Los Ravens aumentaron la racha negativa de Brady y los Bucs

Douglas P. DeFelice/Getty Images

Los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady no levantan cabeza en la presente temporada de la NFL. En el inicio de la octava semana, este jueves, sumaron su tercera derrota en línea tras caer 27-22 ante los Baltimore Ravens, que a su vez llegaron a su quinto triunfo y están en la cima del Norte de la AFC.

En el Raymond James Stadium, quien terminó llevándose todos los focos fue Lamar Jackson, luego de completar 238 yardas con su brazo, dos envíos de anotación y permitir tres capturas. En frente, su homónimo, el siete veces ganador del Super Bowl, acumuló 325 yardas, tuvo un pase de touchdown y fue capturado tres veces.

De hecho, Brady consiguió una nueva marca en la NFL al ser el mariscal con más capturas en la historia de la competición con 356, dejando atrás la cifra de 354 de la leyenda de los Pittsburgh Steelers, Ben Roethlisberger.

Ya en el juego, fue Baltimore el que abrió el marcador con un gol de campo. Sin embargo, el mariscal de Tampa reaccionó rápido y llevó a su ofensiva 75 yardas por tierra para la anotación de Leonard Fournette y una posterior patada en la siguiente serie, que puso el marcador 10-3.

Baltimore supo reaccionar y en la segunda mitad igualó el encuentro con un envío de Jackson que atrapó Kenyan Drake. Después, el mariscal de la visita consiguió su segundo pase de anotación que encontró Isaiah Likely.

Los Bucs se acercaron en el último periodo con un gol de campo, pero los Ravens siguieron derecho tras el touchdown por tierra de 83 yardas de Devin Duvernay. Los locales volvieron a anotar con otra patada, sin embargo, la visita volvió a castigar por la misma vía y terminó llevándose la victoria a pesar de que la última anotación fue para Julio Jones que atrapó un pase de Brady.

Foto: Getty Images