Rally Dakar. El francés que pretende terminar con el poder sudamericano en quads

·4  min de lectura
Alexandre Giroud recorre el territorio saudita; el piloto francés marca el pulso entre los quads sobre el argentino Pablo Copetti
Dakar

Es la cuarta categoría en tradición del Rally Dakar, por detrás de las motos, los autos y los camiones. Cuando la carrera más exigente del planeta cambió la geografía y se trasladó a Sudamérica, los quads se oficializaron para la organización. El primero en levantar el Touareg fue el checo Josef Machacek, aunque los pilotos argentinos y chilenos dominan el palmarés: entre Marcos y Alejandro Patronelli, Nicolás Cavigliasso, Manuel Andújar e Ignacio Casale suman 10 de las 13 conquistas. Arabia Saudita recibe por tercera oportunidad a los cuatriciclos y el francés Alexandre Giroud se preparó para romper con la hegemonía sudamericana: a falta de tres etapas marca el pulso sobre el argentino Pablo Copetti, que corre con licencia de los Estados Unidos. Veinticinco años después de que su padre Daniel, el primer piloto en completar la travesía en quads, el heredero de la pasión se esfuerza para homenajear con un triunfo a quien murió, a causa del Covid, el año pasado.

Pedí un préstamo con reembolso a seis años para participar en mi primer Dakar y acabo de terminar de pagarlo”, le comentó a la página oficial del Dakar, quien llegó a la cita con sensaciones renovadas, tras desertar de las dos últimas experiencias. La búsqueda del éxito, el motor que empuja al piloto de Grenoble, que en 2021 fue el que más especiales ganó -cuatro-, aunque una roca destrozó la ilusión y las esperanzas. El accidente promovió que el lobense Andújar tuviera el camino liberado para estrenarse entre los vencedores y adueñarse del trofeo. Un año después el destino revirtió las cartas: el argentino protagonizó un durísimo accidente, también contra una roca, y debió olvidarse del objetivo de revalidar el título, allanándole la pista al francés, que obtuvo los especiales de las etapas 2, 5 y 8.

El Dakar es pasión y aventura. También riesgo, velocidad, navegación… “Es un impulso que no se puede comparar con nada. Terminé tres de los cinco Dakar y aunque en los dos últimos no llegué a la rampa, creo que nos codeamos con los mejores. Por esa razón me ilusioné desde el comienzo en que esta vez puedo ganar, sería muy emocionante regalarle la victoria a mi padre. Por él tengo esta pasión, de él es de donde saco la fuerza”, relató Giroud, que recuerda a quien fue pionero en cruzar los 8 mil kilómetros de un recorrido que atravesaba los territorios de Senegal, Mali, Níger y Mauritania. Eran los tiempos en que no existía un encuadre para la categoría, aunque Daniel sembraba en 1997 la semilla para que Alexandre disfrute de este sueño.

Trepando dunas: Alexandre Giroud a la caza de una victoria para homenajear a su padre, que en 1997 fue el primer piloto en finalizar un Dakar en quads
Dakar


Trepando dunas: Alexandre Giroud a la caza de una victoria para homenajear a su padre, que en 1997 fue el primer piloto en finalizar un Dakar en quads (Dakar /)

La profesionalización de la preparación es una de las aristas que lleva a los pilotos a elevar la vara y a lograr resultados. Giroud lentamente creó un equipo, una estructura de personas leales que lo acompañan. Entre quienes son parte de los detalles aparecen preparadores físicos que trabajaron con Olivier Panis, ex piloto de Fórmula 1, y también quien lo ayuda en la concentración, la visualización. “Cuento con el acompañamiento de una preparadora mental, una especialista en neurociencia. También trabajó con pilotos de la F.1, ayuda a gestionar mejor las situaciones, tanto las buenas como las malas que se multiplican en esta clase de carreras. Ayuda a conciliar el trabajo, el entrenamiento, el aspecto puramente deportivo con la vida familiar y hasta el presupuesto que se necesita para afrontar no solo el Dakar, también las competencias que sirven para llegar en óptimas condiciones”, señala quien en el recorrido se impuso en la Baja de Aragón y también participó de una de las fechas del mundial de quads, en la que terminó en el quinto puesto. La prueba final antes de iniciar el sueño del Dakar fue el Rally de Marruecos.

“Un podio estaría bien, pero mejor sería ganar. Por eso hay que cruzar los dedos”, comentó Giroud, que va por un triunfo que romperá una hegemonía, pero también será un acto de honor a la memoria de su padre.

Para la nueva aventura, Alexandre Giroud conformó un equipo de elite para destronar a los pilotos sudamericanos en quads
Dakar


Para la nueva aventura, Alexandre Giroud conformó un equipo de elite para destronar a los pilotos sudamericanos en quads (Dakar /)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.