Rafael Nadal empezó su defensa del Australian Open con un triunfo que le sube la confianza y habló la “humildad”, el “enfado” y saber perdonarse

Rafael Nadal festeja con énfasis un punto ganado en su partido ante Jack Draper
Rafael Nadal festeja con énfasis un punto ganado en su partido ante Jack Draper - Créditos: @Aaron Favila

De vuelta a la cancha donde se convirtió en el hombre con más Grand Slams de la historia, el español Rafael Nadal inició con una trabajada victoria su defensa del título del Australian Open. En la jornada inaugural del primer Grand Slam del año, Nadal consiguió neutralizar en cuatro sets al talentoso británico Jack Draper (7-5, 2-6, 6-4, 6-1) y revertir su mala racha de seis derrotas en los últimos siete partidos.

”Necesitaba la victoria, eso es lo principal. No importa la manera. Lo más importante es la victoria ante un duro rival (...) uno de los más duros en primera ronda siendo cabeza de serie”, reflexionó posteriormente en rueda de prensa. Con un poderoso primer servicio y capacidad de responder a los largos peloteos de Nadal, el británico de 21 años demostró en la Rod Laver Arena los motivos que lo llevaron a escalar 200 puestos en la clasificación ATP en un año hasta el número 38.

“Cuando vienes de períodos largos de lesiones es mucho mejor empezar en torneos más pequeños que te permitan ganar partidos. Desgraciadamente, tras la paternidad, las lesiones y por lo que sea, mi vuelta a la competición ha sido en Masters 1000, pista cubierta, ahora en la United Cup jugando contra dos rivales ‘top’, ha sido todo muy difícil”, analizó el número dos del mundo. El de Manacor lamentó que en los primeros partidos del año, aunque tuviera “opciones de ganar”, no “han caído” de su lado. “Pero hoy sí. Cada vez estoy un poco más preparado”, destacó el ganador de 22 Grand Slams. ”No me he enfadado en ningún momento, he tolerado los errores. Era importante perdonarme las cosas como fueran sucediendo, lo prioritario era ganar el partido y, sabiendo que las cosas no iban a ser perfectas, tenía que tener la humildad para aceptar que las cosas iban a ser difíciles”, agregó sobre su estreno, que no fue sencillo, con un encuentro que se prolongó durante casi cuatro horas.

Sin embargo, Nadal, de 36 años, aguantó sin aparentes problemas físicos, algo que tiene que ver con su nuevo peso. “Estoy bastante más delgado de lo que lo he estado en los últimos años, he hecho esfuerzos, llevo semanas trabajando fuerte, después tienen que salir los resultados y trabajamos para que salgan. Hoy ha sido un avance para mí y hay que seguir”, aplaudió. ”Era un partido importante, porque al final cuando uno trabaja, quiere resultados. Pero la paciencia es algo que he controlado bien durante mi carrera, con las lesiones, con los momentos que tenía que aceptar las dificultades. Y físicamente creo que estoy bien, me he encontrado bien de piernas, estoy más o menos rápido o al menos eso parece en los entrenamientos”, añadió sobre su estado de forma.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Finalmente, el balear destacó que ganó en su estreno a un “buen jugador”. Argumentó: “Casi cualquier cabeza de serie quería esa primera ronda. Aceptando todo esto, ganar a un rival de un muy buen nivel es lo importante. Cosas bien seguro que he hecho, partiendo de esta base lo que hay que hacer es darles continuidad a las cosas buenas y alargarlas lo máximo posible”, zanjó.

El equilibrio y el intercambio de golpes se mantuvo hasta mediados del tercer set, cuando Draper notó molestias en el muslo derecho, que lastraron su rendimiento y lo obligaron a pedir asistencia médica. Con un rival renqueante, que al final apenas podía correr y mostraba evidentes gestos de dolor, Nadal cerró el pase a la segunda ronda donde se enfrentará al estadounidense Mackenzie McDonald.

Como anécdota del partido quedó una escena que despertó risas en el primer set. En el descanso del 4-3, Nadal mandó a encordar una de sus raquetas, pero los responsables de hacerlo se equivocaron al elegir cuál: un ball boy se llevó justamente la que el español estaba usando. El británico no entendía qué estaba pasando y fue el propio Nadal quien le explicó la situación. Luego del partido, explicó que todo nació de un “despiste” suyo: “Soy muy meticuloso con mis raquetas, pero esta vez me equivoqué y tuve que mandar a encordar una al comienzo del juego. Y el ball boy se llevó la que no era. fue divertido”, contó.

Regresado Novak Djokovic a Australia tras su deportación en 2022 por no estar vacunado ante el covid-19, Nadal no solo se juega el título, sino el récord de 22 Grand Slams, que el serbio puede igualar si gana por décima vez en Melbourne.

Kyrgios, “devastado”

En el cuadro masculino, la principal sorpresa llegó de fuera de las pistas, con el anuncio del abandono del talentoso Nick Kyrgios que, después de años de controversias y rendimiento irregular, parecía listo para aspirar a un Grand Slam. ”Estoy devastado”, dijo Kyrgios, campeón vigente del dobles en Australia y finalista del último Wimbledon. “Es un mal momento. Pero así es la vida, las lesiones son parte del deporte. Supongo que puedo inspirarme en alguien como Thanasi -Kokkinakis-, que ha tenido un montón de lesiones y se ha recuperado. No tengo dudas de que volveré a tener toda mi fuerza y jugaré el tenis que estaba jugando antes de este torneo”, señaló.

Kyrgios regresaba a Melbourne después de conquistar el pasado año el título de dobles junto a su amigo Thanasi Kokkinakis. Este martes iba a debutar en el cuadro individual ante el ruso Roman Safiullin, y su lugar lo ocupará el ‘lucky loser’ Denis Kudla. Ahora, el australiano, que sufre un pequeño desgarro en el menisco lateral, deberá someterse a una artroscopia. “Estoy devastado, es el torneo de casa y tengo grandes recuerdos aquí. El año pasado gané el título en dobles y probablemente jugué el mejor tenis de mi vida. Venir a este torneo como uno de los favoritos es brutal. Todo lo que puedo hacer ahora es mirar hacia adelante, hacer lo que tengo que hacer y volver”, apuntó.

Nick Kyrgios sufre: no podrá jugar el Grand Slam de su país
Nick Kyrgios sufre: no podrá jugar el Grand Slam de su país - Créditos: @Adam Hunger

A la espera del ruso Daniil Medvedev (finalista en 2022 y 2021, juega en el último turno de la primera jornada), avanzaron ronda los principales preclasificados, como y el griego Stefanos Tsitsipas, el estadounidense Frances Tiafoe y el polaco Hubert Hurkacz.

En el primer torneo con la leyenda Roger Federer oficialmente retirado y con Nadal y Djokovic ya más cerca de los 40 que de los 30, una nueva generación de tenistas encabezada por el ausente número 1 del mundo, el español Carlos Alcaraz, aspiran a poner fin a la época del “Big Three”. De ellos, el italiano Jannik Sinner se aseguró de forma expeditiva el pase a segunda ronda, con un 6-4, 6-0, 6-2 al británico Kyle Edmund. En segunda ronda se verá las caras con el argentino Tomás Martín Etcheverry que, después de cuatro intentos fallidos el año pasado, ganó su primer partido de Grand Slam. Mayor fue el hito del adolescente chino de 17 años, Shang Juncheng, que se convirtió en el primer hombre de su país en conseguir una victoria en este torneo.

Swiatek quiere el cuarto

En el cuadro femenino, la actual número 1 del mundo, la polaca Iga Swiatek, parte como favorita para hacerse con el título que dejó vacante la australiana Ashleigh Barty, ahora retirada. En camino hacia su cuarto Grand Slam después de dos Roland Garros y un Abierto de Estados Unidos, Swiatek en el debut por 6-4 y 7-5 a la alemana Jule Niemeier, que la había hecho sufrir en octavos del último grande en Nueva York.

Las estadounidenses Jessica Pegula (3ª) y Coco Gauff (7ª) solventaron con autoridad sus respectivos enfrentamientos ante la rumana Jaqueline Cristian (6-0, 6-1) y la checa Katerina Siniakova (6-1, 6-4). La griega Sakkari (6ª) superó sin excesivas complicaciones a la china Yuan Yue por 6-1, 6-4 y la verdugo de Swiatek en las semifinales de 2022, la estadounidense Danielle Collins, sufrió pero ganó a la rusa Ana Kalinskaya por 7-5, 5-7, 6-4. En un duelo entre las dos únicas campeonas del Abierto en carrera, la bielorrusa Victori Azarenka superó a la estadounidense Sofia Kenin por 6-4, 7-6 (7/3).

Poland's Iga Swiatek celebrates after winning against Germany's Jule Niemeier during their women's singles match on day one of the Australian Open tennis tournament in Melbourne on January 16, 2023. (Photo by WILLIAM WEST / AFP) / -- IMAGE RESTRICTED TO EDITORIAL USE - STRICTLY NO COMMERCIAL USE --
Poland's Iga Swiatek celebrates after winning against Germany's Jule Niemeier during their women's singles match on day one of the Australian Open tennis tournament in Melbourne on January 16, 2023. (Photo by WILLIAM WEST / AFP) / -- IMAGE RESTRICTED TO EDITORIAL USE - STRICTLY NO COMMERCIAL USE -- - Créditos: @WILLIAM WEST