Real Madrid consiguió una victoria trabajada para seguir a la caza de Barcelona

Ion Alcoba/Quality Sport Images/Getty Images

Real Madrid consiguió su primer triunfo del año en La Liga luego de superar este domingo por 2-0 a Athletic Club en un complejo partido en el Estadio San Mamés que se resolvió por las conquistas de Karim Benzema y Toni Kroos.

Los dirigidos por Carlo Ancelotti habían estado afectados a la Supercopa y a la Copa del Rey y es por ello que sólo habían registrado un encuentro por el torneo doméstico: el mismo se jugó el 7 de enero y terminó con triunfo 1-0 de Villarreal en La Cerámica.

Lo cierto es que el conjunto blanco sigue a la caza del líder Barcelona, del cual lo separan tres unidades al cabo de 17 jornadas, en su afán de retener el título liguero obtenido en la campaña pasada.

No la pasó bien el equipo merengue en el comienzo, ya que el local le dio dolores de cabeza mediante los desbordes de Nico Williams, un cabezazo que pasó cerca por parte de Aitor Paredes y un disparo de Iñaki Williams que tapó Thibaut Courtois.

Hasta que a los 23 minutos, un centro al área encontró el cabezazo exigido de Marco Asensio, quien así logró bajar el balón para Benzema: el francés se las ingenió para acomodarse de zurda y sacudió las redes con un remate al poste izquierdo de Unai Simón.

Ese gol -el noveno para el francés en la campaña- no sólo le permitió al Madrid crecer en el juego con la intervención de Vinicius Junior, sino que además vio una clara merma en la intensidad de los conducidos por Ernesto Valverde.

En la segunda mitad, la historia cambió a partir de un conjunto visitante replegado y un elenco vasco ambicioso por alcanzar la igualdad. En ese objetivo, los Williams del cuadro bilbaíno apretaron a la defensa, el tiro de Oier Zarraga chocó con la defensa blanca y Gorka Guruzeta no alcanzó a definir una chance que lucía interesante.

Real Madrid prácticamente no había llegado, pero mostró su capacidad para ser letal en sus escasas acciones elaboradas: Toni Kroos, quien saltó al campo desde el banco de suplentes, recibió en la puerta del área grande, remató a colocar casi desacomodado con su cuerpo y selló el triunfo.

Un nuevo envión para el elenco madridista, que venía de remontar ante Villarreal por Copa del Rey (del 0-2 al 3-2) y que en su horizonte aparece el derbi de la capital contra el Atlético el próximo jueves, también por el certamen copero.

Foto: Ion Alcoba/Quality Sport Images/Getty Images