Revendedores y policía se enfrentan afuera del estadio Azteca

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 10 (EL UNIVERSAL).- México se enfrenta a Honduras en el estadio Azteca y aunque el partido se programó para el domingo por la tarde, los boletos no se acabaron.

Horas antes al partido los aficionados todavía tenían la oportunidad de adquirir sus entradas en las taquillas del estadio, sin embargo, también hubo la presencia de revendedores.

Previo al encuentro se registró una pelea en la plancha del Coloso de Santa Úrsula entre elementos de la policía y algunos revendedores.

La policía había detenido a algunos sujetos y pretendían meterlos al estadio Azteca, situación que detonó el conflicto.

Otros revendedores se acercaron para empujar y golpear a los elementos de seguridad para evitar que se llevaran a sus compañeros, incluso utilizaron cubetas para defenderse.

Uno de los revendedores aseguró que adentro los revisan, les quitan el celular e incluso les siembran droga.

En otra zona del estadio la policía sí detuvo a un revendedor antes del comienzo del juego.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.