El retiro de una campeona

·1  min de lectura

"Un nuevo capítulo de mi vida comienza". Con un escueto posteo en redes sociales, la emblemática Mary Keitany anunció su despedida de las calles.

A los 39 años y con la mejor marca histórica en maratón vigente (2 horas 17 minutos 1 segundos en carreras sólo de mujeres conseguido en Londres 2017), la keniata decidió abandonar el atletismo. Una lesión y la imposibilidad de recibir el tratamiento adecuado debido a la pandemia la empujaron al retiro.

"Una lesión en la espalda que sufrí a fines de 2019 tomó una decisión por mí. No pude obtener el tratamiento que quería en Europa debido a las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia y cada vez que pensaba que me había recuperado de la lesión y empezaba a entrenar duro, volvía a ser un problema", contó.

"Así que ahora es el momento de decir adiós, aunque solo sea como corredor de élite, al deporte que tanto amo".

Keitany ganó el Maratón de Londres en tres ocasiones y el de Nueva York otras cuatro (2014, 15, 16 y 18). También obtuvo la medalla de oro en el Mundial de Medio Maratón de 2009. Su carrera, que comenzó con éxito en 2007, sólo se detuvo en dos oportunidades, en los que fue madre de Jared y Samantha, que ahora tienen 13 y ocho años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.