Las repercusiones en el mundo de la hazaña de los Pumas al vencer a los All Blacks en Nueva Zelanda y las frases que destacan el triunfo histórico

·4  min de lectura
En Nueva Zelanda, el reconocimiento a los Pumas convive con la frustración que vuelve a poner en duda a Ian Foster, entrenador de All Blacks
En Nueva Zelanda, el reconocimiento a los Pumas convive con la frustración que vuelve a poner en duda a Ian Foster, entrenador de All Blacks - Créditos: @captura

La victoria por 25-18 de los Pumas sobre los All Blacks este sábado no sólo generó un impacto deportivo reconocido en la Argentina, sino que pronto se propagó por todo el mundo. El suceso enseguida tuvo repercusiones en los principales medios de Nueva Zelanda, Inglaterra y Francia, por ejemplo, para resaltar la dimensión de lo que el seleccionado nacional había logrado en esta fecha del Rugby Championship y la crisis que volvió a dejar al descubierto en su rival.

“All Blacks aturdidos en una derrota histórica ante los Pumas mientras presionan a Ian Foster”, titularon en el NZ Herald, enfocados, otra vez, en las dudas sobre la continuidad del head coach al frente del conjunto neozelandés. “Justo cuando parecía que Foster disfrutaría de un poco de aire limpio, después de recibir el apoyo tardío de sus jefes y ascender a Joe Schmidt a entrenador asistente la semana pasada, más historia no deseada asomó en su cabeza”, remarcaron.

Pablo Matera celebra con el público argentino que disfrutó un triunfo histórico
Pablo Matera celebra con el público argentino que disfrutó un triunfo histórico - Créditos: @ap

Fueron los argentinos esta vez los que obligaron a poner el tema sobre la mesa nuevamente, después de que los All Blacks sufrieran la tercera derrota seguida como locales, algo inédito. Irlanda le había ganado dos veces seguidas en julio pasado. “Los All Blacks tenían la intención de mejorar aún más su victoria en Ellis Park contra los Springboks, que finalmente salvó el mandato de Foster. En lugar de eso, en una noche de invierno típicamente fría, en una competencia rudimentaria dominada por el árbitro georgiano Nika Amashukeli, quien produjo varios fallos extraños, inmediatamente bajaron a la tierra con un ruido sordo”, señalaron. El juez principal estuvo apuntado, además del entrenador.

Los Pumas desnudaron sensaciones maquilladas. Y en el análisis, los neozelandeses descubrieron la frustración por los intentos que chocaron contra al defensa argentina. Se habló de que se vieron “restringidos ante un enfoque metódico de intentar aplastar a los Pumas”.

“La Argentina sorprende a Nueva Zelanda con una histórica victoria en el Rugby Championship”, subraya The Guardian. “Tenemos que mirar nuestra compostura en los últimos minutos, particularmente con los suplentes entrando, y sólo tenemos que asegurarnos de ser un poco más despiadados en ese lapso”, se lamentó Foster, y lo hicieron notar. “Felicitaciones a la Argentina. Se mantuvieron fieles a cómo querían jugar, realmente nos frustraron. Se salieron con la suya y no pudimos lidiar con eso”, describió el entrenador, y en el diario inglés lo resaltaron.

"Histórico", el título principal de L'Equipe, que profundiza en la hazaña argentina en Nueva Zelanda
"Histórico", el título principal de L'Equipe, que profundiza en la hazaña argentina en Nueva Zelanda - Créditos: @captura

También, el significado del éxito para Michael Cheika, el head coach de los Pumas. En ese medio destacan que el sudafricano le dio crédito al nuevo entrenador defensivo Dave Kidwell por lo que había aportado al equipo. “Kidwell nació en Christchurch y tiene un mural en la ciudad que honra sus días como jugador y entrenador del equipo de la liga de rugby de Nueva Zelanda”, recuerdan. Y salen a la luz los sentimientos del capitán de los All Blacks, Sam Cane: “Nos pusieron bajo mucha presión en la segunda mitad. No respondimos de la manera que queríamos y fueron lo suficientemente buenos para conseguir la victoria esta noche”.

“Hazaña argentina, que gana por primera vez en Nueva Zelanda”, expuso L’Equipe, y agregó: “Los Pumas, bajo la capitanía de su hooker Julián Montoya, firmaron una actuación histórica”. En Francia también se sacaron el sombrero sobre la actuación argentina. Hablaron de “confirmación de su ascenso luego de ganarle a los australianos hace 15 días”.

Como puntos centrales del partido se citan a “la precisa patada de Emiliano Boffelli” y “la indisciplina de los All Blacks para pegarse a su partitura”. Y el contexto dice mucho más: “Ante 18.000 espectadores aterrados, la hazaña estuvo al alcance de los Pumas, considerando por un lado la pobreza del juego neozelandés y por el otro, la solidez mental de los argentinos, su mística y perseverancia”.

Caleb Clarke, golpeado luego de la derrota ante los Pumas
Caleb Clarke, golpeado luego de la derrota ante los Pumas - Créditos: @Agencia AFP