El regreso de Ter Stegen

·3  min de lectura

Barcelona, 4 sep (EFE).- El portero del Barcelona, Marc-André Ter Stegen, volvió a ofrecer una exhibición este sábado en el triunfo de su equipo ante el Sevilla (0-3) en el Sánchez Pizjuán y así certificó su regreso al nivel superlativo que había abandonado durante las últimas temporadas.

El alemán dejó a cero su portería por tercera vez en las cuatro primeras jornadas de LaLiga y fue clave para el conjunto azulgrana cuando el marcador aún estaba ajustado. Ter Stegen se ha convertido en el faro de la solidez defensiva del Barça tras un curso en el que el equipo catalán encajó goles demasiado fácil.

Sus dos intervenciones más providenciales en Sevilla fueron un mano a mano ante Iván Rakitic dentro del área y una mano abajo tras un disparo ajustado de Youssef En-Nesyri. Ambas acciones tuvieron lugar aún con el resultado de 0-0 y, en caso de haber finalizado con gol del Sevilla, podrían haber cambiado el devenir de un encuentro que fue claramente azulgrana tras el gol de Raphael Dias 'Raphinha' en el minuto 21.

“A nivel personal, el 2022 ha sido un buen año hasta ahora y estoy con buenas sensaciones. Cómo estamos en el campo influye en el trabajo defensivo y me favorece. Estoy contento con el camino que estamos recorriendo”, explicó Ter Stegen tras la victoria en el Sánchez Pizjuán.

El regreso de Ter Stegen a su mejor nivel no es casualidad. A principios de junio, una vez terminada la temporada con el Barça, decidió no disputar la Liga de las Naciones con su selección, Alemania, para descansar y volver a los terrenos de juego en el curso 2022-2023 en un punto óptimo de estado de forma. Hans Flick, su seleccionador, estuvo de acuerdo porque "debido a las lesiones no ha podido tener vacaciones en los últimos años ya que se ha estado recuperando".

De hecho, a causa de las dos operaciones de rodilla por las que ha pasado Ter Stegen no pudo hacer entrenamientos normales de fuerza hasta el pasado febrero y entrenó y jugó con molestias, sobre todo a la hora de chutar con la pierna izquierda. El hecho de recuperar el trabajo de fuerza y el descanso de este verano hicieron desaparecer las molestias.

La gran prueba de fuego para la solidez defensiva del Barça llegará el 13 de septiembre en el Allianz Arena ante el Bayern Múnich en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Allí, el conjunto azulgrana se enfrentará a su bestia negra de las últimas temporadas y Ter Stegen se volverá a encontrar en la otra portería con su rival por la titularidad en la selección alemana a pocos meses del Mundial de Qatar: Manuel Neuer.

El Barça acumula cuatro derrotas consecutivas contra los bávaros en las que encajó un global de 17 goles en contra (3-0, 0-3, 2-8, 3-2). En todas ellas, Ter Stegen estuvo bajo los palos.

Sergi Escudero

(c) Agencia EFE