Las reacciones luego de que la Cámara de Apelaciones desestimara los reclamos por Castillo

·2  min de lectura

Luego de que la Cámara de Apelaciones desestimara el reclamo chileno por la nacionalidad de Byron Castillo, la ANFP no tardó en expresar su fastidio y aseguró que recurrirá al TAS, mientras que desde la FEF dan por cerrado el asunto y ya piensan en la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Jorge Yunge, secretario general de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, señaló: "Este es un día oscuro para el fútbol y para la credibilidad del sistema. El mundo del fútbol escuchó a un jugador que ayudó a Ecuador a clasificarse para el Mundial de la FIFA admitir que nació en Colombia y que obtuvo un pasaporte ecuatoriano utilizando información falsa”.

“No es de extrañar que se negara a participar en la audiencia. ¿Qué decir sobre el Comité de Apelación que ante todo esto todavía no actúa? Remitiremos esto al Tribunal de Arbitraje Deportivo porque el peso de la pruebas es claro e instamos al Comité de Apelación a que entregue los fundamentos de la decisión lo más rápido posible", añadió.

Además, Eduardo Carlezzo, abogado de la ANFP, declaró en la misma línea: “Nunca he visto en toda mi vida como abogado una injusticia como esta. Hay una enorme cantidad de documentos que, por sí solos, prueban sin ninguna duda que el jugador nació en Colombia".

“El jugador bromeó con el sistema al no asistir a una audiencia y nada de eso produjo ningún efecto. ¿Qué más se necesita? Claramente parece que cualquier cosa que podamos presentar no sería suficiente para validar el reclamo. Día triste para el fútbol y para el juego limpio. El mensaje es claro: se permite hacer trampa. Apelaremos al TAS”, insistió en declaraciones recogidas por La Tercera.

En la vereda de enfrente, Carlos Manzur, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, afirmó: "Es una aventura que sólo la federación chilena sabrá justificar (...) Otras federaciones como la colombiana, quizás en mejor posición, decidieron no lanzarse en una aventura que jurídicamente no hacía sentido".

"A ello hay que agregar la forma en que los abogados llevaron el tema. Y en eso también debió tener control la dirigencia chilena. Al final pareciese que hubiésemos clasificado tres veces. Me parece que lo lógico es pedir y esperar los fundamentos de la decisión", continuó en diálogo con El Deportivo.

Y concluyó: "Con ellos supongo que Chile evaluará si seguir o no. Para nosotros no había asidero ni para recurrir al Comité Disciplinario. Pero será Chile quien tome sus decisiones".

Foto: Alberto Valdes - Pool/Getty Images