Remontadas de Alcaraz y Zverev, paseos de Nadal y Djokovic

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

París, 25 may (EFE).- La historia retendrá, de la jornada de este miércoles en Roland Garros, que mientras los veteranos Novak Djokovic y Rafael Nadal superaron sin problemas sus duelos de segunda ronda, los jóvenes Carlos Alcaraz y Alexander Zverev tuvieron que levantar una bola de partido para seguir adelante.

Como ya le sucediera la víspera al griego Stefanos Tsitsipas, obligado también a llegar a las cinco mangas, Alcaraz y Zverev sudaron su continuidad y ambos vieron el precipicio.

Peor suerte corrió la griega Maria Sakkari, cuarta favorita, que sucumbió frente a la checa Karolina Muchova, 81 del mundo, por 7-6(5) y 7-6(4) y dejó huérfana toda su parte del cuadro, en el que también habían caído la checa Barbora Krejcikova, dos del mundo y finalista de la pasada edición, la estonia Anett Kontaveit, quinta favorita, y la tunecina Ons Jabeur, sexta, que llegaba a París tras haber ganado el torneo de Madrid y haber jugado la final de Roma.

Alcaraz, sexto favorito pero uno de los candidatos sobre los que más apuestas recaen por el buen inicio de temporada que ha completado, estuvo a un punto de la derrota contra su compatriota Albert Ramos, al que acabó doblegando por 6-1, 6-7(7), 5-7, 7-6(2) y 6-4.

Alcaraz no completó un buen partido, se enredó en el laberinto que le trazó su rival, un experimentado tenista de 34 años y actual 44 del ránking, que ha labrado buena parte de su carrera sobre la tierra batida.

Le costó salir al ganador de Madrid y Miami de la trampa, pero tras levantar la bola de partido, se serenó y su juego cobró más peso, mientras el de su rival se iba diluyendo. Al final, se impuso el joven en el partido más largo de su carrera.

Alcaraz se medirá contra el estadounidense Sebastian Korda, que venció al francés Richard Gasquet, 7-6(5), 6-3 y 6-3, y que es el único que le ha vencido este año sobre tierra batida, algo que sucedió en el torneo de Montecarlo, al que el español llegó tras ganar Miami y casi sin rodaje sobre arcilla.

También estuvo contra las cuerdas Zverev, frente al joven argentino Sebastián Baez, de 21 años y 36 del ránking, que dejó escapar dos sets a favor y una bola de partido antes de inclinarse por 2-6, 4-6, 6-1, 6-2 y 7-5.

El alemán, semifinalista el año pasado, se quejó del viento para justificar lo que sucedió en el inicio del partido, pero valoró su reacción para proseguir en el torneo.

Su siguiente rival será el estadounidense Brandon Nakashima, de 20 años y 75 del ránking, que derrotó al holandés Tallon Griekspoor por 7-6(6), 6-4 y 6-2.

Más serena fue la victoria de Djokovic contra el eslovaco Alex Molcan por 6-2, 6-3 y 7-6(4), cuya única intrahistoria es que su rival está entrenado por Marian Vajda, el ex técnico del serbio.

En su ruta para lograr su tercer triunfo en Roland Garros e igualar así a 21 Grand Slam con Nadal, el serbio ha mostrado una gran contundencia, la misma que le permitió imponerse en el pasado torneo de Roma, donde demostró que ha dejado atrás el bache de juego de principios de año.

Nole se medirá por un puesto en octavos de final contra el esloveno Aljaz Bedene, 195 del ránking a sus 32 años, que derrotó al uruguayo Pablo Cuevas por 4-6, 6-4, 7-6(5) y 6-4 en la que es su segunda victoria de la temporada en tierra batida.

También ganó con facilidad Nadal, que se impuso al francés Corentin Mautet, 6-3, 6-1 y 6-4, en la que fue su victoria número 300 en Grand Slam.

Nadal no dejó ninguna muestra de problemas físicos, jugó sólido y solo tuvo un bajón de juego en el inicio y en el final del tercer set, pero no fue suficiente para dar opciones al francés, zurdo como él, de 23 años, que le idolatra y que se entrenó unos meses en su academia.

Nadal sumó el triunfo 300 en grandes en el suyo preferido, Roland Garros, donde ha conseguido más de un tercio, 107, y donde persigue anotarse el torneo por decimocuarta ocasión, para totalizar 22 grandes.

Nadal tiene 25 victorias menos en los cuatro grandes que el serbio Novak Djokovic y está a 69 del suizo Roger Federer, que lidera esa clasificación, aunque ambos tienen un Grand Slam menos que el español.

Su siguiente rival será el holandés Botic van de Zandschulp, cabeza de serie 26, de 26 años y 29 del mundo, una estrella ascendente que este año se ha anotado el torneo de Múnich y que el pasado alcanzó los cuartos del Abierto de Estados Unidos.

Luis Miguel Pascual

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.