Real Madrid debió sufrir en los penales para llegar a la final de la Supercopa

Yasser Bakhsh/Getty Images

Real Madrid accedió a la final de la Supercopa de España por tercera vez en los últimos cuatro años, desde que la competición se disputa con el novedoso formato en Arabia Saudita. El campeón vigente dejó en el camino a Valencia tras igualar 1-1 en los 120 minutos de juego y por 4-3 en la tanda de penales.

Durante la primera mitad, ambos protagonistas alternaron la tenencia del balón, así como también las llegadas al arco rival. Los primeros intentos fueron por parte del conjunto blanco, por intermedio de los remates desviados de Rodrygo y Karim Benzema dentro del área. Por su parte, Federico Valverde buscó con un tiro raso a distancia y se marchó muy cerca del poste derecho.

Luego fue el turno del elenco ché de aproximarse con riesgo, pero chocó con Thibaut Courtois, quien fue verdugo en dos oportunidades de Edinson Cavani: un cabezazo al cuerpo del arquero belga y un disparo dentro del área chica que también atajó el portero, lo dejaron con las ganas de abrir la cuenta. También tuvo su chance André Almeida, pero su búsqueda desde afuera del área encontró un desvío.

Finalmente, Benzema fue el autor de la jugada del primer gol. El francés picó habilitado, ganó en velocidad y fue derribado desde atrás por el suizo Eray Cömert, lo que llevó a que el árbitro sancionara penal. El propio francés se hizo cargo de la ejecución y lo hizo con tranquilidad para romper el cero a los 38 minutos.

El segundo tiempo se abrió sin respiro para los de Carlo Ancelotti, ya que un gran centro al área de Toni Lato llegó al pie de Samuel Lino, quien definió sin aprietos para igualar el marcador.

El complemento mantuvo una tónica similar a la mitad inicial, con Benzema y Nacho que se repartieron las acciones de riesgo y para los de Gennaro Gattuso incomodaron Justin Kluivert el juego por las bandas.

Vinicius tuvo una de las últimas, aunque desaprovechó su oportunidad y la historia debió resolverse en el tiempo extra. En esa instancia, el disparo de Vini chocó con la gran tapada de Giorgi Mamardashvili, mientras que Hugo Duro advirtió a la defensa merengue al anticiparse, pero su tiro se fue alto tras tomar el balón de aire.

Toni Kroos también contó con una chance inmejorable, pero el arquero georgiano detuvo su remate antes del cierre de la primera mitad de la prórroga. En la segunda, Courtois se transformó en héroe al evitar la caída de su arco en el mano a mano de Fran Pérez. Inmediatamente, el uruguayo Cavani también avisó con un cabezazo que se fue por arriba del arco.

Al no haber podido quebrar la igualdad, ambos equipos llegaron a la definición por penales. Cavani fue el primero en abrir la tanda y lo hizo de manera clara al lado izquierdo del belga, quien se arrojó hacia el otro costado. Benzema lo empató con un certero tiro cruzado.

El segundo intento fue por parte de Cömert, pero su ejecución se marchó por encima del travesaño. En tanto, el croata Modric venció las manos de Mamardashvili, que había adivinado el lugar.

Moriba mantuvo con vida al elenco ché con su remate, pero Kroos conservó la distancia gracias a su sólido disparo. Hugo Guillamón no falló en su turno, mientras que Marco Asensio estableció el 4-3 para quedar a un paso del triunfo.

José Gayá, el capitán, falló el último intento ante la tapada de Courtois y, así, el Madrid alcanzó una vez más la final de la Supercopa. El domingo se medirá con el ganador de Barcelona y Betis por el título.

Foto: Yasser Bakhsh/Getty Images