Remisión en Tierra Santa

·2  min de lectura

Zaragoza, 19 oct (EFE).- El Casademont Zaragoza busca la remisión de su mal inicio de temporada, tanto en la Liga como en la Liga Europa, en Tierra Santa donde este miércoles visitará al Hapoel Gilboa Galil israelí en un partido que puede marcar su andadura en la competición europea.

El conjunto aragonés, después de ganar los dos primeros partidos de Liga en ACB, ha entrado en una dinámica perdedora que se ha extendido hasta los cinco encuentros, cuatro en la competición doméstica y uno en la europea, y necesita romper esa dinámica para evitar que esa espiral negativa continúe y acabe por engullir al equipo.

Además, el hecho de medirse al otro conjunto del grupo que perdió de manera abultada, como el maño, en la primera jornada, confiere al encuentro una importancia no esperada en la segunda jornada porque una nueva derrota mermaría notablemente sus opciones de acceder a la siguiente fase.

Por ello, el equipo debe recuperar las buenas sensaciones de las dos primeras jornadas en la Liga española pero, sobre todo, no perder el norte cuando las cosas no van bien porque la fragilidad moral que ha exhibido ha sido clave para ceder los partidos mucho antes de su final debido a que ha bajado los brazos con demasiada frecuencia cuando las cosas se empezaban a torcer de manera clara.

Evitar eso es el principal mandato del técnico 'rojillo', Jaume Ponsarnau, para que su equipo tenga opciones de victoria en una pista en la que el pasado lunes cayó (87-83) el Maccabi de Tel-Aviv, lo que indica que, moralmente, el conjunto hebreo ha pasado página de la abultada derrota contra la Reggiana italiana (93-70), algo que todavía no ha podido hacer el aragonés tras perder 100-80 en la pista del Avtodor Saratov ruso.

En la victoria sobre el Maccabi de Tel-Aviv el Hapoel, tras haber caído en la primera jornada liguera contra el Be'er Sheva (83-69), contó con seis jugadores que anotaron diez o más puntos destacando los 18 de Sacha Killeya-Jones y los 15 de Ronnie Harrell y Michael Brisker en un partido en el que tuvieron un acierto del 50 % en triples.

Mejorar grandemente las prestaciones exhibidas hasta ahora en prácticamente todas las facetas del juego y realizar una buena defensa todo el partido, especialmente ante jugadores desequilibrantes en el uno contra uno como los que posee el equipo hebreo, será clave para que el Casademont Zaragoza cuente con opciones de lograr la primera victoria en esta competición.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.