Rafael Nadal, en un momento personal muy especial por la futura paternidad y una señal que lo ilusiona para competir en Wimbledon

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Rafael Nadal y su esposa Xisca, una foto oficial cuando se casaron
Rafael Nadal y su esposa Xisca, una foto oficial cuando se casaron

Rafael Nadal no descansa. En su hoja de ruta siempre está la competencia y la disciplina. Aunque también tiene tiempo para sentir cosas diferentes, que lo marcarán de por vida. Como el hecho de ser padre por primera vez. Lo confirmó en una conferencia de prensa en Mallorca, noticia que había sido anticipada hace unos días por la revista Hola: la paternidad junto con su mujer, Francisca Perelló.

El reciente campeón de Roland Garros sabe gestionar y resistir a situaciones difíciles. Su imagen caminando en muletas de hace unos días, después de obtener su 14° título del certamen parisino, impactó. Pero caer en la frustración no forma parte de su ADN. A sus 36 años, sabe que su físico está al límite. Y no lo oculta. Sin embargo, en medio de las especulaciones sobre la recuperación que lo persigue en su pie, el español confirmó que viajará a Londres con una clara intención: llegar lo más competitivo posible a Wimbledon.

Su dolor recurrente por el síndrome de Müller-Weiss, conocido también como una osteocondritis del escafoides, se convirtió en su rival más difícil. Esa lesión degenerativa que sufre en su pie izquierdo lo debilitó. y es una de las razones por las que Rafa Nadal tuvo que dejar de competir en muchos de los torneos en los últimos años.

Rafael Nadal alza el trofeo de campeón del Abiero de Francia tras derrotar a Casper Ruud en la final, el 5 de junio de 2022. (AP Foto/Christophe Ena)
Rafael Nadal alza el trofeo de campeón del Abiero de Francia tras derrotar a Casper Ruud en la final, el 5 de junio de 2022. (AP Foto/Christophe Ena)


Rafael Nadal alza el trofeo de campeón del Abiero de Francia tras derrotar a Casper Ruud en la final, el 5 de junio de 2022. (AP Foto/Christophe Ena)

Sobre el tratamiento y su dolor crónico, Rafa se encargó de aclarar que trabajó en Barcelona enfocado en la recuperación. “Lo que se hizo no es una cosa 100% inmediata, pero sí que inmediatamente se notan cambios, los he notado. Tengo sensaciones un poco extrañas, de alguna forma me ha bajado el dolor articular que no me dejaba apoyar, a veces se me duerme una parte del pie, después otra. A veces tengo rampas en la planta del pie, pero parece que es normal y el nervio se reorganiza al cabo de unas semanas. Estoy contento, llevo una semana sin ir cojo. Hay que esperar”, confesó en una conferencia en Mallorca. Y enseguida aclaró cuál es el sueño que persigue en el futuro inmediato: “Mi intención es jugar Wimbledon. El lunes viajo a Londres y si viajo es porque tengo intención de jugar”

Rafa Nadal conquistó dos veces sobre la hierba del All England Club. Fue en 2008 y 2010. Otras tres veces llegó a la final: dos las perdió ante Roger Federer, en 2006 y 2007; y una ante Djokovic, en 2011.

Rafa en un entrenamiento en Mallorca sobre césped
Rafa en un entrenamiento en Mallorca sobre césped


Rafa en un entrenamiento en Mallorca sobre césped

El sólido argumento para poder competir en Wimbledon

Nadal es uno de los deportistas que con su fortaleza mental, tiene herramientas para dar lo mejor de sí ante cada situación adversa. “No es una cosa matemática. No las hay en medicina, y más en mi problema. A mi modo de entender, por lo que siento, la evolución es satisfactoria a día de hoy. Me permitió entrenar cinco días. Para mí es un avance. Hace tres años que no juego en Wimbledon y eso me hace ilusión. Confío que las cosas vaya bien”, confesó a pura emoción.

Ahora su cabeza está enfocada en llegar al torneo competitivo. Sabe que el escenario será bien diferente a París. Al menos desde la puesta a punto. “Que se haya jugado bien en Roland Garros ayuda, pero hierba es una superficie muy difícil. Hay poco de lógica, en el que cualquier ronda es complicada. Las primeras rondas van a ser vitales. Voy a intentar sobrevivir como sea. En hierba todo se magnifica y es una superficie en la que ocurren las cosas más inesperadas, y es el torneo en el que tienes menor referencia antes de empezarlo”.

¿Es posible que Rafa pueda estirar su poderío de 22 títulos sobre los 20 Grand Slam de Roger Federer y Novak Djokovic? El mallorquín tiene la respuesta: “Difícil que pueda ganar Australia, Roland Garros y Wimbledon y más con 36 años. No lo ha hecho nadie en la historia”.

Cómo vive la experiencia de ser papá

Y no sólo de tenis se permitió hablar Rafa. En el momento menos pensado, se tomó un espacio para salirse del deporte que tantas alegrías le dio. “Si todo va bien, voy a ser padre. No acostumbro a hablar de mi vida personal, pero con tranquilidad para mí y otras personas que conviven conmigo, vivimos con un perfil más bajo. Será así, la forma que cambia la vida no lo sé porque no tengo experiencia, pero no creo que suponga un cambio en mi vida profesional”.

Entre tantas cosas que habitan en su cabeza, Rafa también visualiza lo que resta de la temporada en el circuito de la ATP. “Después hay otro Grand Slam y voy hacer las cosas para llegar lo mejor preparado posible, siguiendo una lógica dentro de mi físico. Normalmente lo que he hecho es jugar Masters 1000, Canadá. Normalmente me ha funcionado bien, pero como sabemos que las cosas son más imprevisibles, estoy siempre abierto a aceptar las cosas como vengan”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.