Ramón Wanchope Ábila trató de “miserables” al Consejo de Fútbol de Boca y explicó por qué la final con River “es lo mejor que nos pudo haber pasado”

·6  min de lectura
La muerte del Morro García: el mensaje de Wanchope Ábila
Wanchope explicó los motivos de su polémica salida de Boca - Créditos: @Marcelo Aguilar / archivo

El delantero de Colón de Santa Fe, Ramón Wanchope Ábila, trató de “miserables” a los integrantes del Consejo de Fútbol de Boca, su exequipo, y además los acusó de tener alguna injerencia en el armado de los equipos. ”La relación con el Consejo era rara, fallan en un montón de cosas. Se hace un teléfono descompuesto hasta que llega Román y se clarifica todo. No es tan complicado, pero son las formas. Podemos no estar de acuerdo, pero no podemos criticar porque cada uno tiene una forma de manejarse en el trabajo. A lo mejor eran muy nuevos o es su manera de ser. Y bueno, con el poder que tienen, lo sacan a la luz. Y creo que lo peor que puede haber es una persona con poder, porque ahí sacan todas sus miserias. El miserable se ve con el poder. Y bueno, nosotros tuvimos los huevos bien puestos para sostener nuestras ideas, y teníamos la posibilidad de que no nos movieran la plata. Nos pasó una cosa similar con los premios, pero llegamos a una instancia, nos tocó una reunión, escuchamos la propuesta y ni discutíamos. Aceptamos y nos fuimos porque no queríamos nada de eso. Carlos era uno de los que nos decía que no valía la pena. Nosotros queríamos jugar y ganar. El resto son formas. Ellos eligen esa, y para ellos estará bien”, apuntó Ábila en el canal de Youtube “Ezzequiel”.

Además, analizó la manera en como trata el Consejo a los futbolistas del plantel: “A lo mejor ellos no sienten la empatía de poder estar jugando como nosotros. Y a lo mejor eso les genera nostalgia, celos. No lo entiendo. Nosotros siempre podemos discutir las formas, pero las decisiones no, porque ellos pueden hacer lo que quieran. Pero no me quieras tener ahí humillándome”. Y reconoció que en varias ocasiones tuvo que poner la mente en frío para no agarrarse a trompadas con alguno de los integrantes del Consejo: “Siempre estuvo esa forma de hablar despectiva en la que uno cuenta hasta dos millones por el respeto que tiene por el club y el clima que se genera, uno cuida las formas. Uno trata de cuidarse y estar al margen de eso, pero a veces se hace muy complicado. Son formas. Yo tengo otras y no comparto esas.”

Estuve un mes entrenándome sin que me dijeran nada, ni la dirigencia, ni Sebastián Battaglia. Yo me entrenaba todos los días, pero no me dejaban hacer fútbol. Eso no era nuevo en mi carrera, pero quería saber mi situación para saber qué hacer para poder manejarme. En un momento me cansé de esperar, de mendigar diálogo y estaba re caliente: por eso escribí en Instagram contra ellos”, recordó Ábila, que convirtió un total de 36 tantos en sus dos pasos por el Xeneize..

En su momento, el 4 de febrero de este año, posteó: “Desde el 3 de enero que empecé a entrenar estoy esperando que alguien me informe de mi situación, y como nadie del Consejo de Fútbol se comunicó conmigo ni con mi representante, sigo acá generándole un gasto innecesario y todas las cosas que dicen por atrás”.

Tienen hasta el miércoles para solucionar mi tema. Cualquier cosa estoy en el vestuario”, concluyó el delantero que era pretendido por Independiente, Huracán y Colón de Santa Fe.

captura ig @wanchope_abila9
captura ig @wanchope_abila9

En relación al presente, con irregular andar en el conjunto santafesino, aclaró que no tiene “problemas” con el vicepresidente Juan Román Riquelme y también comentó que “el Mundo Boca es muy grande y difícil de manejar”.

Sobre su salida, Wanchope explicó: “Son cosas que pasan. Se dio así porque así lo decidió la gente que manejaba el club. No fue por la puerta de atrás mi salida, porque creo que dejé dos millones de dólares en el club. Ahora estoy tranquilo en Colón, aunque me hubiera gustado irme jugando”.

“La final con River es lo mejor que nos pudo haber pasado”

Acerca de la final de la Copa Libertadores 2018, que River le ganó a Boca en Madrid, Wanchope analizó: “El termo te va a decir que es de vida o muerte. Los que estamos adentro y disfrutamos jugando al fútbol te vamos a decir que es lo mejor que nos pudo haber pasado jugar una final de ese tipo. Obviamente al perdedor se lo hace como si fuera la muerte y el ganador como si fuera el héroe. Y no es ninguna de las dos cosas. Es simplemente una final. Nosotros tuvimos la posibilidad de competir, pelear y disputar y vivir esa final. Que a mi gusto, yo quería jugarla en el Monumental. Pero hubiera sido muy lindo coronar ese camino. Peor es otra cosa, no perder una final. Obviamente que te duele perder, pero no es la muerte, ni el club se murió. No pasó nada. El club nunca descendió, el club siempre estuvo por encima de todos, es el más ganador de la historia. Ese partido no va a manchar la historia del club”.

Wanchope abrió la cuenta en la final
Wanchope abrió la cuenta en la primera final de la Libertadores 2018, disputada en la Bombonera - Créditos: @Mauro Alfieri

Luego, el delantero de Colón agregó: ”Si se hubiera jugado en el Monumental, el partido habría sido diferente. La final de la Bombonera era una final de cancha, de nuestro país, con el calor de la gente, el nerviosismo. La de allá no sé si habrán viajado 10.000 o 15.000 personas en un estadio de 60.000 personas. Los demás eran extranjeros con la bufanda mitad de Boca y mitad de River. Eso acá no existe. Hubiera sido muy lindo ganarla, pero juegan dos y ganó uno.

¿Qué nos faltó para ganarla? Quizás un poco más de suerte. Tuvimos un par de situaciones en el primer tiempo y no se nos dio. De hecho, Gallardo hizo algunos cambios en el entretiempo. Pero sabíamos que éramos dos equipos con mucho gol. En la ida podríamos haber hecho la diferencia y no se pudo. En las pequeños detalles estuvo el ganador”, resumió.

En relación con un hipotético regreso, Ábila reconoció: “Decir que no me gustaría volver a jugar en Boca sería una locura, porque es el mejor lugar del mundo en todo sentido. Nunca vas a sentir una presión igual a la que se vive ahí. Sé que sería muy difícil para ellos que yo regrese, pero no para mí. Yo tengo claro que juego para Boca y no para un dirigente. Siempre me gustó ganar con esa camiseta, me gustaban los partidos picantes, la Libertadores y todo lo que genera Boca es algo único.”