Reciben visita de sus familiares

Édgar Luna Cruz, enviado

DOHA, Qatar, noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- La Selección Mexicana tuvo una de sus mejores tardes desde que llegó a Qatar. Los jugadores recibieron la visita de sus familiares. Esposa, hijos, hermanos y padres, estuvieron conviviendo por espacio de tres horas, para olvidar un poco que están en la competencia de sus vidas.

La Federación Mexicana de Futbol ofreció a todos una comida, y algunos juegos inflables a los pequeñines, para que se divirtieran con sus padres, a los que no habían visto desde hace algunas semanas.

Si la Selección avanza, se programará otra reunión.