Real Madrid venció agónicamente a Espanyol y sostiene su puntaje ideal

·2  min de lectura

En el RCDE Stadium y por la tercera jornada de La Liga, Real Madrid derrotó agónicamente a Espanyol por 3-1 y sostiene su puntaje perfecto.

La visita rompió el cero a los 12 minutos: Aurélien Tchouaméni alzó la vista y con mucha clase asistió a Vinícius Júnior, quien definió con el botín derecho, cruzado y de primera ante la salida de Benjamin Lecomte.

Después de abrir el marcador, el Merengue disfrutó de un tramo favorable en el encuentro, pero no pudo capitalizarlo para estirar la diferencia y gradualmente fue perdiendo protagonismo.

El local asumió la iniciativa en el lapso final del primer tiempo. A los 37', Vinícius de Souza probó de media distancia y forzó una atajada de Thibaut Courtois. Cinco minutos más tarde, y tras un tiro de esquina, un cabezazo del uruguayo Leandro Cabrera se fue apenas desviado.

Finalmente, después de esa serie de advertencias, los Periquitos nivelaron las acciones a los 43': Rubén Sánchez encontró a Joselu y, aunque Courtois le tapó su primer disparo, la pelota rebotó en la espalda de Éder Militao y el delantero aprovechó su segunda oportunidad para festejar el empate.

En el complemento, el conjunto catalán comenzó mejor en el juego y estuvo cerca de pasar al frente, pero, en este caso, Courtois le ahogó el grito a Joselu con una excelente intervención.

Con el correr del reloj, Espanyol no pudo sostener su intensidad y comenzó a cederle terreno al Madrid, que se adueñó de la posesión de la pelota e inclinó la cancha a su favor. De todos modos, al margen de una atajada de Lecomte a Karim Benzema, no podía atacar con profundidad.

Sin embargo, a los 88', cuando parecía que se iba a tener que conformar con un punto, Rodrygo sacó un centro perfecto desde la izquierda y por el segundo palo apareció Benzema, quien, con toda su jerarquía, resolvió sutilmente de primera y con el borde interno de su pie derecho.

En tiempo de descuento, el arquero Lecomte se fue expulsado por una dura infracción sobre Dani Ceballos. Como Diego Martínez no disponía de una ventana de cambios, el zaguero Cabrera se puso los guantes y lo reemplazó bajo los tres palos, aunque nada pudo hacer para evitar el gol de Benzema de tiro de libre.

De esta manera, los dirigidos por Carlo Ancelotti se mantienen en la cima de la tabla de posiciones, la cual comparten con Betis, ya que ambos acumulan nueve unidades. Espanyol, suma sólo tres puntos y se ubica 16º.

Foto: Eric Alonso/Getty Images