Revelan la particular decisión que tomó Carlos Bianchi antes de disputarse Boca-Real Madrid

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Palermo y Riquelme celebran juntos uno de los más grandes triunfos de Boca de la historia: ante Real Madrid en 2000.
Palermo y Riquelme celebran juntos uno de los más grandes triunfos de Boca de la historia: ante Real Madrid en 2000.

Sebastián Vignolo, conductor de F90 (ESPN), reveló este martes la particular decisión que tomó el entrenador Carlos Bianchi antes de la Copa Intercontinental que disputaron Boca Juniors y Real Madrid. El “Pollo”, por entonces un joven relator, fue el responsable de una de las transmisiones televisivas del encuentro, y estuvo en Tokyo para presenciar el partido.

En ese sentido, y en ocasión del cumpleaños 73 del “Virrey”, el animador aprovechó para evocar una historia vinculada a él. “Fuimos a ver el reconocimiento del campo de juego. Llegaba primero el Real Madrid; después, tenía que llegar Boca. El Real Madrid fue, y Boca no, pagó la multa. ¿Cuál era la idea? Bianchi no quería que los futbolistas de Boca vean. Imagínate que Roberto Carlos pateaba tiros libres y daba vueltas las barreras”.

La picante chicana del “Flaco” Schiavi a Sebastián Vignolo por no haber llegado a Primera

Boca no llegó nunca. (Bianchi) los tuvo encerrados, metidos en el hotel, guardados, y recién salido a escena el día del partido. (...) Decía: ‘A estos tipos por ahí los llevamos a ver la cancha, al Real Madrid, por ahí están todo el día, la cabeza”, agregó el periodista, quien también explicó cómo se vivió el triunfo en el lugar de la concentración.

“Me acuerdo que la gente iba al mismo hotel donde estaban los jugadores de Boca. Era una locura, ya estaba el arbolito de Navidad armado; un arbolito enorme, en el lobby del hotel. (...) Cuando sale campeón del mundo, las bolas andaban por todos lados”. Asimismo, recordó cuál era el principal objeto de discusión futbolístico por aquellos días. “El tema era cómo hacía Boca, y cómo hacía (Aníbal) Matellán, para marcar a (Luis) Figo. Era galáctico. Era un drama”.

Riquelme y Palermo, y el abrazo posterior al segundo gol de Boca ante Real Madrid en Japón; asistencia del 10 y anotación del 9
Reuters


Riquelme y Palermo, y el abrazo posterior al segundo gol de Boca ante Real Madrid en Japón; asistencia del 10 y anotación del 9 (Reuters/)

Por otra parte, Sebastián Abreu analizó las virtudes como DT del “Virrey”. “Había sobre todo convicción. No tenían gran juego asociado, pero a partir de la individualidad, el equipo se acoplaba, y te terminaban ganando. Tanto Vélez como Boca eran sólidos defensivamente, directos, y explotaban las características de los delanteros. Se le hacía el juego para lo que el delantero podía ser eficaz. En su momento, con el ‘Turu’ (Flores) y con el ‘Turco’ (Asad), y en el otro momento, con Martín (Palermo) y con el ‘Mellizo’ (Barros Schelotto)”.

“Fuiste uno de los que decía…”: el pase de factura de Horacio Pagani a Vignolo tras el triunfo de Boca

En tanto, el exjugador Damián Manusovich, quien fue dirigido por Bianchi en Vélez, lo definió como “un técnico muy difícil de describir en palabras, porque no hay muchas palabras que lo describan”. “Vélez le ganó al Milan de Capello, que era una selección mundial, con muchos chicos que eran del club. Ni siquiera con incorporaciones. Increíble”, apuntó

A la vez, dijo que era “un gran gestionador de vestuario”, e indicó lo que sucedía cuando Bianchi se enfrentaba a sus jugadores. “Entraba al vestuario y había un silencio, un nivel de respeto… yo pocas veces vi cosas así en un vestuario. Y eso lo sabía transmitir ala equipo, y se trasladaba a la cancha”, concluyó el exlateral.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.