La renovación del brasileño Otávio, en el punto de mira de la Fiscalía lusa

·3  min de lectura

Lisboa, 23 nov (EFE).- La Operación "Tarjeta Roja" desarrollada por la Fiscalía lusa para esclarecer posibles delitos fiscales en el mundo del fútbol y que ha realizado ya 33 registros en Portugal, incluidas las oficinas del Oporto, ha puesto el foco en diversas transferencias de jugadores, entre ellas la del brasileño Otávio.

Según revela hoy el diario portugués "Público", el pasado 21 de marzo el Oporto habría contratado los servicios de intermediación de una empresa que era la misma que representaba al jugador para convencer al futbolista de que renovara.

Al día siguiente de la renovación de Otávio con "los dragones" hasta junio de 2025, el Oporto habría formalizado un acuerdo con esa misma empresa para que el jugador fuera transferido a otro club.

Según este diario, el Oporto habría firmado acuerdos con la citada empresa por 8,8 millones de euros: 4,8 millones en comisiones por la renovación del brasileño y otros 4 por la futura venta del futbolista a un tercer club.

Según la misma fuente, todas estas operaciones no estarían comunicadas a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal, ya que el Oporto es una sociedad anónima. Además, dicha empresa, con base en Brasil y en Portugal, no consta en la lista de comisionistas de las cuentas publicadas por el Oporto.

Otávio se nacionalizó este año portugués y ya ha debutado con la selección de "las quinas".

El Oporto confirmó anoche que las instalaciones del club fueron registradas por sospechas de posibles delitos de fraude fiscal o blanqueamiento de capitales, entre otros, y que la entidad colaboró con el equipo de investigadores, que intervinieron diferentes documentos.

OPERACIÓN TARJETA ROJA

Esta investigación forma parte de la Operación "Tarjeta Roja", que salió a la luz el pasado 7 de julio cuando fue arrestado el entonces presidente del Benfica, Luís Filipe Vieira, por sospechas de fraude fiscal y blanqueo de capitales, entre otros posibles delitos, en el marco de una investigación para esclarecer posibles negocios fraudulentos de más de 100 millones de euros.

Ese mismo día también fue arrestado el hijo del presidente del Benfica y la Justicia imputó en la operación en calidad de investigados a los empresarios Bruno Macedo y Giuliano Bertolucci.

La Fiscalía confirmó que el lunes fueron efectuados 33 registros que incluyeron, además de las instalaciones del Oporto, propiedades de los empresarios Alexandre Pinto da Costa (hijo del presidente del Oporto, Jorge Nuno Pinto da Costa) y Pedro Pinho, según la revista lusa "Sábado".

La investigación, a cargo de la Autoridad Tributaria y Aduanera portuguesa y con la colaboración de la Policía de Seguridad Pública (PSP), opera bajo la sospecha de "práctica de crímenes de fraude fiscal, estafa, abuso de confianza y blanqueo de capitales", relacionados con traspasos de futbolistas y circuitos financieros que involucren a intermediarios en estos negocios".

El proceso, según ha confirmado el Ministerio Público, investiga operaciones de pago de comisiones de más de 20 millones de euros, que se habrían practicado desde 2017.

Recientemente, el diario luso "Público" también divulgó que la Fiscalía portuguesa estaba investigando posibles fraudes en las comisiones por la venta de Éder Militão al Real Madrid, que fue traspasado por el Oporto al club español en marzo de 2019.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.