalbandian, en la Rural (también estuvo Djokovic) y en el estadio Orfeo de Córdoba. Además, Rafa y Nole, que por entonces eran el 1 y 2 del ranking, respectivamente, fueron protagonistas de una promoción del glaciar Perito Moreno, peloteando arriba de un barco.

Djokovic y Nadal en el Perito Moreno
Djokovic y Nadal en el Perito Moreno


Djokovic y Nadal, en 2013, fueron protagonistas de una promoción del glaciar Perito Moreno, peloteando arriba de un barco.

En esta oportunidad, el encargado de la llegada de Rafa Nadal a la Argentina a fin de año es Lisandro Borges, CEO de la empresa Visión Deportiva y responsable de la fecha de Buenos Aires en el calendario del World Padel Tour. Buenos Aires sería la primera estación de una gira que Nadal y su equipo tienen evaluado realizar por distintas ciudades del continente americano.

Además del partido en el Parque Roca, la presencia del Matador incluiría otras actividades durante su breve estadía en Buenos Aires, como una clínica y una cena para invitados.

Rafael Nadal posando con la copa de campeón de Roland Garros en el Puente Alejandro III, con la Torre Eiffel de fondo.
Rafael Nadal posando con la copa de campeón de Roland Garros en el Puente Alejandro III, con la Torre Eiffel de fondo.


Rafael Nadal posando con la copa de campeón de Roland Garros en el Puente Alejandro III, con la Torre Eiffel de fondo.

Tratamiento en el pie y Wimbledon

Después de ganar la Copa de los Mosqueteros en el Bois de Boulogne, Nadal expresó su deseo de actuar en Wimbledon, el tercer Grand Slam de la temporada, que este año se disputará del 27 de junio al 10 de julio. Claro que viajará a Londres siempre y cuando se reponga del desgaste de estos días en el pie izquierdo y si el tratamiento que realizará próximamente le da buenos resultados.

“En París he podido jugar en condiciones extremas, con inyecciones en los nervios para dormir el pie. Mi doctor [Ángel Ruiz-Cotorro] me ha puesto anestesia en los nervios y eso me quita esa mala sensación en el pie, pero también conlleva un riesgo y puede producir otras cosas por ahí”, contó Nadal tras la nueva conquista en el polvo de ladrillo de París.

Y prosiguió detallando: “Se ha hecho un bloqueo a distancia, con inyecciones que repercuten en los nervios. Estoy jugando sin dolor, pero con cero sensación. Es como cuando te duermen en el dentista. Ahora vamos a volver a casa y a hacer una intervención en los dos nervios. Son unas inyecciones con radiofrecuencia pulsátil, que podrían quitarme la sensación (negativa) en el pie; se trata de inhibir el nervio, quitar esa sensación de dolor permanente. A ver si se puede dejar el nervio medio dormido y tener esa otra sensación: aunque me lo deje con poca sensibilidad, el objetivo es que me lo deje con poco dolor”.

Según el lenguaje médico, el tratamiento consiste en “insertar una aguja especial bajo la guía de rayos X o ecografía hasta que se asienta junto al nervio que se va a tratar. Una vez en posición, se da energía a la punta de la aguja utilizando impulsos de radiofrecuencia para reajustar la función a del nervio dañado”. A los 36 años, Nadal sigue asombrando dentro y fuera del court, buscando soluciones para tratar de seguir compitiendo en alto nivel y para no tener consecuencias el día de mañana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.