El retiro de Serena Williams: las argentinas que la enfrentaron a lo largo de la historia y cómo les fue

·5  min de lectura
Serena, la mano en el pecho y el alma legada a su deporte; Flushing Meadows le rindió pleitesía hasta el final
Serena, la mano en el pecho y el alma legada a su deporte; Flushing Meadows le rindió pleitesía hasta el final - Créditos: @Charles Krupa

Serena Williams es leyenda. Lo fue en estos últimos años, mientras transitó la recta final de su carrera y lo es mucho más ahora, ya retirada, hecho trascendental para su deporte que tuvo lugar este viernes con su caída por 7/5, 6/7 (4) y 6/1 ante la australiana Ajla Tomljanovic (46°), en la tercera ronda del US Open, último Grand Slam de la temporada. Serena Williams (605°) tuvo una carrera de ensueño, no sin sacrificios, pero sí de esas que están dotadas de la magia. Esas que tienen un halo distinto, único, que se apoyan incluso en lugares insospechados, como un guión de película.

La estadounidense dijo adiós para siempre al tenis profesional en la cancha, dándolo todo, hasta el último suspiro y a menos de un mes de cumplir los 41 años. Y lo hizo como merecía, a la altura de su carrera sublime, en Estados Unidos, en Flushing Meadows, en el US Open, su casa. Ni más ni menos. En esa ciudad que no duerme ganó a los 17 años el primero de sus 23 títulos de Grand Slam y con ello también, el primero de su cosecha en ese escenario. Quedó en el umbral de los 24 que en singles ostenta aún la australiana Margaret Court, pero a quién le importan los números cuando los legados los trascienden.

Serena Williams jugó a pleno cada partido del US Open, pese a la proximidad de sus 41 años
Serena Williams jugó a pleno cada partido del US Open, pese a la proximidad de sus 41 años - Créditos: @John Minchillo

Serena tiene números increíbles, espectaculares. Pero su quiebre en el tenis vino no solo por esa vitrina de trofeos que fue armando. Fue una bisagra, la invitación a un nuevo paradigma en el tenis femenino mundial. Primero siguiendo los pasos de su hermana mayor, Venus. Después, sola, con paso arrollador y una vigencia extraordinaria por casi 25 años. Entonces, aquellas que se cruzaron en su camino alguna vez pueden contar esta historia: “Yo jugué contra la leyenda”. Privilegio, de algunas.

A lo largo de su andar Serena Williams enfrentó a siete tenistas argentinas y sólo dos la vencieron: Paola Suárez, en una jornada en la que la estadounidense abandonó y la rosarina Nadia Podoroska, hace menos de un año y medio, en un partido histórico para la ella, que la eliminó en el Masters 1000 de Roma. Nadia, que contó que cuando era una nena y peloteaba contra el frontón de la canchita donde entrenada le ponía a la pared la imagen de Serena para creer que jugaba contra ella, se dio el gran gusto, ahí nomás de la arena de los gladiadores romanos.

Potencia, técnica y corazón, algunas de las características que distinguieron a Serena Williams
Potencia, técnica y corazón, algunas de las características que distinguieron a Serena Williams - Créditos: @WILLIAM WEST

Los partidos de Serena Williams ante tenistas argentinas

  • 1999: Venció a Inés Gorrochategui en la primera ronda del WTA 500 de Sydney por 6-4 y 6-2.

  • 1999: Venció a Mariana Díaz Oliva en la segunda ronda de Roland Garros por 6-3 y 6-4.

  • 2000: Cayó con Paola Suárez en la segunda ronda del Amelia Island por 6-3, 4-6, 5-2 y retiro.

  • 2008: Venció a Gisela Dulko en la segunda ronda de Charleston por 6-3 y 6-4.

  • 2009: Venció a Gisela Dulko en la segunda ronda del Abierto de Australia por 6-3 y 7-5.

  • 2021: Cayó con Nadia Podoroska en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma por 7/6 (6) y 7/5.

Nadia Podoroska venció a Serena Williams en Roma y le regaló unas palabras en el saludo
Nadia Podoroska venció a Serena Williams en Roma y le regaló unas palabras en el saludo - Créditos: @Alessandra Tarantino

Algunas particularidades

  • Cuando Serena venció a Mariana Díaz Oliva ya era Top Ten y cuando enfrentó a Paola Suárez ya era campeona de Grand Slam. A Paola Suárez, además, le ganó dos finales de Grand Slam junto a su hermana Venus (los 14 majors que tiene en dobles son con Venus). La pergaminense hacía dupla con la española Virginia Ruano Pascual, con quien alcanzó la cima del ránking mundial.

  • Cuando la “suerte” del sorteo puso a Gisela Dulko dos veces frente a Serena, ésta ya dominaba el circuito y estaba en uno de sus tantos momentos de apogeo e imparable. Cuando le ganó en Australia, la menor de las Williams era la N° 2 del mundo.

  • Nadia Podoroska la agarró en el epílogo de su carrera, sobre polvo de ladrillo, quizás la superficie más desgastante para la estadounidense. La rosarina era 44 del mundo pero la estadounidense aún era Top Ten: la 8 del mundo. Fue un partidazo y la victoria de la rosarina, la más trascendental de las dos que hubo por parte de tenistas albicelestes. Antes del partido Nadia contó que, siendo una niña, peloteaba en el frontón imaginando que jugaba contra Serena. El destino las cruzó: 7/6 (6) y 7/5 para Nadia.

Aquella visita de Serena a la Argentina

  • En 2015 Serena y su hermana Venus pisaron Buenos Aires para enfrentar a la Argentina en el marco de la Fed Cup (ahora Billie Jean King Cup), que se disputó en Pilar. Conformaron el equipo de Estados Unidos junto a Coco Vandeweghe, Madison Keys y Varvara Lepchenko, capitaneadas por Mary Joe Fernández. La Argentina, dirigida por María José Gaidano, nominó a Paula Ormaechea, María Irigoyen, Tatiana Bua y Nadia Podoroska (con solo 17 años).

  • Estados Unidos se impuso por 4 a 0 y Serena Williams enfrentó a María Irigoyen: la venció por 7-5 y 6-0 y fue el único partido que jugó. Acusó un estado febril. Entonces, llegaba desde Australia, tras asumir todos los protocolos de campeona (obtuvo su 19° Grand Slam) y con un largo viaje. Pero tenía que cumplir con el reglamento de disputar este torneo al menos dos veces para poder disputar los Juegos Olímpicos. Y Río de Janeiro 2016 estaba a la vuelta de la esquina.