Los regresos más insólitos de la NBA por la emergencia sanitaria por Covid

·8  min de lectura
Impensado: a los 40 años y luego de cuatro temporadas sin jugar, Joe Johnson volvió en Boston Celtics
Omar Rawlings

Es una situación compleja. Los números que se disparan por contagios de Covid generan cierta incertidumbre, pero como la NBA no tiene en sus planes detener el negocio, apelará a todos sus recursos para no detener la maquinaria. Es por eso que, en diciembre, ya son 72 los jugadores que estaban afuera de la competencia y que firmaron contratos por 10 días para suplir la ausencia de todos aquellos que ingresaron a los protocolos de seguridad sanitaria. Veteranos, lesionados, jugadores que se creía acabados... Hombres que la Liga había despreciado y de repente tuvieron otra oportunidad en la emergencia.

Los equipos no pueden detener la ola de contagios, entonces, recurrieron a viejos conocidos para cubrir los puestos: Greg Monroe, Anthony Tolliver, Darren Collison, Isaiah Thomas... y ¡Joe Johnson! Varios retirados o al borde del retiro y lejos de la consideración de las franquicias.

Isaiah Thomas ilusionó a los Lakers... por muy poco tiempo

En lo que va de la temproada, 214 los jugadores entraron en los protocolos sanitarios: 201 de ellos, en diciembre. Y 170 sólo en las dos últimas semanas. Seis entrenadores se vieron afectados por positivos, los últimos, Monty Williams, de los Suns, y Chauncey Billups, de los Pistons.

En ese contexto es que los equipos tienen que recurrir a contratos temporarios. Según consigna ESPN hasta el lunes, 541 jugadores habían disputado al menos un partido en la NBA, lo que supone un récord de más jugadores a lo largo de una temporada. Todo gracias a que el comisionado Adam Silver permitió una modificación en el reglamento y amplió la contratación especial de reemplazos temporales por diez días.

Estos son los seis regresos más impactantes e inesperados de la temporada.

  • 1) Greg Monroe (Minnesota Timberwolves). No jugaba en la NBA desde la temporada 2018/19. Antes brilló con Detroit Pistons y otros equipos, donde llegó a sumar 632 partidos en 9 temporadas. Descartado por las 30 franquicias en el principal torneo del mundo, este pivote de 2,11 metros se fue a jugar a Europa. Le fue muy bien en Bayern Munich, pero su productividad decayó en la última temporada en Khimki, de Rusia. Con 31 años, firmó un contrato para jugar en la G-League con Capital City Go-Go. Las siete bajas de los Wolves, le abrieron la puerta del regreso. Hasta aquí jugó apenas un partido, con 11 puntos y 9 rebotes en el triunfo ante Boston por 108-103. Sus mejores tiempos ya pasaron hace rato, pero su experiencia podría darle una chance más.

Greg Monroe encontró una chance con la camiseta de los Wolves
David Berding


Greg Monroe encontró una chance con la camiseta de los Wolves (David Berding/)

  • 2) Anthony Tolliver (New Orleans). Once partidos nada más le dejaron jugar en los Sixers en la última temporada. A los 36 años, tuvo poco espacio. Su agilidad nunca fue un fuerte, pero sus mañas y tamaño (es un ala pivote de 2,03 metros y 111 kilos) volvieron a ser requeridas en medio de la urgencia. Es un todoterreno que por lo general ocupó espacios en los planteles como jugador de rol defensivo. Listo para la lucha, era una buena opción para llenar planteles con salarios bajos. Pasó por 12 equipos diferentes y tiene 730 partidos en la liga. Aún no debutó en los Pelicans, que empezaron la temporada pensando que sería el año del despegue definitivo de Zion Williamson... y al final tuvieron que pagar 614.000 dólares para reforzar el puesto por diez días con Tolliver.

Anthony Tolliver, un obrero de la NBA, volvió a los 36 años
David Dow


Anthony Tolliver, un obrero de la NBA, volvió a los 36 años (David Dow/)

  • 3) Isaiah Thomas (Los Angeles Lakers). Un base de 32 años que tuvo muchísimos altibajos en la NBA. En el mejor momento de su carrera, su poder anotador lo llevó a firmar un contrato de cuatro años y 28 millones de dólares con Boston. Pero la magia se diluyó. Su irregularidad y algunas lesiones lo pusieron en una incómoda posición en el juego de la oferta y la demanda. Firmó contratos mínimos para veteranos en Denver y en New Orleans. La NBA le soltó la mano. Los Clippers lo despidieron en 2020 y ya no volvió. Pero ingresó en la G-League con Grand Rapids Gold. Debutó con 42 puntos en el primer partido y eso despertó el interés de los Lakers, que padecían con varios casos de coronavirus y necesitaban una alternativa en el perímetro. Empezó bien: metió 19 puntos en el primer partido y 13 en el segundo. Pero se descontroló en el tercero: apenas 3, con un pésimo 1 de 11 de cancha. Cobró su cheque de 135.000 dólares por diez días y volvió a quedar libre.

Los Lakers creyeron que Isaiah Thomas estaba listo para volver a la NBA podía darles soluciones... pero se equivocaron y lo dejaron ir después de diez días
Los Lakers creyeron que Isaiah Thomas estaba listo para volver a la NBA podía darles soluciones... pero se equivocaron y lo dejaron ir después de diez días


Los Lakers creyeron que Isaiah Thomas estaba listo para volver a la NBA podía darles soluciones... pero se equivocaron y lo dejaron ir después de diez días

  • 4) Darren Collison (Los Angeles Lakers). Una historia que se desprende de la anterior. Sin suerte con Thomas, los Lakers fueron por Collison. Tiene 34 años y no competía en la NBA desde 2019 (con Indiana). Se había retirado por sorpresa cuando concluyó la temporada 2018-2019. Entonces llegó a rechazar ofertas que se cifraban en alrededor de 10 millones de dólares anuales. En esta oportunidad aceptó la propuesta de los Lakers, que le ofrecieron un contrato por 10 días y 151.000 dólares. En la jornada de Navidad, entró 12 minutos, cometió tres faltas y no anotó puntos. Su equipo perdió 122-115 con Brooklyn.

Tras dejar salir a Thomas, los Lakers contrataron a Darren Collison
Ashley Landis


Tras dejar salir a Thomas, los Lakers contrataron a Darren Collison (Ashley Landis/)

  • 5) Lance Stephenson (Atlanta Hawks). El alero de 31 años está fuera de la NBA desde abril de 2019, cuando no continuó con los Lakers. El excompañero de Luis Scola en Indiana, jugó en China y tuvo un buen comienzo de temporada en la G-League con Grand Rapids Gold, equipo con el que promedió 19,8 puntos, 8,3 rebotes y 4,1 asistencias. Ahora es los Hawks decidieron pagar 138.000 dólares por diez días. Lleva 1,8 puntos y 3,3 rebotes en cuatro encuentros y su continuidad parece poco probable.

Lance Stephenson volvió con Atlanta, pero aportó muy poco
Lance Stephenson volvió con Atlanta, pero aportó muy poco


Lance Stephenson volvió con Atlanta, pero aportó muy poco

  • 6) Joe Johnson (Boston Celtics). El mayor impacto entre todos estos casos. Boston Celtics recurrió al jubilado Joe Johnson, alero de 40 años que llevaba dos años y medio sin actividad. Su notable carrera concluyó en mayo de 2018, cuando tenía casi 37 años y jugó con Houston Rockets cinco minutos del partido de los playoffs en los que fueron eliminados por Golden State Warriors. Los Rockets no le renovaron el contrato. Se fue a Detroit, pero allí lo despidieron sin jugar. Johnson brilló en Atlanta y Brooklyn. Es el 14° en la lista de máximos anotadores de triples de la historia de la NBA (anotó 1978). Estuvo entre los mejor pagos de la Liga, con casi 22 millones dólares en la temporada 2015-2016, y fue siete veces All Star. Llevaba casi cinco años sin pisar la liga y para despuntar el vicio se anotó en el torneo de veteranos organizado por el rapero Ice Cube, el BIG-3. Cuando jugó su primer partido con los Celtics le preguntaron si conocía a sus compañeros y confesó que algunos no los tenía en su radar: “Juegan realmente bien. No voy a mentir, Jaylen Nowell jugó increíble, pero no tenía idea de quién era”. Los Celtics le pagaron 151.000 dólares por diez días. Apenas jugó dos minutos y metió 2 puntos en el triunfo por 111-101 sobre Cleveland. Su contrato se termina el 2 de enero.

Joe Johnson, de Boston Celtics, es saludado por la gente tras la victoria sobre los Cavaliers de Cleveland, el miércoles 22 de diciembre; el regreso más increíble del año en la NBA
Joe Johnson, de Boston Celtics, es saludado por la gente tras la victoria sobre los Cavaliers de Cleveland, el miércoles 22 de diciembre; el regreso más increíble del año en la NBA


Joe Johnson, de Boston Celtics, es saludado por la gente tras la victoria sobre los Cavaliers de Cleveland, el miércoles 22 de diciembre; el regreso más increíble del año en la NBA

Entre la emergencia y las burlas

El tema de los protocolos de salud es tan inquietante que la NBA que habilitó estos contratos temporarios para no tener que suspender partidos, lo que obligaría a reprogramaciones, suspensiones y más pérdidas millonarias. Para facilitar el armado de los equipos, la NBA acordó con la Asociación de Jugadores que los basquetbolistas vacunados y que no tengan síntomas, podrán realizar una cuarentena de 6 días (antes eran 10). Luego de esto, con dos resultados negativos con 24 horas de diferencia, podrán reincorporarse a su equipo.

En medio de la emergencia, las bromas no se hicieron esperar. Reggie Miller se puso a tirar en la cancha que tiene en su casa y bromeó con que tiene abierto el teléfono para recibir el llamado y su contrato de diez días. El jugador de 56 años, que es comentarista, bromeó con un pedido especial: “Mi único pedido es que es obligatorio que juguemos defensa en zona. A los 56 años no tengo tiempo para toda esa mierda del hombre a hombre”, explicó el histórico jugador de Indiana Pacers.

La NBA recurrió a medidas extremas para poder seguir en marcha en medio de los contagios. Y los “desclasados” encontraron una nueva oportunidad en la competencia más poderosa del planeta básquetbol.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.