El cinco raspado del Espanyol en la 2021-22

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Barcelona, 23 may (EFE).- El Espanyol cierra la temporada 2021-22 con una sensación claramente agridulce tras sellar una permanencia en Primera división que, sin bien era el objetivo del curso, no ha servido para maquillar el mal sabor de boca que ha dejado el equipo y la institución en el tramo final de LaLiga.

El cuadro blanquiazul despide la campaña como decimocuarto, con 42 puntos. Desde la 2013-14, en la que los periquitos firmaron exactamente los mismos puntos e idéntico puesto en la tabla, los periquitos no rubricaban un campeonato tan gris. Al margen, claro, del año descenso: 25 puntos en la 2019-20.

El trabajo del Espanyol está hecho y no ha sufrido por bajar a Segunda en los compases finales del campeonato. Sin embargo, ha sumado tres puntos de los últimos 21: únicamente ha logrado empates frente a Osasuna (1-1), Valencia (1-1) y Granada (0-0). La última victoria fue el 10 de abril contra el Celta (1-0).

El equipo llegó a coquetear con las aspiraciones europeas al final de la primera vuelta y se desmoronó por completo en la segunda. No ha mejorado el rendimiento a domicilio -con nueve puntos es el segundo peor visitante de LaLiga tras el Alavés, con seis- ni ha convencido con su juego sobre el verde.

La imagen de inestabilidad ha sido constante. También a nivel contractual. El pasado 13 de mayo, el presidente Chen Yansheng decidió destituir al entrenador, Vicente Moreno, y al director deportivo, Francisco Joaquín Pérez Rufete. El 30 de marzo, José María Durán dimitió como consejero delegado.

Desde la dirección de la entidad se insiste en la necesidad de renovar el proyecto de cara a la próxima temporada. Una reconstrucción que pasa, en primer lugar, por la designación de un nuevo responsable del banquillo. Salvo sorpresa, Luis Blanco, técnico en los dos últimos partidos, volverá al filial.

También por un diseño de la plantilla que requerirá una gran cantidad de decisiones contundentes. Los futbolistas David López, Diego López, Oier, Melendo, Fran Mérida y Dídac terminan contrato el 30 de junio y Vilhena, Morlanes, Loren Morón y Yangel Herrera acaban sus respectivas cesiones.

Por otra parte, el futuro del jugador franquicia del Espanyol, el delantero Raúl de Tomás, 17 goles en LaLiga, no está garantizado. RDT tiene contrato hasta 2026 y por ahora el club apela a la cláusula de rescisión, 70 millones, en el caso de que alguna entidad esté interesada en el atacante. EFE

1011112

dpb/fa/ea

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.