Racing: algo se rompió entre los hinchas y Edwin Cardona, pero Fernando Gago busca hacer equilibrio con su refuerzo estrella

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Edwin Cardona y Enzo Copetti; el colombiano todavía no rindió como esperaba el hincha de Racing y ante Banfield se lo hizo saber
Prensa Racing

Fueron segundos que parecieron minutos. Racing caía como local ante Banfield por 1 a 0. El entrenador Fernando Gago decidió meter mano en el equipo con tres cambios, para modificar la historia en la media hora que aún quedaba de juego. El reloj y el resultado apuraban. Pero cuando el asistente Sebastián Bresba levantó el cartel electrónico con el número 20, Edwin Cardona emprendió una lenta caminata hasta donde esperaba Tomás Chancalay para reemplazarlo. A cada paso cadencioso del colombiano la tensión aumentaba en el Cilindro. Se oyeron silbidos, murmullos y algunos aplausos. No fue algo terminante para la relación entre Cardona y los hinchas de Racing, pero fue la manera de exponer algo que venía creciendo debajo de la alfombra de triunfos y buenos rendimientos académicos: en estos casi cuatro meses que lleva en Avellaneda el exBoca no mostró el nivel el esperado.

Edwin Cardona (el primero desde la izquierda) con Jonathan Gómez y Nery Domínguez, con trabajos en el Cilindro el día después del empate con Banfield 1-1
Prensa Racing


Edwin Cardona (el primero desde la izquierda) con Jonathan Gómez y Nery Domínguez, con trabajos en el Cilindro el día después del empate con Banfield 1-1 (Prensa Racing/)

Cardona jugó diez partidos con la camiseta celeste y blanca. Marcó dos tantos de penal (Defensa y Justicia y Platense) y dio una asistencia (Argentinos Juniors). Más allá del buen ingreso que tuvo ante Platense aún no logró poner su calidad al servicio del equipo. Seis veces le tocó ser titular: fueron tres empates (Gimnasia La Plata, Defensa y Justicia y Banfield), una derrota (Melgar) y dos triunfos (Argentinos y Talleres) en los que el colombiano salió reemplazado en el primer tiempo por lesión.

El escaso aporte del mediocampista había generado algunos comentarios irónicos en otros partidos de local en los que Racing salió triunfante. El apuro por la derrota parcial llevó a que el sábado esa tensión se sienta en el aire.

Los silbidos para Cardona ante Banfield

“Duelen los comentarios externos de gente que jugó al fútbol porque me tocó lesionarme. Sentí mucho las críticas, molesta que a la familia le digan que Cardona salió y el equipo mejoró. Lo único que sé es que me repongo de esta situación”, fue la sorprendente declaración de Cardona cuando marcó el gol del triunfo ante Platense, después de estar cinco partidos afuera por lesión. Aquel día ingresó casi media hora, con pases punzantes y marcó el gol del triunfo desde los doce pasos. Todo era alegría para un Racing que acumulaba victorias. Pero el número 20 hizo ese descargo ácido.

Desde aquella tarde en Vicente López no volvió a aprovechar los minutos que le dio Gago, que en los últimos dos partidos lo eligió como titular. La continuidad no sirvió para que el colombiano gane confianza. Ante Melgar, en Perú, apenas aportó algunos pases profundos para las trepadas de Eugenio Mena por izquierda. Y ante Banfield su actuación fue discreta: erró pases fáciles y, más allá de un tiro libre que obligó a una volada del arquero Facundo Cambeseses, estuvo extrañamente impreciso con su pegada.

El error de Cardona ante Patronato

Acaso la jugada que puede resumir hasta ahora el paso de Cardona por Racing es aquel blooper en los minutos finales de la victoria ante Patronato, cuando desde la línea de fondo propia buscó salir con un pase hacia adentro, que terminó en los pies de un delantero rival que presionaba en el punto penal. Aquella frase que el propio futbolista se encargó de visibilizar (“Cardona salió y el equipo mejoró”) parece cobrar fuerza después de las últimas dos actuaciones de la Academia, en las que jugó como titular.

En la conferencia de prensa posterior al juego ante Banfield, el entrenador salió a bancar a quien fuera su ex compañero en Boca. “No me gusta hablar de casos puntuales, pero confío muchísimo en Edwin Cardona. Vamos a trabajar para que esté en el mejor momento futbolístico tanto para el equipo como para él”, dijo Gago. Y agregó: “No veo que el equipo pierda intensidad con Cardona en la cancha. Son otras características de jugadores. Edwin es más posicional, de generación y último pase. Hay otros que son más verticales y rápidos. Es como comparar también a Nery Domínguez con Aníbal Moreno. No creo que vaya por ahí”. Para que Cardona llegara a Racing fue clave la labor del técnico, que lo llamaba a diario en los últimos días de diciembre. También Gago insistió ante la dirigencia.

Fernando Gago da indicaciones en medio de un entrenamiento de Racing en el Cilindro de Avellaneda
Prensa Racing


Fernando Gago da indicaciones en medio de un entrenamiento de Racing en el Cilindro de Avellaneda (Prensa Racing/)

En el cuerpo técnico saben que la mejor versión del colombiano no llegará en este semestre en el que no pudo hacer pretemporada (por Covid recién se pudo incorporar al plantel el 17 de enero) y que sufrió dos lesiones musculares. Antes de que comience el año Gago lo había imaginado como el líder futbolístico dentro de la cancha, un rol que Cardona aún no pudo asumir. “Un verdadero guerrero estudia cada derrota para convertirla en victoria la próxima vez. Porque el mejor guerrero no es el que triunfa siempre sino el que vuelve sin miedo a la batalla” , fue el descargo del enganche en su cuenta de Instagram después de la situación que vivió con los hinchas al salir reemplazado.

Cuando la dirigencia de Racing asumió la decisión de pagar 3,3 millones de dólares por el 50% del pase del colombiano sabía los riesgos. El nivel de Cardona tiene un piso bajo y un techo alto. Por su personalidad y por su pasado en Boca su presencia en Racing no iba a generar indiferencia. Y esa era la búsqueda, la de dar un golpe en la mesa. Acaso quien mejor describió el fichaje fue el jugador más emblemático que tuvo Racing en esa posición de enganche: Rubén Paz. “Hay que poner los huevos arriba de la mesa y afrontar lo que puede pasar con Cardona afuera de la cancha. Después no hay que quejarse. Cardona juega bien y te sorprende”, dijo el uruguayo en Radio La Red.

La de la Academia es la octava camiseta que usa en su carrera: Boca, Atlético Nacional, Independiente Santa Fe, Junior de Barranquilla, Pachuca, Monterrey y Xolos. Nunca jugó más de dos temporadas consecutivas en el mismo club, un dato que vuelve visible la tensión entre su calidad y su temperamento. Eso mismo es lo que se vive hoy en la mitad celeste y blanca de Avellaneda. Pero aún el final de la historia no está escrito. Y Cardona cuenta con la ventaja de que siempre puede esconder alguna sorpresa en su botín derecho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.