Rahm vuelve a estar perfecto, pero pierde liderato ante el genial DeChambeau

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Owing Mills (Maryland, EE.UU., 27 ago (EFE).- El estadounidense Bryson DeChambeau tuvo su mejor actuación en lo que va de temporada con un registro de 60 golpes (-12) al concluir la segunda ronda del torneo BMW Championship, del ATP Tour, y convertirse en el nuevo líder con un acumulado de 128 golpes (-16), uno de ventaja sobre su compatriota Patrick Cantlay y el español Jon Rahm (129, -15).

DeChambeau dominó el campo vulnerable, y cuando su hierro 8 hasta el par 5 16 se salió de un banco en la parte posterior del green hasta menos de un metro para un eagle, necesitó dos birdies en los dos últimos hoyos para empatar el récord del PGA Tour, de 58 golpes.

Falló desde los cuatro metros en el 17. Falló un putt de menos de dos metros en el hoyo 18 y perdió su oportunidad en la ronda 13 sub-60 en la historia del PGA Tour.

DeChambeau tuvo que conformarse con 60, la mejor marca de su carrera, lo que le dio una ventaja de un solo golpe sobre Patrick Cantlay cuando las tormentas eléctricas retrasaron la segunda ronda.

Rahm, el jugador número uno del mundo, también fue un tiro atrás y se enfrentó a un putt para birdie de cuatro metros y medio en el hoyo 16 cuando el juego se detuvo por la oscuridad.

"Se metieron muchos putts. Muchas cosas salieron bien", declaró DeChambeau. "Jugué mi trasero y nunca pensé demasiado en nada hasta los últimos hoyos, y rayé un hierro 9 en el 17, rayé un drive, rayé un wedge en el 18 y simplemente no pude agarrar esos putts".

Fue la segunda semana consecutiva durante la postemporada del PGA Tour que un jugador tuvo un putt para romper 60 en el hoyo final. El australiano Cameron Smith falló desde menos de cuatro metros en Liberty National en la tercera ronda la semana pasada.

Además del gran recorrido de Rahm, su compatriota Sergio García también brilló con 67 golpes (-5) para un acumulado de 132 (-12), que lo dejó compartiendo el cuarto lugar con el surcoreano Sungjae Im.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.