La remontada increíble de Carlos Alcaraz y los puntos que conmocionaron el US Open

·3  min de lectura
Carlos Alcaraz brindó un auténtico show en la victoria ante Marin Cilic
Carlos Alcaraz brindó un auténtico show en la victoria ante Marin Cilic - Créditos: @Sarah Stier

Nueva York disfruta, no puede hacer otra cosa cuando se trata de Carlos Alcaraz. El español de 19 años deslumbra con su infinidad de recursos en la Gran Manzana. A nadie le importa si debe estar sentado en su butaca por más de dos horas, lo que propone este chico que quiere ser el número 1 más joven de la historia es realmente increíble. Crea una atmósfera especial en sus partidos y el juego ante Marin Cilic, que comenzó el lunes y terminó en la madrugada del martes de los Estados Unidos, fue otro show del español en el US Open. Cinco sets: 6-4, 3-6, 6-4, 4-6 y 6-3 en 3 horas y 54 minutos de emoción plena, en la que versatilidad y la frescura de Alcaraz dominaron la escena.

Alcaraz repite cuartos de final en el US Open y es el más joven, con 19 años, que lo consigue en el torneo desde Lew Hoad y Ken Rosewall, en 1952 y 1953, respectivamente, que lo hicieron con 18. También es el más joven que alcanza esa instancia tres veces en Grand Slams (lo hizo también este año en Roland Garros) desde Michael Chang, que llegó en tres ocasiones en París con la misma edad que el español. El próximo rival de Alcaraz será el italiano Jannik Sinner.

Lo de Alcaraz es realmente impactante, porque no sólo ganó un duelo épico, sino que lo hizo en la misma jornada que Rafael Nadal quedó en el camino tras perder con Tiafoe. La presión del joven español era inmensa, pero para él no fue un problema. Por eso su camino hacia el número 1 del mundo aparece como posible, porque si llega a la final del certamen y el noruego Casper Rudd no, se asegura el escalón más alto. Ahora bien, si los dos llegan a la definición del Abierto de los Estados Unidos, se quedará con el 1, el que gane esa final.

En el estadio central Alcaraz brindó un espectáculo. El primer set lo ganó Alcaraz, entre otras cosas, porque Cilic no consiguió ser sólido con el saque. El arbitraje electrónico le señaló dos faltas de pie y apenas logró un 30% de primeros saques (8 de 27). Así le fue imposible impedir que el español dominará con el drive. Cilic mejoró en su servicio después del 1-0 en contra y Alcaraz no encontró soluciones para esa situación.

Con el partido igualado, el tercer parcial fue un show en sí mismo. Saques, errores… alguna perla suelta... “Calma y piensa”, se escuchó que le dijo Juan Carlos Ferrero, su entrenador, al joven español, que empezó a recibir los saques de Cilic casi pegado a la pared, y eso descolocó a su rival.

Desde allí cada set resultó un capítulo atractivo. Con errores, puntos increíbles, Alcaraz arengando al público, los comentaristas calificando el talento del español como “una locura”, Cilic sin darse por vencido. Una auténtica fiesta de tenis en la que el Alcaraz demostró que su voracidad es inabarcable. Que su deseo es tan fuerte que cuesta creer que no suceda. Que la cima del tenis mundial lo tenga parado allí arriba con apenas 19 años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Alcaraz vs. Cilic (6-4, 3-6, 6-4, 4-6, 6-3)