Rally Dakar: Jeremías González Ferioli, de la frustración de no correr por el Covid a conseguir una victoria histórica

Jeremías González Ferioli, el cordobés se impuso en la octava etapa del Rally Dakar y se convirtió en el primer piloto argentino en ganar en la categoría SSV
Jeremías González Ferioli, el cordobés se impuso en la octava etapa del Rally Dakar y se convirtió en el primer piloto argentino en ganar en la categoría SSV

La experiencia del Rally Dakar no es nueva, aunque las aventuras anteriores las desanduvo en quad y en territorio sudamericano. Jeremías González Ferioli se estrenó en 2014, cuando la carrera recorrió la Argentina, Bolivia y Chile, ganó por primera vez una etapa al año siguiente y en las cinco participaciones cumplió con la totalidad del trayecto, con un segundo puesto en 2015 como mejor resultado. Una lesión, después de un accidente, le impidió participar en 2017y el golpe también motivó replantearse un cambio de categoría.

Con todo listo para reinsertarse, se contagió de Covid-19 y no pudo viajar a Arabia Saudita el año pasado, aunque el regreso tuvo su recompensa: ganó la octava etapa en T4, SSV de serie modificado, convirtiéndose en el primer piloto argentino en sumar un triunfo en esta especialidad. Quinto en el clasificador general, la jornada de descanso le posibilitará recargarse de energía para afrontar la segunda parte de una ruta cruda y desgastante, que recuperó el espíritu aventurero y de peligrosidad con la que se conoció el Dakar.

Jeremías González Ferioli desanda las dunas de Arabia Saudita; el cordobés contrajo Covid en diciembre de 2021 y no pudo viajar para participar en la carrera del año pasado
Jeremías González Ferioli desanda las dunas de Arabia Saudita; el cordobés contrajo Covid en diciembre de 2021 y no pudo viajar para participar en la carrera del año pasado - Créditos: @Prensa Dakar

Las figuras de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, Nicolás Cavigliasso y Manuel Andújar opacaron con los triunfos los resultados que consiguió González Ferioli en las cinco participaciones en quad. Debutó con un sexto puesto, sumó tres podios –un segundo y dos terceros lugares-, y en la restante presentación finalizó quinto. Si el primer reto de todos los aventureros es completar cada estación, el cordobés ejecutó a la perfección la misión.

Pero los contratiempos para los pilotos son una constante y el licenciado en administración de empresas y CEO del Grupo Consultores de Empresas los afrontó en las pistas y fuera de ellas. En 2016, y mientras se entrenaba, sufrió un accidente en Córdoba que terminó con la exclusión de la carrera por prescripción médica. Los golpes en la cabeza y el tórax lo obligaron a realizar reposo y a una recuperación lenta. En 2021, los múltiples tests que se hizo dieron positivo de Covid-19 y no pudo viajar a Arabia Saudita. “Estaba en Buenos Aires, en diciembre, listo para tomar el vuelo y durante diez días todas las pruebas me dieron positivo. La frustración fue terrible, me quedé fuera de la carrera con todo preparado”, comentó quien tiene al fútbol y el golf como deportes alternativos.

La ilusión de correr en la categoría SSV no lo hizo declinar y redobló la apuesta con una preparación que equivalió a varios viajes, destinos que enriquecieron al piloto y al navegante Gonzalo Rinaldi. “Intentamos hacer tantos kilómetros como fuera posible, entonces corrimos en el South American Rally Race, en el Campeonato Argentino de Rally-Raid y también incursionamos fuera de la zona que conocemos y nos probamos en las dunas de Chile y en una superficie como Marruecos, que tiene pistas parecidas a las que puede enseñar el Dakar”, afirmó González Ferioli. “A Jeremías lo conozco desde 2014, porque coincidíamos en las carreras. En 2019 me propuso que fuera su navegante, lo que es muy especial porque consideró que es uno de los mejores navegantes del mundo: es inteligente y toma decisiones correctas en todo momento. Aprendí a navegar con él y navego a su estilo”, apuntó Rinaldi, el ocupante de la butaca derecha del auto N°412.

Los 16 viajes, la experiencia y el aprendizaje de navegar con el roadbook digital dieron sus dividendos en las últimas jornadas de la primera semana de competencia. “Qué mejor forma que llegar al día de descanso así”, le comentó González Ferioli, en el motorhome, al periodista Roberto Berasategui. “Arrancó no siendo un Dakar bueno para nosotros, nos fuimos muy para atrás y desde el fondo todo cuesta el doble, el triple, y recién en la etapa de ayer [la séptima] pudimos salir un poco, tener una etapa limpia. Ahora a preparar la segunda semana y a juntar energía, que anoche dormimos en el piso y va a venir bien una buena ducha y unas horas de sueño”, señaló con el rostro cansado, después de transitar los 822,94 kilómetros que tuvo la etapa, que fue Media Maratón, luego del cambio de itinerario por las intensas tormentas. El sábado, la caravana viajó desde Riyadh a Al Duwadimi y el domingo hizo el recorrido inverso, rumbo a la capital del territorio saudita.

Jeremías Gonzalez Ferioli en accion durante la tercer etapa
Jeremías González Ferioli debutó en 2014 en quads y al año siguiente ganó por primer vez una etapa y finalizó en el segundo puesto en el Rally Dakar - Créditos: @Carlos Jasso

No esperaba una victoria, porque vinimos con la idea de ser constantes y no desesperarnos por ganar etapas. Hoy se dio que en la pista hubo mucha piedra y nosotros no rompimos nada ni pinchamos, porque Gonzalo navegó muy bien. Y aunque no salimos a buscar la victoria, fue una alegría conocer el resultado al final del día, cuando medimos los tiempos y estábamos adelante”, apuntó González Ferioli, que se trazó una meta realista y que va cumpliendo.

“La intención cuando era llegar a Arabia Saudita como si no fuera la primera vez y hacer una carrera inteligente, con un planteo de menos a más. La intención es pelear, estar adelante, pero sin un ritmo rápido en el comienzo”, analizó el cordobés, de 27 años, que no falló en el pronóstico de quiénes aparecerían como candidatos al triunfo: el lituano Rokas Baciuskas es el líder de la clasificación general, mientras que los polacos Marek y Eryk Goczal son los perseguidores, con el español Gerard Farres Guell a la expectativa. El póquer de pilotos está encerrado en una diferencia de 6m19s, y quinto aparece la fórmula González Ferioli-Gonzalo Rinaldi, a 42m53s.

“La categoría es pareja y competitiva, eso empuja y motiva”, reseña, quien realiza al volante los movimientos tal como los estudió y que no se desespera por la desventaja. Su ladero, quien lee el roadbook en el SSV, afirma: “Para este Dakar tan largo lo importante es no perderse, no penalizar, no romper el auto. Cuando eso pasa es difícil recuperar. Tenemos un auto sumamente confiable y un equipo muy profesional”. Llegó la hora del descanso para intentar el asalto final, cuando la caravana arribe el domingo próximo al Golfo Pérsico.