El refugio del Atlético

·6  min de lectura

Majadahonda (Madrid), 9 may (EFE).- Al término del derbi, después de un triunfo que dispara las posibilidades del Atlético de Madrid de completar su objetivo indispensable de la clasificación para la Liga de Campeones, los jugadores del conjunto rojiblanco dieron una vuelta sobre el terreno para agradecer el apoyo de la afición del Wanda Metropolitano, el refugio esta temporada del equipo, a las alturas de los mejores como local, también del líder, para vislumbrar la meta de los primeros cuatro puestos a nada más un triunfo de distancia.

El Atlético ha conseguido 40 de 54 puntos en sus 18 partidos del curso liguero en su estadio, los mismos que el Real Madrid (con un partido menos), dos más que el Sevilla (con un encuentro menos), cinco más que el Barcelona (también con un duelo menos) o nueve más que el Betis, su inmediato perseguidor por la cuarta plaza, mientras que ha sumado sólo 24 de los 51 como visitante: 17 menos que el Real Madrid, el campeón, como contraste.

"No tenemos asegurado nada. Quedan tres partidos. Nueve puntos son muchísimos. Tenemos tres rivales muy complejos", avisó su entrenador, Diego Simeone, a dos semanas del cierre de la competición, que le dirigirá primero a Elche, este mismo miércoles; después lo reencontrará con su público, el domingo que viene contra el Sevilla, quizá por la tercera posición; y concluirá contra la Real Sociedad en el Reale Arena.

Lo cierto es que está más cerca que nunca en esta campaña de ese objetivo: tres puntos en tres jornadas. O incluso menos, siempre que el Betis no lo gane todo. O incluso esta próxima jornada, si el conjunto rojiblanco es capaz de vencer este miércoles en el estadio Martínez Valero o, al menos, de igualar el marcador del bloque verdiblanco en su visita un día antes al Valencia en Mestalla. Los cálculos son hoy por hoy más sencillos.

También depende de sí mismo para ser tercero, en el pulso que se intuye con el Sevilla por ese puesto. Si lo gana todo terminará en el podio, como cada una de todas las campañas completas de Diego Simeone al frente del conjunto rojiblanco, desde 2012-13 a 2020-21, cuando jamás bajó del podio. Fue campeón el pasado curso y en 2013-14.

El encuentro de la penúltima cita entre ambos determinará previsiblemente quién se queda con la tercera posición, porque la segunda, en cambio, sí es muy compleja para él.

Los cinco puntos de ventaja del Barcelona más la diferencia general actual (+30 del bloque azulgrana por +19 del rojiblanco), una vez que la particular está equilibrada en el caso de un hipotético empate en la clasificación, agrandan las necesidades del equipo rojiblanco a dos derrotas del equipo de Xavi Hernández en las últimas tres citas (recibe al Celta y al Villarreal y visita al Getafe), aparte de ganar todo lo suyo. Es aparentemente improbable.

UN 47 POR CIENTO DE LOS PUNTOS COMO VISITANTE

La Liga de Campeones sí está cerca. El objetivo mínimo e indispensable que separa la decepción del fiasco en la irregular temporada del Atlético. Campeón de Liga hace once meses, el conjunto rojiblanco pretendía más de lo que puede lograr en este curso, sobre todo por la velocidad a la que perdió la opción de competir por el título, pero el pase a la máxima competición europea por décimo año seguido será un alivio, siempre que lo consiga, por la estabilidad que desprende económica y deportivamente para la entidad.

El Metropolitano, el escenario del triunfo en el derbi de este domingo, ha sido el sostén del Atlético en toda esta Liga. Es el segundo más productivo en su territorio, con los citados 40 puntos en 18 partidos. Los mismos puntos que el campeón, el Real Madrid, aunque con un choque menos. Ha ganado 12 partidos, ha empatado cuatro y ha perdido tan solo dos, aunque ambos con equipos hoy en descenso: 1-2 con el Mallorca y 0-1 con el Levante.

Ganador de ocho de sus últimos diez encuentros como local, nada más alterado por aquel 0-1 con el conjunto valenciano que lo puso en duda todo, incluso el futuro a medio plazo del entrenador, y por el 0-0 con el Granada, es el contrapunto a la versión menor que ha mostrado en el global de sus desplazamientos, netamente inferior, con nada más 24 de los 51 puntos por los que ha competido. Ni siquiera la mitad ha logrado. Un 47 por ciento.

Tan solo ha conseguido tres triunfos en su recorrido por las últimas diez visitas, de las que perdió seis, las dos últimas seguidas en la actualidad antes de jugar en Elche, la primera ocasión para terminar con sus desvelos de toda esta campaña.

En sus 17 salidas hasta la fecha en esta edición de LaLiga Santander, el Atlético acumuló las mismas victorias que derrotas, siete de cada, aparte de tres empates, que marcan la diferencia entre competir por la Liga o por la Champions, pugnar por ser cuarto o primero o segundo, porque ha producido 17 puntos menos como foráneo que el conjunto blanco, el campeón (justo la diferencia de ahora entre ambos en la clasificación general); diez menos que el Barcelona, segundo y que lo aventaja actualmente en cinco; cinco menos que el Betis, quinto, y tres menos que el Sevilla, tercero.

Al Metropolitano, además, le añadió este domingo la única victoria que le quedaba en LaLiga Santander. Hasta ahora había ganado al menos una vez a cada uno de sus 27 adversarios del torneo en el Wanda Metropolitano, menos a uno: el Real Madrid. Hasta este domingo, cuando dio un paso casi decisivo hacia la Liga de Campeones.

REINILDO, SIN ROTURA; LLORENTE, CICLO DE CINCO AMARILLAS

Ya avista la meta en la visita a Elche de este miércoles, con la seria duda de Reinildo Mandava, cuyas pruebas han descartado que sufra rotura muscular, tras las molestias sufridas en el tramo final del derbi ante el Real Madrid (fue reemplazado en el minuto 73 por Felipe Monteiro), y con las bajas de Thomas Lemar y Joao Félix, fuera de la competición desde el pasado 17 de abril por sendas lesiones sufridas en el duelo contra el Espanyol.

A ellas se añadirá Marcos Llorente, en cuanto el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol emita su resolución, una vez que vio la quinta amarilla ante el Real Madrid por "dirigirse" al árbitro del partido, César Soto Grado, "en señal de disconformidad con una de" sus "decisiones, con lo que cumplirá ciclo y encuentro de suspensión el miércoles en Elche, donde Simeone recuperará a Mario Hermoso, sancionado en el derbi.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.