Mi renuncia está puesta en la mesa: Hernán Cristante

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 30 (EL UNIVERSAL).- Hernán Cristante está en el limbo, no sabe qué va a pasar con el Querétaro.

¿Dónde va a jugar?, ¿Quién va a ser el dueño?, ¿Si él seguirá?

"No sé qué vaya pasar, no sabemos nada. Estamos a la expectativa".

Su renuncia está puesta en la mesa: "No puedo entorpecer a la gente que pueda entrar. Mi renuncia está puesta en la mesa. Me dijeron que tomara las cosas en calma, estamos tranquilos y contentos con el trabajo. Mi contrato era por un año más, pero no es ético exigirlo. No sabemos quién llegará. No sabemos nada".

No hace planes a futuro: "Te digo como trabajé con el cuerpo técnico cuando llegamos acá. En los juegos entre Atlas y América íbamos a ver las necesidades para el torneo que viene. No se pudo hacer por todo lo que pasó en ese juego contra Atlas. Pero tenemos la temporada diseñada, ver qué jugadores se necesitan, pero no es sano futurear, no sabemos qué va a pasar".

Acepta que no está cómodo: "La sensación de incomodidad es muy alta, pero creo que lo podemos superar. Lo traemos en la sangre, nos gusta sufrir, nos gusta tener problemas para crecer. Me gustaría que en un par de semanas nos dijeran qué va a pasar, pero no será así".

Así que: "Tengo que dar un paso al costado, es la cuestión ética. No estoy cómodo por todo lo que sucedió. Todo el mundo se ha portado muy bien, pero estamos ala expectativa".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.