Se retira Feliciano López, el torero que dominó el tiempo en puntas de pie y fue campeón de la Copa Davis ante la Argentina en Mar del Plata

Feliciano López y Juan Martín Del Potro, en la final de Mar Del Plata
Juan Martín del Potro y Feliciano López, durante la recordada final de la Copa Davis 2008, ganada por España en Mar Del Plata

Aquellos devotos del tenis elegante y de los movimientos ricos técnicamente dentro del court, encontraron en el español Feliciano López a un ejemplar de fabricación casera que ya casi no se consigue. Zurdo, con revés de slice quirúrgico y, prácticamente, último exponente del saque y red, el toledano desarrolló una destacada carrera durante más de dos décadas. Claro que todo tiene un final y, con el inicio de una nueva temporada, el jugador de 41 años anunció que ha llegado el momento del final. Este año jugará un puñado de torneos (aún no precisó cuáles) y luego colgará la raqueta .

El español Feliciano López ostentó un juego que se adaptó a la perfección en el césped
El español Feliciano López ostentó un juego que se adaptó a la perfección en el césped

“Queridos amigos. Ha llegado el momento de compartir con vosotros algo que la mayoría de los deportistas piensa que nunca va a llegar. Después de más de veinte años compitiendo en el circuito he decidido poner fin a lo que un día comenzó siendo una ilusión y terminó convirtiéndose en el trabajo más bonito y apasionante del mundo”, anunció el propio Feliciano en su redes sociales, con un video que recuerdas algunos de sus momentos más valiosos. “El sueño de cualquier tenista es poder decir adiós en una pista de tenis y por ello voy a jugar algunos torneos para poner fin a mi carrera. La idea es poder jugar algunos de los torneos que por diferentes motivos han significado algo importante durante estos últimos veinte años”, amplió López y, de inmediato, le empezaron a llover mensajes de su colegas (David Ferrer, Pablo Carreño Busta y Pablo Cuevas, tan sólo algunos de ellos).

López fue, en 2008, una de las cartas más valiosas que el equipo español de Copa Davis, capitaneado por Emilio Sánchez Vicario, presentó en Mar del Plata, en la conflictiva final para el conjunto nacional que capitaneaba Luli Mancini. En la conquista 3-1 de los europeos sobre los argentinos, López ganó el punto de singles ante Juan Martín del Potro y, junto con Fernando Verdasco, el de dobles ante Agustín Calleri y David Nalbandian.

El español Feliciano López celebra su victoria contra el australiano Li Tu durante su partido individual masculino en el segundo día del torneo de tenis Abierto de Australia en Melbourne el 9 de febrero de 2021
La eufórica celebración de Feliciano López en el Abierto de Australia 2021 - Créditos: @William WEST / AFP

En julio de 2019, durante un reportaje con LA NACION en Wimbledon, Feliciano recordó: “Fue una experiencia inolvidable, de las más increíbles que pude vivir en mi carrera, porque lo que se vivió ese fin de semana… No estábamos acostumbrados a jugar en ambientes así y poder vivirlo en primera persona fue increíble. Obviamente todo salió bien, se ganó, pero fue algo extremadamente emotivo por la manera en la que se vive el deporte en países como la Argentina, más allá de que yo le pude ganar a Juan, que ganamos la Copa, todo lo que pasó, etcétera”.

Y añadió: “El ambiente fue increíble. Nosotros íbamos con cuidado, porque Nalbandian y Del Potro eran dos jugadores muy buenos, nosotros teníamos muy buen equipo con David (Ferrer), Fernando (Verdasco), pero perdimos a Nadal y Argentina era favorita. La cancha favorecía mucho a mi juego. Pude sacar lo mejor de mí, jugué lo mejor de mi carrera. Lo recuerdo como lo mejor de mi carrera, sin dudas”. Aquel no fue el único título de Feliciano en la Copa Davis: había sido campeón en 2004 y repitió la alegría en 2009, 2011 -también ante la Argentina, pero en Sevilla- y 2019.

Feliciano López posa con su título en Eastbourne
Feliciano López posando con el trofeo de Eastbourne

Feliciano experimentó la transición entre las raquetas de madera y las modernas . “La primera raqueta que tuve fue una Dunlop de madera, que me la regaló mi padre por Reyes Magos. Fue la primera de todas, pero me duró muy poco. Luego tuve la Adidas Ivan Lendl, que también era una raqueta bastante antigua, quizás era la evolución entre las de madera y las que vinieron después”, le contó a LA NACION. Diseñado para el juego sobre césped, logró el 62,5% de efectividad (85 victorias, 51 derrotas) en esa superficie tan traicionera para la mayoría de los jugadores. Se destacó tanto en singles como en dobles: fue 12° del ranking mundial individual en 2015 y 9° en dobles en 2016.

El anuncio de Feliciano

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En mayo de 2018, el Torero (como lo apodan) creyó que el desenlace de su carrera se aproximaba ya que había quedado afuera del Top 100 por primera vez desde junio de 2002 y esa condición en el ranking no le permitiría jugar los grandes torneos. Se puso en funciones como director del torneo de Madrid en 2019 y, de cierta manera, desvió la atención. Pero, lejos de alejarse del circuito, se aferró. Ganó el prestigioso ATP 500 de Queen’s en junio de 2019 (en singles y dobles, con el británico Andy Murray), ascendió 60 posiciones y su carrera entró en un escenario totalmente distinto y revitalizado. En el accidentado 2020, con los cinco meses de suspensión por la pandemia, López jugó once torneos individuales (incluidos Australia, el US Open y Roland Garros, en ese orden) y cinco en dobles (con España, en pareja con Pablo Carreño Busta, llegó a la final de la ATP, ganada por Serbia). El 2021 lo encontró en un estado diferente: fue padre y, ahora sí poco a poco, su foco empezó a cambiar.

Gran admirador de las carreras de Roger Federer y Rafael Nadal , en su momento, ante LA NACION, López tuvo una mirada preocupada sobre el día que el suizo y el español ya no compitan (de hecho, Roger ya no lo hace, ya que se retiró en 2022): “¿Cómo será el tenis sin Roger ni Rafa? Complicado, complicado. Yo soy de los que piensan que habrá un vacío grande cuando Federer y Nadal se vayan del tenis. No va a haber una época en el tenis como la que hemos vivido en estos años. Con Rafa, Roger, Novak (Djokovic) y Andy (Murray). También decían lo mismo con Sampras y Agassi, o con Borg y McEnroe, y luego vinieron estas bestias. Si me preguntas a mí, yo creo que no se va a volver a vivir y el tenis, a nivel fans, sufrirá un poco. Esperemos que la industria del tenis no sufra tanto, todos tienen que estar preparados porque todo el dinero que ha conseguido atraer esta generación de bestias durante estos años, es gracias a ellos. El tenis tiene que estar preparado para afrontar el momento en el que ellos no estén”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

López, profesional desde 1997, se transformó en el tenista con más participaciones en torneos de Grand Slam de la historia , empatado con Federer con 81 presencias. A su vez, 79 de estas participaciones fueron consecutivas (desde Roland Garros 2002), lo que lo sitúa como el jugador con más participaciones de Grand Slam encadenadas en la historia. En el último Wimbledon (cayó en la primera ronda ante el neerlandés Botic Van de Zandschulp), se encumbró como en el primer jugador en la historia en competir en -al menos- 20 ocasiones en cada uno de los cuatro majors. López, sin dudas, fue un ejemplo de longevidad.

Amante del vino tinto, bien podría comparar su carrera con esa bebida: cuanto más añeja, fue mejor.

Grandes puntos de Feliciano López