Red Sox dejan tendidos a los Yankees y avanzan a la serie divisional

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 5 (EL UNIVERSAL).- Estancado en la segunda base, Giancarlo Stanton hizo una rabieta cuando observó cómo el gran tiro de Xander Bogaerts fue clave para que Aaron Judge fuera puesto out en home, ante el júbilo de la marabunta en el Fenway Park.

Se jugaba la parte alta de la sexta entrada, pero el cañonero de los Yankees de Nueva York sabía que acaban de dejar ir la oportunidad para meterse en el Juego de Comodines de la Liga Americana.

Su panorámico batazo se quedó a un metro de superar el Monstruo Verde, con lo que habría empatado la pizarra a tres carreras, pero el destino se encargó de que la única real amenaza de los Bombarderos del Bronx terminara sólo en una anotación.

Daga en el corazón de un equipo que alargará a 12 años su sequía, pero esta eliminación duele como pocas, porque fue ante su acérrimo rival.

Eso explicó la algarabía de los Red Sox de Boston cuando cayó el out 27. El equipo dirigido por Alex Cora se impuso con tranquilidad (6-2), basado en un gran trabajo del abridor, Nathan Eovaldi, quien trabajó durante cinco entradas y un tercio, en las que recibió una carrera y ponchó a ocho.

El jardinero Alex Verdugo, con raíces mexicanas, fue el motor del ataque de Boston, al impulsar tres anotaciones. Noche mágica para los Red Sox, que van contra Tampa Bay.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.