Rey Mysterio y la traición que sufrió a manos de su hijo Dominik

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Hablar de Rey Mysterio es referirse a una de las superestrellas más queridas en la historia de la lucha libre mexicana y de la mayor empresa del mundo de dicho deporte como lo es la WWE gracias a su exitosa trayectoria, pero también por su gran carisma que tiene con los mismos luchadores, como con el público.

Su máscara y el tradicional "619" es querido hasta en Gran Bretaña, como se vio en el evento de la WWE Clash At The Castle que se realizó en la ciudad de Cardiff, en Gales; donde se robó los reflectores, pero por ser la víctima de una traición que a todo el Universo de la WWE dejó pasmado.

En las últimas semanas ha tenido una fuerte rivalidad con "The Judgment Day" conformada por Damian Priest, Finn Balor y Rhea Repley. Por lo que Mysterio decidió hacer equipo con su gran compañero de años, Edge, y también con su hijo Dominik, a quien no le ha agradado el respeto que su padre le tiene a la "Superestrella Categoría R".

Así que en el Premium Live Event que se hizo después de 30 años en territorio británico, la dupla de legendarios gladiadores se sobrepuso a Balor y Priest. En el festejo entre Rey Mysterio y Edge, se subió Dominik al cuadrilátero, ya que durante la lucha estuvo en ringside para cuidar las espaldas de su padre.

Sin embargo, la sorpresa se dio cuando el heredero del 619 propinó una patada foul a Edge, provocando que su padre lo trata de controlar. Dominik parecía que entraba en razón, pero con un latigazo al cuello fue como traicionó a su propio padre.

Entre asombro, abucheos y algunos que aplaudieron el cambio de rol, fue como Dominik Mysterio se retiró de la arena, ante también la mirada incrédula y de dolor de su padre, quien llegó hasta las lágrimas después de lo que ocurrió con su hijo y su pareja por más de dos años.