Red Bull quiere festejar a Verstappen en casa de Honda

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que ya pudo haberlo dejado sentenciado el pasado domingo en Singapur -donde ganó su compañero, el mexicano Sergio Pérez-, dispondrá de su segunda oportunidad para anotarse matemáticamente el Mundial de Fórmula Uno este fin de semana, en el Gran Premio de Japón; que se disputa en Suzuka: el circuito propiedad de Honda, el motorista de su escudería.

Verstappen, que, en espera de otras combinaciones, en primera instancia tenía que haber ganado, sólo pudo celebrar su vigésimo quinto cumpleaños -el pasado viernes- en Marina Bay, donde concluyó séptimo la carrera más exigente de la temporada. Una prueba marcada por el calor, la elevada humedad (Singapur está a sólo 150 kilómetros del ecuador) y el trazado estrecho y sinuoso; y que se complicó aún más a causa del diluvio que cayó antes de la misma, sobre en un asfalto que nunca acabó de secarse del todo.

Aplazada la celebración de 'Mad Max' -vencedor en once de las 17 pruebas disputadas y que lidera el Mundial con 341 puntos, 104 más que el monegasco Charles Leclerc (Ferrari)-, en Singapur Red Bull festejó a 'Checo', tercero en el certamen, a 106 puntos de su compañero-

Sergio, nacido hace 31 años en Guadalajara (Jalisco), efectuó toda una exhibición en las difíciles condiciones de Marina Bay, donde firmó su cuarto triunfo en la F1, el tercero con su actual escudería y el segundo de la temporada, después del que logró en Mónaco.

El mexicano se impuso por delante de Leclerc y del otro Ferrari, el del español Carlos Sainz -que firmó su decimocuarto podio en la categoría reina- para convertirse en el segundo piloto de la historia, desde que lo hiciese en 2011 el cuádruple campeón del mundo alemán Sebastian Vettel, en ganar en los dos circuitos urbanos más importantes del calendario: el de las calles de Montecarlo y el de Marina Bay; donde, tras dos años de ausencia -a causa de la pandemia- se recuperó la ya tradicional carrera nocturna; disputada por primera vez en 2008.

El español Fernando Alonso, primer ganador, ese año, y que repitió triunfo en 2010, no tuvo fortuna esta vez en Singapur; donde, después de destacar durante todo el fin de semana -acabó en un sobresaliente quinto puesto la calificación-, tuvo que abandonar a causa de un nuevo problema de fiabilidad de su Alpine; al igual que en Monza (Italia), dos domingos antes, con problemas de motor.

El doble campeón mundial asturiano, que festejó dos de sus 32 victorias en la Fórmula Uno en Japón, una de ellas -en 2006, la temporada que revalidó título con Renault- en Suzuka, uno de sus "circuitos favoritos" , espera tener mejor suerte este fin de semana en otro Gran Premio que, al igual que el del pasado fin de semana, estuvo ausente del calendario las dos pasadas temporadas, a causa de los devastadores efectos de la covid-19.

A Suzuka, una pista técnica de 5.807 metros, con 18 curvas, está previsto darle 53 vueltas, para completar un recorrido de 307,4 kilómetros, el próximo domingo. Pero antes se disputarán los entrenamientos libres, que arrancarán el viernes -la noche de este jueves al viernes, en horario centroeuropeo- y se completarán el sábado, horas antes de la calificación que ordenará la formación de salida de la carrera dominical.

En seco, en el circuito japonés se rodará con neumáticos de la gama de compuestos más dura: los C1 -duros, reconocibles por la raya blanca-, C2 -medios, raya amarilla- y C3 -blandos, roja-.

El Gran Premio de Japón se disputó por primera vez en 1976, en Fuji; que albergó la última carrera de ese año, disputada bajo un diluvio monzónico y que decidió el título en favor del inglés James Hunt y en detrimento del austriaco Niki Lauda, brutalmente accidentado sólo unas semanas antes en el Nürburgring alemán. Una prueba y un épico duelo deportivo que en el cine quedaron perfectamente documentadas en la sensacional película 'Rush'.

Desde entonces, y salvo en otras tres de las 35 ediciones en las que integró el Mundial de F1, siempre se ha disputado en Suzuka.

Nadie ha ganado tantas veces en Japón como el alemán Michael Schumacher (seis); al que de entre los activos sólo se le acercan el inglés Lewis Hamilton (Mercedes) -que igualó los siete títulos mundiales del 'Kaiser' hace dos años y que ganó cinco veces este Gran Premio- y el alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), con cuatro éxitos en tierras niponas.

Alonso y Sir Lewis son los únicos pilotos que han ganado este Gran Premio tanto en Fuji, como en Suzuka; donde el último vencedor, hace tres años, fue el finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo), cuando militaba en Mercedes.

Red Bull, que también festejará, salvo auténtica tragedia y gracias también a la magnífica aportación de 'Checo', la consecución del Mundial de constructores; ya tiene perfilada la fiesta de la reválida del título de Verstappen.

En un escenario ideal: la casa de su motorista, Honda, con el que acaba de fortalecer relaciones y cuyo nombre aparecerá a partir del año próximo en la carrocería de sus coches y de los de Alpha Tauri (Antigua Toro Rosso), su 'segundo' equipo.

Para que la escudería austriaca celebre la segunda gran fiesta de su capitán este domingo, 'Mad Max' debe sumar ocho puntos más que Leclerc y seis más que 'Checo' en Suzuka.

Hay varias combinaciones (entre ellas quedar sexto, que el monegasco no puntúe y que el mexicano no mejore un octavo puesto), pero la más sencilla de memorizar de todas, que ya se ha repetido varias veces este año, es que el nuevo ídolo de la afición neerlandesa gane la carrera con vuelta rápida.

Si Verstappen no revalidase el próximo domingo un título que nadie duda de que lleva su nombre y apellido, aún le quedarían otras cuatro pruebas, antes de que acabe el Mundial.

Después de Japón, la F1 llegará a América. El Gran Premio de Estados Unidos se disputará en Austin (Texas) un fin de semana antes que el de México, que tendrá lugar en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez de la capital mexicana el próximo 30 de octubre, donde la afición local podrá soñar con un nuevo triunfo de su ídolo.

Interlagos, en Sao Paulo, albergará el Gran Premio de Brasil el 13 de noviembre, exactamente una semana antes de que Yas Marina acoja el último Gran Premio de la temporada, el de Abu Dabi.

(c) Agencia EFE